Inicio FC. Barcelona Barça 5-4 Sevilla: Leo Messi derrota a un campeón indomable

Barça 5-4 Sevilla: Leo Messi derrota a un campeón indomable

311
0
Compartir

El FC Barcelona ha derrotado (5-4) al Sevilla FC en la final de la Supercopa de Europa disputada en Tiflis, Georgia. Leo Messi en dos ocasiones, Rafinha, Luis Suárez y Pedro Rodríguez marcaron para dar la vuelta al libre directo inicial de Éver Banega. Los de Luis Enrique, por quinta vez supercampeones de Europa, mantienen su racha triunfal y siguen aspirando al sextete tras sufrir lo indecible ante un Sevilla inconmensurable. José Antonio Reyes, Kevin Gameiro y Yevhen Konoplyanka completaron el resultado.

EFE Messi Barcelona Sevilla Supercopa EuropaUn concurso de tiros libres a la manera del All-Star de la NBA. Es lo que encontraron durante los primeros quince minutos de partido los aficionados que acudieron al Boris Paichadze Dinamo Arena a ver al Campeón de Europa y al Campeón de la Europa League. Tres lanzamientos de falta, tres ejecuciones milimétricas y tres goles de bandera.

Aprovechó Éver Banega la primera interrupción del partido, una falta al borde del área blaugrana, para firmar el primer chut maravilloso. Sorteando la barrera y de forma pausada, el esférico acarició la red cerca del palo izquierdo de Ter Stegen. Inmediatamente después y en acto reflejo dictó sentencia Messi. Doblando la apuesta.

Primero en el minuto 5 y después en el 15, el genio argentino clavó dos golazos en la meta de Beto para recuperar el metrónomo del partido. En adelante firmó el conjunto de Luis Enrique su mejor fase, manteniendo siempre al Sevilla a contrapié y aprovechando su calidad para atemorizar a la defensa andaluza. Fue sin embargo, y paradójicamente, cuando el Barça materializó su superioridad el momento justo en el que los sevillistas comenzaron a crecer.

Cantó gol Rafinha antes del descanso tras asistencia de Luis Suárez y posteriormente anotó el ‘9’ el 4-1 para finiquitar la final. Eso parecía hasta que el equipo andaluz, en su enésima resurrección y haciendo valer su famoso leitmotiv Casta y coraje, consiguió igualar la contienda antes del pitido final.

EFE Messi Barcelona Sevilla Supercopa Europa 2Recortó primero Gameiro desde los once metros tras un agarrón en el área de Mathieu a Vitolo y remató la faena Unai Emery desde el banquillo. En una repetición de lo sucedido en la final ante el Dnipro, el técnico vasco retiró a un malhumorado José Antonio Reyes para revolucionar el tramo final con los recambios. En Georgia fueron los recién llegados Ciro Immobile y Yevhen Konoplyanka quienes dieron el golpe de gracia al Barcelona con una asociación mortal a nueve minutos de la resolución.

El Sevilla lo había vuelto a hacer; volvió a ponerse en pie cuando estaba desahuciado y peleó un nuevo título europeo como el ya veterano del viejo continente que es. Fueron sin embargo las botas de Messi, allí donde empieza todo, las que pusieron en movimiento la jugada que coronó al nuevo Supercampeón de Europa por salvoconducto de Pedro, cuando corría el 115 de juego. El Diez que ha marcado ya el fútbol del siglo XXI volvió a guiar a su equipo, volvió a ser determinante y levantó una vez más sus brazos como campeón. Necesitó cinco goles, pero sucedió. El FC Barcelona del genio argentino conquistó en la noche georgiana su quinta Supercopa; el Sevilla FC demostró una vez más en un escenario europeo su razón decir: nunca rendirse, un tesoro incalculable.