Inicio Portada De repente, todo vuelve a ser maravilloso

De repente, todo vuelve a ser maravilloso

191
0
Compartir

gol jaen numanciaReal Jaén 1-0 Numancia.

El Real Jaén eliminó anoche al Numancia en la Copa del Rey. Ganó el mejor, y hasta un resignado Anquela reconocía en sala de prensa, sin tapujos, la superioridad del equipo de su tierra. Para Herrero, la buena noticia es que por fin, tras cuatro partidos oficiales, su equipo cierra los noventa minutos sin encajar un solo gol.

No vamos a contradecir al míster. Efectivamente, el Real Jaén fue mejor equipo, más fiable, más sólido. Sacrificó la finura con la que habitualmente encara cualquier tipo de compromiso pero recuperó su lado más competitivo. No fue el equipo exquisito que sonrojó al Girona. La imagen que anoche dio el Jaén es la del niño que crece y deja de divertirse, pero a cambio compite, suda y gana. Conjugar divertimento y competición es el gran reto, de Herrero y de cualquier entrenador. Entre tanto, este Real Jaén que parece haber alcanzado las pulsaciones adecuadas (recordemos que inició la pretemporada mucho más tarde que el resto), alterna la excelencia del domingo pasado con la contundencia de anoche.

SONY DSCY es que fue un partido igualado, duro, intenso. Chocaron dos equipos que tratan de asfixiar al equipo rival presionando muy arriba, tratando de dificultar al máximo la salida de balón. Pese a todo, resultó que ambos optaron por jugar a ras de césped, iniciando desde atrás mediante apoyos constantes e intentando no rifar la posesión. Pero cuando los dos equipos tratan de jugar y, además, presionan como es debido, sucede que se dispara el número de imprecisiones y se alterna el control de la posesión. Como resultado, un  partido trabado, sin dueño y con pocas ocasiones, que acabó llevándose quien estuvo mejor posicionado y ansiaba la victoria con la urgencia del que quiere olvidar viejos fantasmas.

Los números hablan: el Numancia sólo tiró una vez entre los tres palos durante los noventa minutos, estadística alentadora para la defensa del Real Jaén, que dejó sin examen a René, la novedad en la portería. Volvieron, además, Alex Cruz, Gaitán y Jona, el resto jugaron el domingo. Manolo Herrero confirmó así que la Liga tiene mucha prioridad pero que, ni mucho menos, pretendía dejar pasar el tren de la Copa. De manera que las pocas ocasiones que tuvo el partido llevaron el sello del Real Jaén. Israel Jerez, Víctor Curto y Jona fueron los hombres más activos del ataque blanco. Así, en el 40′, Santi Villa botó un córner al segundo palo que encontró a Hugo Álvarez, el central gallego la metió en el corazón del área y Jona remató para hacer el único gol del partido (su cuarto tanto en lo que va de temporada). La segunda parte fue más de lo mismo, aunque el resultado fomentó las contras. Pero incluso en esta faceta, el Real Jaén fue superior y a punto estuvo de aumentar su renta. Edgar y Víctor Curto la tuvieron en el tramo final.

El Real Jaén acumula dos victorias en los dos últimos partidos y refuerza la fe inquebrantable en su juego. El equipo sigue generando claras ocasiones de gol y, además, parece haber recuperado la fortaleza defensiva. Jona vuelve a marcar en su reencuentro y ha surgido la figura de Víctor Curto para aumentar la capacidad de amenaza. En tres días, el Real Jaén ha salido del descenso y ha superado la eliminatoria de Copa. Y de repente, todo vuelve a ser maravilloso.