Inicio Opinión Antonio Oliver Real Madrid – Sevilla FC: el mejor regalo

Real Madrid – Sevilla FC: el mejor regalo

550
0
Compartir
Por Antonio Oliver.
La eliminatoria de Copa, Sevilla-Real Madrid es el mejor regalo que el fútbol español puede hacer a sus aficionados. En este momento se trata de los dos equipos que emiten mejores señales. El Real Madrid, al que se le ponen demasiadas pegas a pesar de ser primero y campeón de todos los títulos que ha disputado con Zidane, es un equipo fiable y que no acusa ni lesiones ni ausencias derivadas de la rotación.
El Sevilla ha vuelto a hacer el milagro de la reconversión y la eficacia. Desmanteló la platilla para rehacerla, como casi cada temporada, y con la llegada de Sampaoli está logrando unos niveles de efectividad que colocan al conjunto sevillista como la revelación de la presente campaña. Está arriba en la Liga y ha conseguido superar la fase de grupos de la Champions. Los números del arranque de temporada no pueden arrojar mejor saldo.
El triple enfrentamiento, Copa/Liga, de estos días representa la prueba de más entidad para los dos conjuntos. La exigencia del emparejamiento copero y el añadido de la jornada de competición regular, va a proyectar las virtudes y las carencias de dos equipos que llegan  a este lance en el mejor momento anímico.
El Sevilla demuestra que la exigencia de Sampaoli ha sido perfectamente entendida por sus jugadores y que la intensidad que propone el cuadro andaluz, es un listón alto para sus rivales. Los antecedentes también suman otro atractivo al enfrentamiento, Sevilla y Real Madrid se vieron las caras en la Supercopa. Aquel partido fue intenso y dejó muy mal sabor de boca al sevillismo. Aire de revancha deportiva. Por su parte el Real Madrid viene con el viento a favor. Ha ganado casi todo lo importante que ha tenido en juego esta temporada.
Empató en Barcelona, ganó con suficiencia en el Calderón, ha logrado el Mundial de clubes y lleva sin perder mucho tiempo. Algo se va a quebrar en esta serie de partidos a los que llegan dos “trenes de alta velocidad”. Es imposible que ambos salgan sin merma. Uno de los dos gigantes va dejarse algo, eso es seguro, lo que hace falta es ver si la imagen dada puede paliar lo que hayan perdido en el camino. Esto no suma, pero cuenta.
El Real Madrid no va a tener a Sergio Ramos en el primer choque copero, mientras que el Sevilla llega con todo. Los sevillistas solo están pendientes de que algún movimiento del mercado les deje sin N´zonzi y de ver cómo ha llegado Nasri después de los sobresaltos de las vacaciones. En ningún caso los detalles van a condicionar decisivamente estos enfrentamientos. Se trata de dos equipos con la autoestima por las nubes y conscientes de la importación deportiva y emocional de lo que se juegan. Estamos ante un episodio futbolístico de grandísimo nivel. El equipo de Zidane va a tener que armarse bien mentalmente porque, pase lo que pase en el Bernabéu, la vuelta de la Copa será en Sevilla y ese campo pesa mucho. El conjunto madridista va a ser exigido al máximo nivel pero, por lo visto en los últimos meses, en esos escenarios los jugadores del Real Madrid se han desenvuelto bien.

Nadie imparcial se atreve con un pronóstico. Hay mucho fútbol y demasiado en juego para atreverse a señalar favorito. El resultado de la Copa podría, condicionar mucho el partido de Liga. Nada es trivial en este momento y menos con estos dos equipos frente a frente. Eso es lo mejor y lo que hace de este triple enfrentamiento una probeta de laboratorio futbolístico en la que se combinan deporte, ambientes, oportunidades, tensión, emociones, aciertos y errores. Un lujo para el observador tranquilo y un volcán para los afectados: fútbol.