Inicio Fútbol Provincial Toni: paciencia como virtud y calidad como razón

Toni: paciencia como virtud y calidad como razón

1258
0
Compartir

Alejandro Arce. – Antonio Romero Higueras, “Toni”, está llamado a ser uno de los líderes del nuevo proyecto del Real Jaén. Tal vez por la capital sorprenda su fichaje por eso de que el próximo mes cumplirá los 30 y quizás por su desconocimiento acerca de este fenómeno.

Natural de Beas de Segura, donde le idolatran, Toni empezó muy joven a destacar y jugar en categoría sénior gracias a su gran manejo con el balón en los pies, su cambio de ritmo y su enorme visión de juego. Con 21 años, aceptó la oferta de Juande Peralta y salió rumbo a Villanueva del Arzobispo dónde hizo un temporadón en la Regional Preferente con el CD Villanueva. Se ganó el respeto de la exigente parroquia villanovense a base de talento y goles ganando el trofeo a la regularidad que empezó a otorgar en aquellas fechas la revista local Aficionado como mejor jugador.

En esa época, los ojeadores visitaban el San Blas dispuestos a convencer a Toni para que aceptara alguna oferta que se decidiese a luchar por ser futbolista. Finalmente, no sólo no tiró hacia adelante sino que prefirió volver a Beas de Segura para estrenar el césped artificial del Hondonero y conseguir un ascenso en su localidad. Un ascenso que, con su presencia, estaba cantado. Acompañaron al Linares Deportivo, el otro club que subió aquel año a la Regional Preferente. La temporada 2010/11 fue la de asentar al CD Beas en la categoría conquistada y la de su destape goleador: 19 dianas en 28 partidos. Unas cifras que lo animaron a buscar nuevos retos.      

Villacarrillo, en este caso en Primera Andaluza, a partir del verano de 2011 se convirtió en su nuevo destino. Entrenado por Alberto Lasarte  logró el primer ascenso de la entidad celeste a Tercera División y se proclamó campeón de la Copa Subdelegado ante Los Villares CF por 2 – 0. Aquella calurosa mañana de junio, Toni puso su sello en la final disputada en el San Miguel de Úbeda con uno de los tantos del encuentro para firmar 15 goles esa campaña.

Las siguientes tres temporadas las vivió siendo un indiscutible en el once del equipo celeste en Tercera División, categoría en la que debutaban tanto él como el Villacarrillo CF. En el verano del 2015 tras el descenso de su equipo y tras no aceptar propuestas tan importantes como la del Atlético Mancha Real, que finalmente terminó ascendiendo a Segunda B, Toni prefirió volver a su zona de confort en Beas. De nuevo en casa, empezó la temporada lesionado y tras recuperarse luchó el ascenso en una segunda vuelta brillante. Lo viví en primera persona al frente del banquillo del CD Villanueva. Precisamente un empate a cero en el Hondonero acabó desnivelando la balanza a nuestro favor y le privó de conseguir un nuevo ascenso, que quizás hubiera cambiado su destino.

El pasado verano, Toni atendió la llamada de Francis Martínez. Volvió a Villacarrillo en División de Honor para guiarlo nuevamente a un ascenso a Tercera División. Coincidió con Valenciano, que no ha dudado en llevárselo con él sabiendo que es una apuesta segura. Y es que en el fútbol, como en la vida, a veces las cosas tardan en llegar, y lo bueno se hace de esperar. En el camino sobresaltan las dudas pero los que conocemos a Toni, lo hemos tenido a favor o en contra, sabíamos de su potencial tanto humano como futbolístico, que le han acompañado siempre y hoy, le permiten representar al Real Jaén. Mucha suerte y disfruta haciendo disfrutar a los que se encuentran a tu lado.