Inicio Portada El Madrid vence pero no convence

El Madrid vence pero no convence

488
0
Compartir

El Real Madrid ha ganado por 2-1 a la Juventus en el Santiago Bernabéu. Se atisbaba una noche mágica de Champions, la llegada de la Juventus al Bernabéu siempre es síntoma de buen fútbol  y de partido que deja recuerdo. Todos los ingredientes estaban e incluso la primera parte dio fe de un buen partido, pero en la segunda todo cambió y desapareció el fútbol. La Juventus porque jugaba con uno menos y el Madrid porque le faltaban ideas.

La falta de juego del Madrid no impide que los blancos estén prácticamente clasificados para octavos de final, que mejor noticia antes de la llegada de un clásico. La derrota no ha impedido que Llorente se haya marchado de nuevo ovacionado por el público madridista, o que la magia de Pirlo unida a su veteranía hayan tenido el mismo premio. El color va en el corazón pero cuando se ve tanta calidad es imposible no levantarte y aplaudir.

Ritmo frenético y exhibición de fútbol.

Cr7La primera parte fue frenética, la intervención de Casillas a los dos minutos es la mayor prueba. Marchisio lo intentó pero se encontró con el meta blanco. El Madrid no tardó en contestar y la pareja perfecta, esa comunión que ha explotado desde el inicio de temporada, Di María y Cristiano dejaron con la boca abierta a los italianos. El argentino elaboró la jugada que tanto le gusta, conducción, orientación hacia la izquierda y en sustitución del disparo decidió lanzar un pase entre los defensas dejando totalmente solo a Cristiano. Este con gran maestría recortó a Buffon y la envió al fondo de las redes.

Estaba hecho, a Cristiano le da igual que el portero sea uno de los mejores de la historia, si algo se le mete en la cabeza él lo ejecuta a la perfección. A consecuencia del gol ambos elaboraron un fútbol vistoso, el Madrid presionaba y organizaba ordenado confirmando la mejoría vista ante el Málaga, y la Juventus demostraba que tiene fútbol suficiente y más cuando su director de orquesta se llama Andrea Pirlo. Los italianos amenazaban la defensa blanca, casi siempre de las botas del mismo, Tévez se movía y especulaba con el gol. Por suerte para los madridistas no consiguió meter gol.

Sin embargo no sería Tévez el encargado de poner el empate, sino Llorente. Cáceres lanzó un centro pasado que remató Pogba en el segundo palo encontrándose con Casillas que la rechazó, pero ahí estaba el más listo de la clase Fernando Llorente para meter el gol del empate. De nuevo la respuesta madridista no se hizo esperar, a los cinco minutos Chiellini placaba a Sergio Ramos dentro del área cometiendo un penalti de libro. Cristiano no falló y volvía a poner a su equipo por delante.

El fútbol se apagó.

Nada más empezar la segunda parte Chiellini la volvía a liar, sino tuvo bastante con cometer el penalti también tuvo la ocurrente idea de lanzar un brazo a la cara de Cristiano, roja directa y la Juventus se quedaba con diez, anulando toda posibilidad de fútbol vistoso. La expulsión aparte de dejar fuera a la Juve también lo hizo al Madrid, las ideas desaparecieron y el fútbol visto en la primera parte desapareció por completo.

PirloEl Madrid con superioridad numérica gozó de una ocasión clara pero Benzema la falló bajo palos, algo que agranda aún más si cabe las dudas en torno al francés. La salida de Morata al campo dio una velocidad más a los blancos, la primera que tuvo la mandó entre los tres palos. Nadie puede dudar de la entrega y las ganas de este chico por hacerse con el puesto de titular. Entre lamentaciones y desesperación se produjo el cambio de Llorente, el español cada día está más asentado en su equipo y se ganó los méritos para salir ovacionado del estadio, no solo por su gol sino por su sacrificio y trabajo durante todo el partido. Aparte de él también se marchó ovacionado Pirlo, no ha perdido un ápice de calidad en todos estos años como futbolista.

Bale tuvo minutos de cara al clásico, pero el galés tuvo una actuación bastante discreta. Con el 2-1 ambos equipos parecían conformes y así se llegó al final. Los blancos están virtualmente clasificados para octavos y ya pueden pensar en el difícil examen que tienen el sábado en el Camp Nou.