Inicio Atlético de Madrid Villarreal 0 – 1 Atlético: Torres enseña el camino

Villarreal 0 – 1 Atlético: Torres enseña el camino

294
0
Compartir

torres asenjo villarrealFundamental la victoria conseguida por el Atlético de Madrid, en el Madrigal, para sus aspiraciones a culminar tercero en Liga. Un gol de Torres hizo que los madrileños arrebatasen los tres puntos a un Villarreal que un muy notable partido.

Arrancó el encuentro con ritmo. Primeros minutos para el submarino amarilla que no encontró peligro en ese arreón inicial. Se hicieron entonces con la pelota Koke y Arda y siempre que estos aparecen el Atlético vive en el área rival. La tuvieron Griezmann y Mandzukic. Se sucedieron los centros desde ambas bandas y tanto Juanfran como Gámez ocuparon los huecos exteriores dejados por los dos volantes colchoneros. Arda tuvo la más clara para los suyos con un balón peinado, que pilló a Asenjo a media salida. El esférico se fue lamiendo el poste y esta acción cerró una etapa en el choque.

Y digo esto porque el casi gol del otomano sirvió de jaro de agua fría para los de Marcelino. Volvieron a tener los amarillos presencia en el juego. Campbell causó estragos pero el peligro llegaría precisamente en la que suele ser una de las bazas del Atlético. Centro medido, justo a esa altura en la que toque quien toque la pelota esta entra. Víctor Ruiz fue quien la peinó obligando a Oblak a hacer una de las paradas del año. Tremendos los reflejos del esloveno que se lanzó al suelo para desviar un balón que justo después Godín tendría que sacar bajo palos.

Paso por vestuarios y ambos equipos con la sensación de que el empate se quedaba corto. El descanso sentó mejor a los rojiblancos aunque la sensación de peligro no fue la de los primeros 45 minutos. Se trabó el juego y la lucha en el centro del campo se hizo tediosa para el espectador. El rigor táctico frustró los intentos por diferenciar de un cada vez más cansado Arda. Se llegó a ese momento en que sabes que un error puede ser decisivo y si no que se lo digan a Bailly.

Torres, que había entrado por Mandzukic, arrancó como una bestia a la presión sobre Bailly que se hizo un lío dejando al de Fuenlabrada solo frente a Asenjo. Trató el atlético de marcharse del cancerbero local que por los pelos no se la quitó. Parecía que el madrileño se disponía a empujarla cuando  recortó metiendo a dos defensores amarillos, que se lanzaron a detener su disparo, en la portería. A placer firmó el único tanto del partido Torres que vuelve a ver portería cuando más arreciaban las críticas hacia su persona.

Tras el tanto llegó la tormenta amarilla, pero el Atlético es un equipo con un soberbio paragüas. Ya lo decía Sabina: “Qué manera de sufrir”. Si de algo sabe el equipo del Cholo es de aguantar resultados. Godín y Miranda imperiales. Gámez y Juanfran se olvidaron de subidas y los once rojiblancos trabajaron en defensa como acostumbran. Lo intentó el Villarreal con centros al área y  transiciones rápidas pero ya nada movería el cero a uno del electrónico.