Inicio Opinión Antonio Oliver Iker y la senda de Fray Luis

Iker y la senda de Fray Luis

186
0
Compartir

CASILLAS EXTERIORCasillas anda preocupado. Se siente “diana”. Lo entiendo. Ha pasado de no responder por nada a responder  de todo. Hubo un tiempo en el que, pasara lo que pasara en el Real Madrid, nada pasaba por la portería. Casillas entrenaba a su ritmo, marcaba sus tiempos y hacía su papel de titular en el campo y en los entrenamientos. Él mejor que nadie lo sabe. Nada estresante. Cambiaron los tiempos, cambiaron los vientos y la brisa de otros entrenadores que quisieron y no se atrevieron (Capelo y Schuster ), mudó en el levante pegajoso, ardiente y cierto de Mou. Iker no daba crédito pero le cambió la vida.

Ahora, pese a estar bien rodeado de propios, sabe que cada partido es un examen, como debe ser para un portero del Real Madrid pero, en su caso, por falta de costumbre, es más duro y más ruidoso. Insiste en que su futuro es el Real Madrid, De Gea también. Reconozco que siempre me gustó Casillas y que, como todos, valoré su virtud balonmanística de resolver situaciones. España es muy de hacer santos y elevar a los altares a quien le da una alegría. España, ya lo ha notado Casillas, es muy de tirar los santos al suelo y negar sus milagros anteriores si no sigue haciéndolos a diario. Somos así. Entre una cosa y la otra Iker debiera mirar, ya que se le coloca en espacio de santidad, a Fray Luis y: “seguir la escondida senda por la que han ido los pocos sabios, (Butragueño o Raúl) que en el mundo han sido”

Él se empeña en decir que sigue y ya el madridismo intuye que solo es dinero…mal negocio. Un jugador con tantos garantes y tan buenos asesores debiera entender que hay un tiempo para cada cosa, lo dice el Eclesiastés, y su tiempo en el Real Madrid si lo alarga se rompe, se ensucia. Él verá…