Inicio Fútbol Sala Miguel Rodrigo: “Mi experiencia en Japón”

Miguel Rodrigo: “Mi experiencia en Japón”

740
0
Compartir

IMG_1571 (3)Iniciaré contando dos anécdotas que os harán comprender el país en el que vivo desde el 2009. La primera es el Hotel Cándido de Segovia, donde vamos cada año, cuando las limpiadoras me afrontaron en el desayuno, ya transcurridos unos días de nuestra estancia allí, y me dicen que no se podían creer como dejaban las habitaciones tras marcharnos a entrenar por la mañana, a las que le unieron las camareras de la sala para corroborar el mismo hecho tras terminar las comidas. La segunda fue mejor todavía. Habíamos terminado un partido amistoso en Tudela y ya saliendo del pabellón oigo los gritos del bedel del pabellón que me llamaba “míster, míster”. Me giré pensando que había pasado algo o nos habíamos olvidado algo pues braceaba y gesticulaba raramente. Me dice “ven, ven, no me lo puedo creer”, y me llevó al vestuario para mostrarme como lo habían dejado tras el partido. Ni una gota de agua en el suelo, ni una botella, ni una venda, nada de nada. Claro, y no me asombré, ya estaba acostumbrado pero él, creedme, casi lloraba de la emoción, hahahaaaaaa!. Finalmente, y no sé cómo, me encontré la noticia en los periódicos de Navarra. Me alegro mucho porque el respeto y el civismo se inicia a veces con los ejemplos de otras culturas.

Estos valores se pueden incluso comprobar en las canchas de juego, no quiero ser pesado, pero os añado otras dos anécdotas que me dejaron en estado de shock. Tras terminar el entreno de la selección, después de la ducha, veo a los jugadores coger las mopas del pabellón y pasarlas ellos mismos con la idea de dejar la pista igual que se la encontraron o mejor, increíble (os aseguro que es habitual, un hábito). Y la otra es cuando el capitán de la selección jugando con su club, escucha un insulto desde la grada, llama al árbitro y se para el partido, identifican al espectador y le obligan a pedir perdón desde la grada para poder continuar el partido. Alucinante y educativo para todos los niños que había allí.

Llevo ya 6 años y pico aquí y estoy muy feliz. Hay mucho trabajo por hacer en el fútsal japonés. Solo tenemos ocho años de una liga pseudoprofesional (F League), con algunos jugadores brasileños profesionales y otros mezclados (japonés-brasileño, peruano o argentino), una media de 1.500 espectadores, unos árbitros que provienen de fútbol pero que han elevado mucho su nivel y unos clubes que empiezan a tener sus propias escuelas de fútsal para crear una base.

A nivel recreativo el fútsal es muy popular, lo juega mucha gente y sobre todo público femenino (siempre que ves una pista de fútsal verás hombres y mujeres jugando juntos, siempre), celebrities, cantantes, famosos, actores y cómicos muy conocidos por lo que es un deporte muy difundido socialmente. Como anécdota puedo contar que el fútsal es un deporte usado incluso comercialmente para el “ligoteo”, se organizan “blind dates” para buscar novio/a semanalmente y tienen mucho éxito.

IMG_1610 (2)El pasado año hice un reality show en la tv nacional que ha cambiado el fútsal japonés dado el éxito que tuvo, los premios que recibió y a que una de las princesas de la corte imperial exteriorizó públicamente que lo había visto. Durante 8 días estuve conviviendo con 15 niños de entre 11-13 años enseñándoles futbol sala para ser mejores jugadores de futbol. El programa funcionó, tuvo que ser difundido cinco veces, se han hecho ya 3 secuelas y en breve un dvd de 3 horas estará a la venta. Gracias a ello todo el mundo del futbol, padres y madres, profesores de educación física etc…conoce el fútsal como deporte formativo y de elite y yo lo noto por la calle donde en ocasiones me paran para un “selfie”. Lo llamaron la “Lección Milagro de Miguel” por los efectos que tuvo en ese grupo de niños solo elevándoles su confianza para tomar decisiones, ofreciéndoles autonomía en el juego siendo yo solo un guía, aprendizaje a través de la resolución de problemas a través de preguntas, ejercicios con componentes perceptivos y decisionales que les hizo más creativos etc…Algo que en España es normal, aquí ha supuesto una revolución y debate nacional, creedme. Ahora tengo ofertas para dar conferencias en el mundo de los “business men” y universidades de empresariales sobre el método, tengo firmados dos libros, uno para papás y mamás (a lo súper nani) y otros para entrenadores.

