Inicio Portada Sevilla vs Betis: Choque de aspiraciones en Nervión

Sevilla vs Betis: Choque de aspiraciones en Nervión

345
0
Compartir

Fernando Alcalá-Zamora / Pedro Carmona. Sevilla

derbiLa victoria cotiza al alza en el derbi sevillano. Para el Betis, ganar supondría dar un golpe sobre la mesa, una toma de oxígeno indispensable en su lucha por salir del abismo del descenso. Por su parte, un triunfo del Sevilla reforzaría la tendencia positiva hispalense, disipando las dudas que sobrevuelan el nuevo proyecto rojiblanco. Las pretensiones de ambas escuadras, aunque ambas pasan por el denominador común de la victoria, tienen  a día de hoy propósitos muy distintos. Aspiraciones encontradas y entrelazadas en el derbi más pasional.

A las 21.00h del domingo, en el Estadio Ramón Sánchez Pizjuán, Sevilla y Betis volverán a encontrarse cara a cara. Los siete puntos que separan a ambos llegada la decimocuarta jornada de liga cobrarán vital importancia a la hora de plantear el choque ante el máximo rival y vecino.

Las numerosas caras nuevas que los dos conjuntos presentan aún no terminan de sacar el partido que los aficionados esperan. Para los recién llegados, el encuentro podrá convertirse en la piedra de toque que cambie la dinámica de sus trayectorias. La victoria en las dos fechas señaladas a fuego en el calendario de las aficiones casi siempre sirve como placebo para todos los males. En este caso, además, los tres puntos que recompensarán al vencedor serán esenciales para la vigencia y aspiración tanto de Unay Emery como de Pepe Mel.

Al Sevilla, ganar el choque le haría disipar las dudas que desde el comienzo de la temporada sobrevuelan a un proyecto llamado a no bajar de la zona europea. Alcanzar los 19 puntos en la tabla confirmaría definitivamente que su batalla se libra a partir del ecuador de la clasificación. La victoria ante el Betis, unida a la ya conseguida en Cornellá – El Prat que tumbó la prolongada racha sin vencer fuera de casa, supondría todo un nuevo escenario para el equipo de Nervión.

Algo más al sur, bajando por la Avenida de la Palmera, el panorama para Pepe Mel es mucho menos halagüeño. Ocupar el último escalón de la Liga para el Betis supone lidiar con lo inesperado. El equipo, que culminó una campaña excelsa el año pasado, de ninguna forma pensó en volver a recordar términos que quedaron atrás hace tan poco tiempo. Sin embargo, las continuas bajas y recaídas de hombres importantes para la plantilla han impedido que los verdiblancos tan siquiera hagan evocar el juego que les aupó hasta lo más alto hace unos meses.

El golpe de efecto que supondría sumar una victoria en el Sánchez Pizjuán para el Betis por tanto se duplica. Salir del abismo del descenso en ese escenario se convertiría para los jugadores de Heliópolis en una forma de dejar atrás el turbulento inicio de campeonato para reencontrarse consigo mismos.

Para los dos equipos será fundamental la simbiosis que los escasos jugadores veteranos, e incluso los canteranos, puedan crear junto con los recién llegados que desean agradar a su parroquia desplegando su mejor fútbol y en el partido más esperado.

La pieza maestra que moverá el engranaje para que los planteamientos iniciales surtan efecto estará como siempre en el graderío. En este primer acto dentro de los derbis de la temporada 2013/14 la afición sevillista contará con la ventaja inicial, por lo que para el Betis el esfuerzo mental será aún más importante.

Tanto Emery como Mel lo saben, y así lo han hecho saber a sus jugadores durante la semana previa al choque. Sobre el papel, en el derbi del domingo se unen suficientes factores como para presenciar con toda seguridad un partido de altos vuelos. En la capacidad de motivación que ambas escuadras alcancen radicará el devenir del juego sobre el césped. El espectáculo está asegurado.