Inicio Atlético de Madrid La trampa del Atleti para una Liga de broma

La trampa del Atleti para una Liga de broma

347
0
Compartir

atleti piña2Si el Barça lanzó aviso a navegantes en la primera jornada ante el Levante, el Atlético formalizó ayer su declaración de intenciones de cara a esta temporada. La manita al Rayo Vallecano sacó las vergüenzas de un equipo valiente y atractivo que se ganó la admiración de todos durante el curso pasado. Todos aquellos méritos fueron ayer destruidos en el Vicente Calderón, y  eso que cedió el balón el Atleti en el comienzo. Invitó al Rayo a hacer su fútbol, le permitió que iniciara cómodamente desde atrás, como suele hacer, para tratar de reforzar esa idea. Sin embargo, la presión rojiblanca empezaba en el sector donde el Rayo trataba de fabricar. Sucedió ayer y sucedió en el Pizjuán. Esa fue la trampa mortal del Cholo: te invito a salir y te robo en el portal.

La paliza situó a cada uno en su lugar. El Atlético sueña con hazañas y novelas de caballería, es el alumno aventajado de la otra liga. El Rayito es otro romántico más de este campeonato de broma en el que, al menos, se agradece la propuesta de entrenadores españoles como Jemez, Mel o Luis Enrique, que pretenden tocar el Concierto de Aranjuez con un tambor y dos trompetas. Y a veces sale.

Los estadios a medio llenar son otro punto a tener en cuenta, panorama muy distinto al de ligas como la Premier o la Bundesliga. Allí, los precios de las entradas y los horarios de los partidos propician lo que vemos en la tele, estadios llenos hasta la bandera y cientos de críos acompañados por sus padres. ¿Es que no se dan cuenta en nuestro país?

Pero volvamos al Atleti. Sus aspiraciones se medirán esta semana en el Camp Nou ante un Barça que sudó para sacar tres puntos en La Rosaleda. Messi no jugó y es duda, y Neymar todavía no goza de la confianza del Tata como para salir desde el principio. Aún así, Iniesta, Xavi, Pedro y Cesc son argumentos más que suficientes para aplastar a cualquiera. Será interesante ver cómo plantea el Cholo una final que les puede dar moral para qué sé yo. Pero ojo, esta vez, la trampa les podría condenar.