Inicio Opinión Antonio Oliver Dunga y el fútbol como herramienta para construir un futuro de esperanza

Dunga y el fútbol como herramienta para construir un futuro de esperanza

187
0
Compartir

El fútbol es una herramienta que puede ayudar a conseguir un mundo mejor. Este deporte, esencialmente, es un puente que une a personas de muy distinta raíz y que, si se quiere, sirve para llevar buenos ejemplos y esperanzas a niños y jóvenes que desgraciadamente viven rodeados de necesidad y en mitad de peligros como la droga y la delincuencia.

Los ídolos, aquellos futbolistas que tocaron la gloria y que lograron lo máximo que se puede alcanzar jugando al fútbol, pueden acercar un poco de esa gloria a quienes han nacido en lugares condenados a la miseria. Algunos son conscientes de lo importante que es su labor y la fuerza que su presencia y sus palabras otorgan a esos jóvenes que les admiran y les siguen como un ejemplo. Hoy traemos el trabajo de un ídolo en Brasil y estrella mundial del fútbol.

Dunga, Campeón del Mundo con la Selección de Brasil y Seleccionador de la Canarhina, es uno de esos «dioses del balón» que están comprometidos y que, cada vez que se les requiere, acuden a poner palabras, consejos y ejemplo para que los niños vean que el deporte es un camino y una oportunidad para vivir en plenitud.

Ya hemos visto a Dunga en otras actividades similares. En esta ocasión el exseleccionador brasileño se ha ido a Fortaleza/ Ceará, al barrio Conjunto Esperança atendiendo la llamada del «Movimiento Vidas«. El «Movimiento Vidas» tiene como objetivo presentar a los niños y a los jóvenes de barrios hundidos en la marginalidad, historias de éxito que les puedan inspirar y que demuestren que hay un camino lejos del alcohol y de otras drogas. La iniciativa que tuvo múltiples actividades fue impulsada por la Cámara Municipal de Fortaleza y por la Asamblea Legislativa del Estado de Ceará.

Dunga  participó en estas actividades y convivió en esta jornada con organizadores y participantes. Habló con los jóvenes y dejó su ejemplo de vida deportiva con la esperanza de que ese ejemplo sirva como palanca a los niños y niñas que fueron protagonistas en este encuentro. El exselecciodor y campeón del Mundo con Brasil se dirigió a los jóvenes con estas palabras que recogió el Diario do Noroeste: “Tenemos que conseguir que esta juventud se quede en la escuela. Lograr que escuchen al padre y a la madre. Los jóvenes pasan demasiado tiempo en internet y pierde cosas buenas de la vida. Deben entender la importancia de personas como el profesor y la importancia del papel de la familia. La acción de los poderes legislativos debe crear un ambiente favorable para las oportunidades».

Dunga,  un buen ejemplo dentro y fuera de los terrenos de juego, conoce la importancia de los buenos consejos y de las buenas oportunidades a la hora de conducir la vida de los jóvenes.

Con acciones como esta las estrellas del balón, Dunga en este caso, devuelven a las gentes humildes lo que recibieron de esas personas cuando les apoyaron desde las grades de los estadios en los que consiguieron la gloria. Los grades deportistas jamás olvidan eso. He aquí el ejemplo. Felicidades.