IMG_0346 (2) Mi trabajo fundamental además de la selección nacional con la que hemos ganado los dos últimos campeonatos de Asia (2012 y 2014) es crear el “árbol del futbol” en Japón, es decir, fútbol sala, fútbol 8 y fútbol 11 como el camino que debería seguir un niño para convertirse en un buen futbolista. Ya está el fuútbol 11 lógicamente, hace tres años creamos el fútbol 8 y en menos de 5 años espero que hasta los 9-10 añitos se juegue fútbol sala como deporte obligatorio y oficial de la federación. Para ello estoy semanalmente impartiendo clinics en federaciones locales, colegios, universidades y sobre todo en los clubes de fútbol de 1ª y 2ª división para mostrarles la metodología de entrenamiento del fútbol sala para que lo introduzcan en su trabajo de la base. El triunfo de nuestro equipo nacional de fútbol (juegan fútbol sala en campo grande) me ayuda a tener credibilidad y les pongo numerosas imágenes de ello. Qué quieren de mi? sobre todo aspectos de la posesión del balón y el juego entrelineas, movimientos en espacios reducidos para la finalización rápida, el contraataque, ejercicios de entrenamiento para la toma de decisiones rápida y el cambio rápido de ataque a defensa y viceversa.

En estos seis años me he concentrado en la creación del curso de primer nivel de entrenadores de fútsal con los consiguientes libros de texto (ocho libros), en la creación de un cuerpo de instructores que difundan el fútsal por todo Japón (ya disponemos de quince personas). El próximo año ya tendremos incluso el nivel dos y cada año ofrecemos 20 cursos de monitores para niños. Esto es un gran progreso para establecer las bases del futuro.

IMG_1321 (2)Para terminar solo daros algunas pistas para los que tengáis en vuestros planes venir para Japón. Deciros que la cultura japonesa es extremamente compleja en cuanto a lo que se refiere a la cabeza y la motivación. Lo que a un occidental le motiva, a un japonés le “resbala”, y eso es importante conocerlo rápido porque si no les conoces por dentro, sus peculiaridades culturales, no los activas y esa fue la clave para el triunfo en el pasado campeonato de Asia ante la invencible Irán: tocar las “teclas” justas en cada momento. Con ellos hay que hacer  hincapié en el entrenamiento de la toma de decisiones, animarles a tomarlas con confianza; son muy “miedosos”, tienen miedo a fallar desde pequeñitos, dependen continuamente del entrenador y eso les impide progresar (ocurre en sus vidas cotidianas y también en el deporte, es su cultura, nadie debe sobresalir sobre el resto, todos iguales). A ellos les va el entrenamiento analítico, una única solución para todos los casos, y eso, es imposible en el deporte colectivo, así que es aquí donde más deberéis insistir para hacerles mejores y saquen todo su talento. Veréis como en el futuro el fútbol y el fútsal japonés estará entre lo mejores porque ya traen de serie valores como el trabajo hasta la extenuación, el sacrificio, la solidaridad, pensar en los demás ante que en uno mismo, el orgullo, la disciplina…algo que en un jugador español es una lucha y conquista diaria.

Un saludo gigante desde Tokio para todos los seguidores de palabradefutbol.com y gracias por haber dedicado cinco minutos a la lectura de mis apasionadas experiencias en la tierra de los samurais.

Miguel Rodrigo es Seleccionador Nacional de Japón FS