Inicio Portada Rafa Lendínez, un muro en el lateral del Real Jaén: fuerza, coraje...

Rafa Lendínez, un muro en el lateral del Real Jaén: fuerza, coraje y tesón

732
0
Compartir

Juan Antonio Águila.- Rafael  Lendínez   Armenteros, (16-4-1963, Jaén).  Jugador salido de la cantera. Criado en el barrio de Peñamefecit,  allí donde empezaba a darle patadas a un balón en equipos como el Cortizo y Recreativo de Bail

 Luego pasó a las categorías inferiores del Real Jaén hasta que con 18 años, en la temporada 81-82 Pedrito contó con él para el primer equipo, aunque en una lista inicial del 3 de agosto se decía que sería cedido junto a otros como Galiano, Lara,  Cobo, Piña, Sonera y Del Monte. Posteriormente cambiaría su situación, siendo ésta la temporada en que más partidos jugaría (en total 38 de competición oficial),

En esta primera temporada actuó fundamentalmente de interior diestro y estuvo acompañado de una gran cantidad de canteranos (de una plantilla inicial de 33 jugadores, 27 procedían de la cantera, ¡qué tiempos!). Entre otros estaban Machado, Del Moral, Anquela, Toto, Lorite, Carballo, Ramón, Talero,  Chinchilla, Sandalio, Botubot, González, Rafa  y Haro II.

En la temporada 82-83 jugó menos partidos (no contó mucho con él Carmelo Cedrún), lo hizo en diferentes posiciones (defensa derecho, centrocampista,..) y en muchas de las ocasiones lo hizo saliendo sustituyendo a un compañero.Lalo sustituyó a Carmelo Cedrún.

En la siguiente temporada estuvo en el servicio militar en Jaén y como no podía entrenar con regularidad  fue cedido al Martos, por lo que con el Real Jaén no jugó un solo partido. El entrenador era Neme.

En la temporada 86-87 y siguiente fue titular, la mayor parte de los partidos como defensa diestro.: Jugó la temporada de titular como defensa diestro.

En la siguiente temporada (87-88) hubo problemas con Rafa Lendínez y Pedro López, ya que estaban dispuestos a marcharse del club (Rafa, incluso dejó de entrenar), si no se les pagaba lo que se le debía. Al final, hubo acuerdo y ambos decidieron continuar en el equipo.

Una vez terminados los encuentros de esta temporada, se comienzan a dar las bajas, alguna de ellas inesperadas, como ocurrió con Rafa Lendínez y Escribano, éste último había sido el máximo goleador del equipo, pese no figurar en todos los encuentros. Al no contar el club con sus servicios, se marchó al Gimnástico de Tarragona. También por las  discrepancias con Cortízo.y directiva.

En la temporada 89-90 se produce su vuelta al club bajo el mandato en el banquillo de Gregorio Manzano. Continúa jugando de titular en posición defensiva. Tan solo resaltar de esas temporadas que Rafa continuó con su coraje y pundonor hacia el equipo e incluso unas manifestaciones por parte de la prensa pudieron enturbiar su dilatada experiencia en los terrenos de juego. Todo fueron unos simples comentarios que quedaron en agua de borrajas.

En la temporada 92-93, concretamente el 5 de marzo, Rafa Lendínez fue operado, practicándosele una artroscopia para limpiarle el menisco y los ligamentos de una de sus piernas, y a finales de ese mes ya estaba entrenando con sus compañeros, lo que da idea de su raza y casta para sacrificarse para ponerse a punto lo antes posible, a pesar de no haber sido ese año titular.

En sus dos últimas temporadas como jugador, 93-94 y 94-95, comenzó a realizar también labores administrativas como gerente del club, trabajo con el que ha estado colaborando con el equipo, al menos mientras ha estado en el mismo Juan Carlos Hidalgo. Su último encuentro fue en Vitoria,94-95, donde Rafa fue reconocido por sus compañeros y le daban la vuelta al campo en hombros, algo que nunca olvidará. Las lágrimas de aquel día nunca las olvidará.

Tras dejar los terrenos de juego, seguiría en el Real Jaén de Gerente varias temporadas realizando una gran labor y siendo participe del Club en su conversión en SAD. Luego con la llegada de Gil Vázquez, acababa la vinculación de Rafa con el Real Jaén.

Luego tras unos años apartado del Club, volvería de la mano de nuevo de Hidalgo e Higinio Vilches, pero unas discrepancias con la familia Hitos, hicieron que Rafa saliera del Real Jaén no de la manera que el merece.

Ahora pertenece a la Asociación de Veteranos y cuando puede suele acompañarlos a los diferentes compromisos que tienen. Suele pasarse por La Victoria cuando puede pero no puede con muchas cosas y le duele ver como camina ahora el Real Jaén.

Rafa Lendínez lleva al Real Jaén en las venas. Se ha partido la cara por este Club siempre. Toda una vida ligada a esta entidad, en la que él tiene recuerdos buenos y menos buenos. Sin duda Rafa ha sido, es y será, Genio y figura.

Fotos: Archivo Juan A. Águila