Inicio 1ª División Levante 1-0 Córdoba: Barral, juez y parte en el Ciudat de Valencia

Levante 1-0 Córdoba: Barral, juez y parte en el Ciudat de Valencia

334
0
Compartir

El Córdoba ha perdido (1-0) contra el Levante a domicilio, al no poder revertir el gol de David Barral en el minuto 41 de la primera mitad. Con este tanto, el delantero granota sella prácticamente la permanencia para el cuadro de Lucas Alcaraz, a la vez que hunde al equipo blanquiverde, que cuenta ya con un pie y medio en Segunda División.

barralEn cuento al partido, en los primeros compases de la primera mitad el Levante dispuso de la batuta del encuentro aunque, a pesar de tener el control del esférico, pudo ponerse por detrás en el electrónico si no hubiera contando con un acertado Mariño bajo palos, quién evitó la mejor ocasión cordobesista en los pies de Bebé.Después de esta oportunidad, el partido volvió a equilibrarse y el conjunto de Lucas Alcaraz empezó a macerar el encuentro poco a poco, sin grandes alardes, pero con la profesionalidad y el pragmatismo necesario para un equipo que tiene muy claro su objetivo: conseguir la permanencia.

Con esta idea y pasado el ecuador del primer acto, el partido volvió a decantarse a favor de los locales y el peligro volvió a asomar en el área de la meta defendida por Juan Carlos. Juanfran de falta, Camarasa de lanzamiento lejano y Barral de tiro cruzado pudieron poner el primer tanto en su casillero, pero no sería hasta el minuto 41 cuando, una jugada trenzada entre Casadesús y Barral concluyó con el gol del delantero gaditano. Sin embargo y a pesar de tener el encuentro en sus manos, antes de que ambos equipos se retirarán al túnel de vestuarios Luso, solo ante el portero, lazó a las nubes un balón que recogió después de una falta lateral.

En la reanudación, el Levante cerró líneas, encontrándose cómodo sobre el césped, mientras que el Córdoba se lanzó deliberadamente hacía el ataque, presa de la necesidad de evitar, el más que probable, descalabro definitivo a Segunda División. El equipo de José Antonio Romero lo intentó una y otra vez, pero la falta de acierto – asignatura pendiente durante toda la temporada -, unida al infortunio y la desesperanza de un cuadro abocado al descenso, impidió que algunas de sus ocasiones acabara en el fondo de las mallas.

Por esta razón, el Levante, inteligente y sabedor del botín cosechado, fue dejando correr los minutos hasta el pitido del colegiado. Un sonido que dictaminó sentencia en el Ciudat de Valencia, pues con esta victoria el cuadro levantinista garantiza, salvo descalabro, su permanencia; mientras que con esta derrota el Córdoba dice, prácticamente, adiós a la Primera División.

*Fotos: EFE y RTVE