Inicio Real Jaén El Real Jaén busca las «guindas» del pastel

El Real Jaén busca las «guindas» del pastel

361
0
Compartir

aybarEl Real Jaén cumple, paso a paso, el libro de ruta marcado tras el ascenso. Después de los acuerdos con Fran Manchado e Israel Jerez quedan pocos tramos para cubrir la primera etapa. Cobo y Nando concretaran su situación a partir de la semana que viene. Adri podría ir cedido al igual que Pedrito. Para este último, Lucena puede ser la opción. Se sigue mirando la posible incorporación de un portero ante la posible salida de Manu y la pretemporada se hará sin el Trofeo del Olivo, que será en septiembre u octubre. La dificultad reside ahora en encontrar los refuerzos que optimicen el bloque y den garantías para aguantar la pelea frente a los rivales directos.

Junto a futbolistas que destacaron en Segunda B, el conjunto jienense tiene la necesidad de incorporar soluciones que aporten el gol y el equilibrio para no descarrilar en una categoría muy exigente, sobre todo, para un recién llegado. El club, además de un hombre con gol, rastrea el mercado en busca de un centrocampista defensivo. Lo básico. La avalancha de ofrecimientos es notable y el área técnica, conocedora de la bolsa con la que trabaja, anda tratando de medir los esfuerzos que debe realizar para hacerse con lo que necesita sin poner en riesgo la inversión. Si el Real Jaén está necesitado, el mercado lo está también.Frente a la obligación del Real Jaén de lograr un equipo que compita, está la necesidad de cientos de futbolistas de encontrar un equipo que les garantice trabajo la próxima temporada. Aybar tiene que lidiar con dos corrientes muy fuertes: la ansiedad del aficionado por conocer los nombres que deben marcar la diferencia y la certeza de que un error al elegir puede descompensar gravemente el proyecto. Hilar fino, muy fino es el objetivo.

Jaén es un hervidero de rumores ilusionados o interesados. Es es bueno y es malo. Bueno porque habla de la ilusión de la gente y malo porque, en algún momento, alguien puede olvidar de dónde viene el club. Lo peor que le podría pasar a la entidad es errar en lo deportivo y circular, desde el principio, sin opciones de mantenerse. Nada será fácil pero pelearlo hasta el final sería la primera gran recompensa.