Inicio Linares Deportivo El Real Jaén mira hacia arriba y hace saltar las alarmas en...

El Real Jaén mira hacia arriba y hace saltar las alarmas en el Linares Deportivo

1905
0
Compartir

El Real Jaén se lleva un derbi descafeinado en el que los de Ballesta, sin brillo, ningunearon a los de Aguado. 

 

Partido poco vistoso el que hemos presenciado en La Victoria. Los jiennenses se llevan los tres puntos amén a una segunda mitad en la que fueron más efectivos que en la primera. Los azulillos apenas crearon peligro y se mostraron como un equipo muy blandito.

En los instantes previos al encuentro, y organizado por el Real Jaén, sonó el Himno Nacional en el Estadio de La Victoria. Ambos equipos portaron la rojigualda en su salida al verde, al tiempo que los pocos aficionados que se daban cita en el Municipal mostraban las banderas repartidas a la entrada.
En las gradas, como decimos, poco ambiente, y en el fondo reservado a los aficionados azulillos un solo valiente. Además, los fondos tampoco estuvieron ocupados por los dos grupos ultras del conjunto local, a los que se les ha vetado la entrada al encuentro por parte del Real Jaén.
La polémica por el precio de las entradas enfrió el ambiente. En breves instantes les contaremos en este medio lo sucedido en los días previos al encuentro y las propuestas que se realizaron.
El partido arrancó frío también en el verde. Tan solo un disparo de Jonathan Rivera desde la frontal en el minuto 9 logró despertar algo a los aficionados, pero el disparo se marchó a la izquierda de Robador. El susto de la tarde lo dio un aficionado en el minuto 15. Un desmayo hizo alarmarse a todo el estadio y los sanitarios tuvieron que hacer su trabajo. Esperemos que no sea nada.
El fútbol no se detuvo y Brahín, en el 21, lo intentó tras una magistral jugada, pero su disparo se estrelló en las piernas de la defensa lagarta. Un minuto más tarde fue Admonio quien lo intentó de cabeza tras un centro medido de Sergio Ortiz. El conjunto azulillo parecía estirarse poco a poco.
No obstante, el Real Jaén trataba de llegar y Nando Copete lo intentaba con un zurdazo similar al que había intentado minutos antes Rivera, pero con la diferencia de que en esta ocasión, Robador si que tuvo que emplearse a fondo para enviar a córner. Y en el bucle de repeticiones de jugadas, otra vez Armonio volvió a rematar un centro de Sergio Ortiz.
La mejor ocasión local llegó en el 31 por medio de Copete y amén a un garrafal error de Ibra que le entregaba la pelota al atacante jiennense en la frontal. Entre Robador y Palomeque evitaron el tanto. Tan solo un par de minutos más tarde, volvió a tenerla Copete, pero el jugador blanco se escurrió cuando pretendía armar el disparo.
En el 38, y nuevamente desde la frontal, Cervera hizo trabajar a Robador, cuyo rechace cazó Migue Montes, que no pudo rematar entre los tres palos. Las ocasiones eran locales, si bien ninguno de los dos conjuntos brillaba especialmente. Sergio Ortiz quería empujar a los azulillos y lo intentó desde la frontal con un remate que hizo trabajar, aunque sin apenas dificultades, a Emilio.
En el 42 iba a llegar el gol para el Real Jaén, pero fue anulado por fuera de juego de Vera, que era quien aprovechaba el rechace de Robador a remate de Montes. Una falta innecesaria de los azulillos en el pico del área provocaba esta situación. En el 45, el colegiado Ruiz Aguilera, perdonaba la expulsión a un Palomeque que había visto cartulina minutos antes y que pudo ver la segunda de no ser porque el colegiado amonestó erróneamente a Brahín. Con esta acción se llegaría al descanso.
Aficionados locales se quejaban durante el tiempo de descanso porque acababan de entrar al estadio a pesar de haber llegado a las taquillas minutos antes del comienzo del encuentro. Sin duda, organizativamente, no ha sido la tarde del Real Jaén.
“Jaén merece más” y “Todos a una por Linares” aparecían en pancartas portadas por ambos conjuntos justo antes del inicio de una segunda mitad en la que los locales parecían salir con una marcha más.

El partido comenzaba a ganar en intensidad (que no en brillantez) y la posesión era lagarta. Tanto lo intentaban los de Ballesta que en el 61 Heredia estuvo a punto de inaugurar el marcador con un impresionante testarazo al que tuvo que responder Robador con un auténtico paradón a una mano para mandar el esférico a la esquina. Tras el saque de córner, Heredia volvió a rematar, esta vez con el pie, pero el disparo se marchó por encima del larguero.

El primer gol de la tarde lo iba a materializar en el 66 Migue Montes. Un centro medido de Juanlu lo aprovechaba el delantero para, con pierna izquierda y de primeras, batir a Robador. Estaba claro que si llegaba un gol, sería de los blancos. Los azulillos veían a Emilio Muñoz desde la distancia. Tan solo Chomfli en el 69 vio de cerca al meta del Real Jaén en un carrerón por banda izquierda que finalizó con el centro del canterano azulillo en las manos del portero jiennense.

Pareció que el gol bajó el nivel de los locales y espoleó a los visitantes. En el 76, un remate de Admonio tras saque de córner, lo sacaba la defensa jiennense en la línea de gol para evitar el empate tras una incierta salida del portero del Real Jaén. En el 87 llegó el gran susto para los de Ballesta. Un error defensivo cuando los aficionados cantaban “olé”, no supo aprovecharlo Pekes para establecer la igualada.

Lo preocupante para los azulillos es que perdiendo el encuentro, la pelota estaba en el área de Robador, tanto que en el 93, una serie de imprecisiones dentro del área azulilla finalizaban con el tanto de Manolillo para hacer el 2-0. Robador, que había salvado un tanto, se equivocaba en esta acción. El portero debe estar más centrado en los partidos y menos en los “piropos” que le llegan desde la grada.

Así las cosas, el Real Jaén de Salva Ballesta se mete en los puestos de arriba, mientras que los de Joseba Aguado preocupan por sus tres derrotas consecutivas y, especialmente, por la imagen que están mostrando en las últimas semanas.