Inicio Real Betis El Betis mejora pero cae en Gerland

El Betis mejora pero cae en Gerland

234
0
Compartir

EFE Chuli BetisSevilla. El Olympique de Lyon venció (1-0) en la quinta jornada de la fase de grupos de la UEFA Europa League al Real Betis con un solitario gol de Gomis. El conjunto verdiblanco, que presentó cambios en su once inicial, mejoró la imagen sobre el campo y pudo llegar a ganar el partido, pero la baja de Rubén Castro sigue pesando a la delantera.

 Cuando el domingo pasado, tras el derbi en el Sánchez-Pizjuán, Pepe Mel salió a la rueda de prensa postpartido, el viaje a Francia para disputar el choque ante el Lyon quedó en simple anécdota a pesar de ser el escollo más cercano. Los apuros en liga y la necesidad de vencer al Rayo Vallecano en casa condicionaron el planteamiento de la semana que el técnico ideó. Sin embargo, el partido de competición europea debía disputarse y para el Betis cualquier minuto de juego es bueno en esta situación para recuperar sensaciones perdidas.

 En el estadio de Gerland destacó la configuración del centro del campo verdiblanco con Salva Sevilla, Verdú y Nono juntos, así como la vuelta al lateral del capitán Nacho. La faceta goleadora, que tantos quebraderos de cabeza está dando al equipo, quedó de nuevo en manos de Chuli.

 Lo cierto es que la sensación de caos y desbordamiento que el cuadro bético dio en el derbi sevillano no volvió a repetirse. El balón, después de mucho tiempo, no quemó durante la construcción del juego y las combinaciones en la medular del campo evidenciaron cierto cambio de tendencia.

 Pero los problemas, sin embargo, volvieron a presentarse a partir de los tres cuartos, cuando las piezas de ataque pisaban área. A los efectivos ofensivos se les nubla la vista cuando la meta contraria ya se vislumbra y las ocasiones de gol a menudo se diluyen en tiros sin peligro o en balones que se marchan por la línea de fondo.  Sintomático es el caso de Cedrick, incapaz de asistir o chutar con criterio cuando ya ha dejado atrás a su marcador gracias a su velocidad.

 Con esa marca indeleble avanzaron los minutos, pues el equipo francés tampoco estuvo acertado de cara a portería y Andersen se encargó de asegurar la portería visitante con buenas intervenciones. Sí que variaron las tornas con la entrada de Gomis y Gourcuff al campo, convirtiéndose a la postre en decisivos en la jugada del gol francés.

 Antes, en el minuto 60, Chuli falló la mejor ocasión del Betis lanzando el balón al palo a pesar de contar con la portería vacía tras un error defensivo. El Lyon detectó el peligro y no tardó en aumentar las revoluciones para hilar una buena jugada en el área contraria. Combinaron con rapidez Lacazatte y Gourcuff para desarbolar la defensa verdiblanca, y del desaguisado apareció Gomis en el carril central para empujar el esférico a gol.

 En adelante, el encuentro no dio para mucho más al saberse ambos equipos clasificados con el empate inamovible del otro partido del grupo. Unos y otros se dejaron llevar aunque el Betis siguió intentándolo, ya con el canterano Pepelu en ataque.

 Ojeando el encadenado de resultados, el 1-0 en Gerland sigue siendo preocupante para el conjunto de Pepe Mel, pero lo cierto es que los destellos de cambio de dinámica mostrados en suelo francés invitan a pensar que el domingo en el duelo con el Rayo la resolución del choque puede ser otra. Para el Betis resta ya el duelo ante el Rijeka en Sevilla que cerrará la fase de grupos y que, previsiblemente, confirmará la clasificación a la siguiente ronda como segundo de grupo.