Inicio Atlético de Madrid Un 2013 de reivindicaciones

Un 2013 de reivindicaciones

278
0
Compartir

 

Atlético de MadridAbran las cartas que los niños aficionados al Atlético de Madrid han enviado a los Reyes Magos este año y comprueben cómo muchos de ellos han pedido que el próximo año se parezca al que ya expira. Y no es para menos. Este ha sido un año de dicha para los colchoneros. Se entraba en él con su equipo dando guerra entre los dos grandes que, se suponía, debían monopolizar el cotarro. Aseguraron su billete directo a la Champions los hombres del Cholo y se centraron en la final perfecta. Lo conseguido el 17 de mayo, al derrotar al eterno vecino y enemigo en su propio estadio tras catorce años sin hacerlo, quedará en la memoria de muchos para los restos.

Se llegaba a un verano que se anunciaba convulso y que comenzaba con la salida de la estrella. Radamel Falcao abandonaba la ribera del Manzanares y todo el mundo pensaba que sus rugidos serían añorados en exceso por los rojiblancos. Como recambio llegaba David Villa que, pese a ser uno de los héroes del mundial de Sudáfrica y un delantero de garantías, no atravesaba su mejor momento. Se anunciaban incorporaciones jóvenes como la de Alderweireld o Guilavogui y todos los nuevos hablaban de una exigencia máxima y un esfuerzo terrible. El Guaje llegaba a asegurar durante la pretemporada: “no he corrido tanto en mi vida”.

Tal vez debido al grandísimo trabajo del Profe Ortega, la sensación que quedó, tras perder la Supercopa de España, fue mucho más que esperanzadora. No se perdió ninguno de los dos encuentros ante el renovado Barcelona del Tata y en Liga las cosas no podían ir mejor. El equipo se ha agarrado al coliderato y solo Espanyol y Villarreal han sido capaces de arrebatarle algún punto a los rojiblancos. En este periodo liguero han vuelto a visitar Chamartín, contra el más galáctico Real Madrid, y de nuevo han salido victoriosos. Esto hace que a día de hoy, de la mano de un Diego Costa brutal que apunta al mundial con la Roja,  el Atlético se sitúe segundo en la clasificación, con los mismos puntos que el FC Barcelona que va líder y cinco por encima de los de Ancelotti.

Esta buena dinámica también la ha exhibido el conjunto madrileño por Europa. Ha acabado siendo el mejor primero de grupo de todos los de la presente edición de la Champions League. Y para entender mejor el mérito de esto hay que tener en cuenta que una vez que el equipo consiguió la clasificación matemática, fueron los jugadores que estaban disfrutando de menos minutos los que se hicieron cargo de esta competición. El Atlético ha sido capaz de todo esto sin contar con la presencia de muchos futbolistas que, se suponía, iban a ser pilares básicos esta temporada: Mario lleva lesionado casi dos meses, Baptistao no ha contado con oportunidades desde su lesión, Adrián sigue siendo una sombra del que fue, Cebolla apenas ha dispuesto de minutos.

Simeone cuenta con una plantilla muy amplía, tal vez demasiado. Esto hace que haya muchos clubes que este mercado de invierno no quitaran el ojo de encima al Calderón. Caminero sopesa con el Cholo la posibilidad de cesiones mucho más que apetecibles. Es el caso de chavales como Giménez, Guilavogui, Manquillo o Baptistao que necesitan minutos para que su progresión siga siendo tan meteórica como hasta ahora. El club ya ha hecho saber al Cebolla que, pese a que no ha jugado mucho, se cuenta con él. Así que las únicas salidas que se barajan serían en forma de cesión.

En este aspecto también suenan nombres como el de Lamela o el de Correa, pero desde el cuerpo técnico del equipo se ha dejado bien claro que para que alguien llegue, alguien debe salir, y esto se antoja casi imposible. Con Raúl García reivindicándose cada semana ante Simeone. Con Koke pidiéndole a gritos a Vicente del Bosque una plaza en el avión a Brasil. Con Costa poniendo sobre la mesa números de delantero ‘top’; parece harto complicado arrebatarle alguno de sus pupilos al Cholo.

Costa

Tanta reivindicación individual está haciendo que sea el grupo entero el que reclame para sí un reconocimiento acorde con su esfuerzo. Han dejado claro que hoy por hoy se encuentra al nivel de los dos grandes de España y que no están en la Champions de paso. Han demostrado con regularidad y buen hacer que los números que están obteniendo no aparecen de la nada. En este 2013 el Atlético de Madrid se ha reivindicado ante el mundo futbolístico reclamando su lugar entre los grandes.