Inicio 1ª División El Madrid paga caro el arbitraje y su primera parte

El Madrid paga caro el arbitraje y su primera parte

233
0
Compartir

Barça clásicoEl Barça se ha impuesto por 2-1 al Real Madrid en el Camp Nou. Mucho se llevaba esperando este partido y no ha dejado indiferente a nadie. Se podría decir que hemos visto dos partidos en 90 minutos. La primera parte con un Madrid desaparecido y un Barça con dominio de la pelota pero con escasas acciones de peligro. En la segunda parte se pudo ver a un Madrid totalmente distinto presionando y conduciendo la pelota al área rival a la velocidad del rayo, en cambio el Barça se mostraba con más dudas como si el ir por delante en el marcador  no los diera seguridad, perdían balones y se encomendaban a la figura de su salvador, Victor Valdés.

Otra cosa ya es lo de Undiano, se le fue de las manos el querer contentar a todos con las faltas pero se olvidó de pitar dos penaltis que se veían desde la última fila del Camp Nou. Cristiano Ronaldo tuvo un déjà vu del partido ante el Málaga, dispuso de ocasiones claras pero siempre se topaba con Victor Valdés. Messi en cambio estuvo bastante desaparecido durante todo el encuentro, aunque su ausencia fue suplida por Neymar.

Mala primera parte del Madrid

En la primera parte Ancelotti decidió probar con Sergio Ramos en el centro del campo acompañado de Khedira y Modric, un planteamiento muy lejos de querer dominar el balón. El Barça tuvo una pequeña ventaja en ello y quiso aprovecharlo dominando y moviendo el balón de lado a lado viendo como los madridistas los seguían con los ojos. Pero el Barça tampoco estaba para tirar cohetes, la posesión era estéril y faltaba profundidad que se buscaba en Neymar y Messi. Arriba el Madrid era más de lo mismo, Cristiano y Di María se veían estorbados por Bale que actuaba de ‘9’.

 ClásicoEl balón en una de esas frondosas circulaciones acabó en los pies de Andrés Iniesta, levantó la cabeza y le puso el balón a Neymar. El brasileño se metió en el área y golpeó con el interior de su pie derecho, pasando el balón entre las piernas de Carvajal y alejando la pelota lejos del alcance de Diego López poniendo el 1-0 en el marcador. El primer gol del astro brasileño en un clásico que desató la locura en el Camp Nou.

Con lo más difícil ya hecho el Barça siguió con el dominio del balón y durmiendo el partido ante la falta de ideas del Real Madrid que era incapaz de elaborar jugadas de peligro.

Cambio total en la segunda parte

En la segunda parte el chip del Madrid cambió, Ancelotti dio entrada a los 10 minutos a Illarramendi y deshizo el invento del centro del campo. También quitó a Bale y puso a Benzema en su lugar, que mejor escenario para dar un golpe sobre la mesa. El Madrid había adelantado las líneas y ahogaba al Barça mediante una presión acosadora. Los blancos se tiraron arriba y empezaban a sacar a escena a Victor Valdés.

AlexisAnte esa insistencia de los blancos llegó el penalti no pitado a Cristiano Ronaldo y el trallazo de Benzema que se estrelló en el larguero. El Madrid metía miedo y el Barça se encomendaba la figura de Victor Valdés. Cuando mejor estaba los madridistas Alexis observó un poco adelantado a Diego López y metió el segundo gol. Un golazo que daba respiro a la afición local y a sus compañeros.

El gol no hizo caer los ánimos al Real Madrid pero si subió los del Barça. Ambos se intercambiaron golpes, Cristiano era incapaz de batir al meta azulgrana y Messi se topaba con la zaga blanca. Tuvo que ser en el descuento cuando los blancos encontraron una pequeña pero insuficiente recompensa al trabajo de la segunda mitad. Cristiano impulsaba un contragolpe atrayendo a todos los futbolistas azulgranas y con un pase dejaba solo a Jesé que marcaba el definitivo 2-1.

Los tres puntos se quedaron en Can Barça tras una segunda parte frenética con polémica incluida y los madridistas se marcharon de vacío como castigo a su primera parte.