Inicio Mundial Brasil 2014 Venganza y baño de Holanda

Venganza y baño de Holanda

440
0
Compartir

España - HolandaMario Morientes. Holanda tenía hoy la posibilidad de vengar esa final de Sudáfrica que España le había arrebatado en 2010.

Exhibición de «los tulipanes» que empezaron el partido encerrados atrás y lo aprovechó España para adelantarse en el marcador. Un penalti provocado sobre Diego Costa en el minuto 27 lo transformaba en gol Xabi Alonso.
A partir de ese gol, la selección holandesa se vino arriba de la mano de Robben y Van Persie. Justo al borde del descanso, en el minuto 44, Van Persie hacía el empate de cabeza tras un gran centro de Blind.

La segunda parte fue de total dominio holandés. Las galopadas de Robben a la contra y los fallos de la defensa española, mataron a la selección.En el minuto 52, Robben hacia el segundo y se notaba a una España muy decaída físicamente que le condenó para el resto de partido.
El tercero llegó a balón parado en el minuto 64, cuando De Vlij batía a Casillas de cabeza. Los jugadores españoles pidieron falta de Van Persie sobre el guardameta, pero para lo único que sirvió fue para que Iker viese la amonestación.

En el siguiente tramo de partido parecía que España daba un empujón para intentar lograr la hazaña. Cerca estuvieron de conseguirlo, pues poco después del gol neerlandés, fue anulado un gol a David Silva que podría haber devuelto la esperanza a la selección.
En el minuto 71, se fugaba cualquier opción de remontada. Un balón que, sin aparente dificultad, Iker Casillas controlaba mal y Van Persie estuvo muy atento para aprovecharse del fallo y marcar a placer.

El baño de Holanda era evidente y España pedía a gritos el final del partido, pero Robben cerraba su gran partido y el de su selección con un gran gol en el minuto 80, tras una contra en la que superó por velocidad a Ramos y no se puso nervioso a la hora de definir.

Tanto Holanda como Arjen Robben tenían una cuenta pendiente con España y sí venganza no pudo ser mejor. El delantero holandés le ganaba la partida esta vez a Iker Casillas, que en la final de Sudáfrica había hecho dos grandes paradas al holandés que valieron un mundial.

De este modo, la selección tendrá que olvidarse de este partido y pensar inmediatamente en su partido ante Chile, un partido vital para las aspiraciones de la selección, ya que se ve obligada a ganar para pasar de la fase de grupos en este mundial de Brasil.