Inicio Fútbol Internacional La pelota se «mancha».

La pelota se «mancha».

450
0
Compartir

pablo miglioreEn las ultimas horas el arquero de San LorenzoPablo Migliore, fue detenido por la Policía Federal tras el encuentro que  jugó ante Newells y que perdiera el primero por 1 a 0. Es un hecho histórico que tras un partido se lleven detenido a un jugador por un hecho policial protagonizado por un hincha. Al guarda valla lo acusan de encubrimiento y está preso en el penal de Ezeiza. Alojado como un preso común siendo solo visitado por su mujer .

Todavía el mundo del fútbol no lo puede creer. Un jugador preso por encubrimiento de un barra brava. Esta persona es Maximiliano Mazzaro, de Boca Juniors, uno de los máximos referentes de la «Número 12″ (como así se denominan). Está acusado del asesinato de una persona. El hecho hay que remarcarlo (nobleza obliga) que no fue en un estadio de fútbol, sino en un  barrio de la ciudad de Buenos Aires. Lo que sí queda de manifiesto es la relación que hay con lo más repudiable y violento de la sociedad por parte de la mayoría de los jugadores de fútbol.

Las familias de Mazzaro Migliore son amigas desde hace años. El arquero fue integrante de la hinchada de Boca en décadas pasadas, equipo en el cual terminó atajando posteriormente. Según se supo extraoficialmente, el arquero lo habría  alojado en su casa cuando salió el pedido de captura para el barra brava. Hoy sigue siendo buscado intensamente por la policía ya que se encuentra en calidad de prófugo. Las escuchas telefónicas lo comprometen seriamente al profesional, que según especula la policía: «Pablo Migliore sabe donde se encuentra escondido Mazzaro» .

La violencia gana y por goleada en Argentina. La convivencia de los dirigentespolíticos jugadores con los barras bravas hacen que las canchas se vacíen, que no se pueda ver el espectáculo como visitante (en las categorías de la B a la D está prohibido asistir en dicha condición) y que la gente tenga miedo de no volver a sus casas tras un partido. Los jugadores deben dar el ejemplo alejándose de este tipo de personas y no fomentando un «culto» inentendible  al delincuente.

Parece que Diego Maradona no tuvo razón cuando dijo: «la pelota no se mancha» . Ya que algunos se empeñan en que así sea. En que se manche.