Inicio 1ª División Premio a la perseverancia

Premio a la perseverancia

527
0
Compartir
Foto: SeFútbol
Foto: SeFútbol
Foto: SeFútbol

La baja por lesión de Cesc Fábregas obligó a Vicente del Bosque a citar a Bruno Soriano para sustituirle. El mediocentro del Villarreal CF vuelve a la selección dos años más tarde de su última convocatoria. A sus 30 años, el capitán del conjunto castellonense es una víctima más del excedente de calidad en la medular protagonizado por la Roja en el último lustro. Sólo eso explica que un futbolista del nivel de Bruno solo sume cuatro internacionalidades desde su debut en 2010, en México, justo después de ganar el Mundial de Sudáfrica. Sin embargo, ahora que el combinado español parece vivir el nacimiento de una reconstrucción necesaria, Bruno vuelve a tener su oportunidad. Aunque sea “de rebote”.

El motor del Submarino Amarillo peleará por minutos en la cita de clasificación frente a Bielorrusia (sería su debut en partido oficial) y en el amistoso contra Alemania. Deberá ganarse el puesto ante Busquets, Koke o Camacho. No tiene nada que envidiarles. Bruno es el abanderado del trabajo silencioso en el círculo central. Si toca elaborar, elabora. Si hay que remangarse en tareas defensivas y robar, no se arruga. Es uno de los hombres más regulares en su posición. Sin hacer mucho ruido, acumula más de 300 partidos en el equipo de toda su vida. Un one club man que fue fiel  pese al descenso de la temporada 2011/12 y ayudó a recuperar la categoría una campaña más tarde. En el Madrigal aprendió y heredó el legado de Marcos Senna. Esta semana, tiene una nueva opción en la selección. En su rueda de prensa de esta mañana ha dejado clara su intención. “Quiero aprender lo máximo y dar lo mejor de mí si tengo minutos para convencer al míster”. Le convencerá o no, pero estar en la lista es un premio a su perseverancia.