Inicio 1ª División La crisis parece ilimitada (0-1)

La crisis parece ilimitada (0-1)

226
0
Compartir

Ante los partidos del Real Madrid en el Santiago Bernabéu de esta temporada se pueden esperar dos cosas. En primer lugar, que Zidane decida dar entrada a Lucas Vázquez en el minuto 70. Eso es algo fijo, inamovible. Y, lo segundo, es que el equipo no sume los tres puntos salvo en contadas ocasiones: no ganar en casa es algo que se ha convertido en frecuente desde que comenzara la Liga allá por agosto: Barcelona, Betis, Levante o Valencia se han llevado punto del feudo merengue. Y, a estos, hay que sumar el Villarreal de Javi Calleja, que ha ganado en Chamartín con un golazo de Fornals de vaselina en el minuto 88.

Lo cierto es que la temporada del Real Madrid está siendo nefasta. Acumula, desde que Achraf batiera la meta de Sergio Rico a inicios de diciembre, casi 250 minutos sin anotar un gol en casa. Un equipo sin pólvora, con la puntería desviada y con el olfato de las hermanas Patty y Selma: nulo. Bien es cierto que Asenjo realizó una enorme actuación, con salvadas de verdadero mérito, ante ocasiones de Ronaldo, Bale y Marcelo. Pero nada de esto es excusa ante el pobre juego y la apatía perenne de los blancos.

 

Y, de nuevo, Zidane señalado. Y con razón. Con el partido en tablas y el Madrid necesitado de ganar, decidió sacar a Lucas Vázquez y Asensio, pero quitando del terreno de juego a Isco –su mejor jugador- y a Bale –el que más peligro estaba generando arriba-. De nuevo, decisiones reprochables y poco entendibles. Tampoco agotó los tres cambios, dejando en la banco a Mayoral, con quien parece contar entre cero y nada.

Por su parte, el Villarreal realizó un partido impecable. Se dedicó a defender ordenada y colectivamente, y a esperar sus oportunidades. Bacca tuvo alguna, pero fue su sustituto Unal el que se quedó solo ante Navas en un mano a mano en el 88. El costarricense le ganó la partida al ariete turco, pero el rechace le llegó a Fornals, que realizó una vaselina impecable al primer toque para hacer el único tanto del encuentro. De nuevo, en los instantes finales, como hizo el Betis de Setién por medio de Sanabria.

Mucho tiene que cambiar el Real Madrid si no quiere perder los puestos de Champions. Nadie estuvo ayer a la altura de las circunstancias. Y especialmente preocupante es el bajón de Kroos. Terminada la primera vuelta, el Barça aventaja a su eterno rival en una cifra demencialmente grande.

Foto: Realmadrid.com