Inicio 1ª División Messi hizo un “Argentina” y el Barça lo notó

Messi hizo un “Argentina” y el Barça lo notó

360
0
Compartir

athletic-baja-27_11El Barcelona que perdió anoche en Bilbao ni está en crisis, ni ha olvidado jugar ni su desconcierto general obedece solo a los cambios de alineación. Se trata de todo un poco. Tuvo una inexplicable crisis de motivación que, por otra parte, hubiera sido imperceptible si Messi juega de Messi. No olvidó jugar, pero no pudo jugar con el balón en los pies, porque Valverde supo ahogar la posesión y reducir su salida armada de pelota. Cosa que hubiera sido imperceptible si Messi hubiera jugado de Messi. Acusó la reconversión del centro del campo que propuso de salida Luis Enrique pero esto, como lo anterior, hubiera sido imperceptible si Messi hace de Messi y convierte en gol una o dos de las ocasiones que suele fabricar. Sin embargo Messi ayer hizo un “Argentina” y pasó lo que pasó. El Barça también lo nota.

Lo bueno para el Barcelona es que en el Camp Nou, Messi jugará al nivel que suele jugar, encarrilará el partido y, dependiendo de si el Bilbao se parece o no al de la ida, puede que haga el milagro de salvar el título. Lo malo para el Barça de Luis Enrique es que sabe que tiene un gran equipo pero que es Messi y solo Messi, el que puede marcar las diferencias. No es una noticia nueva pero conviene recordar que sin él, los catalanes son un grandísimo equipo pero, eso, un equipo más de los grandes.

Todos los conjuntos tienen partidos oscuros pero al Barcelona se le nota menos, porque siempre hay un último gesto del argentino que maquilla carencias. Dicho todo esto hay que hacer un monumento a Valverde que, con bajas importantes y no forzadas por descansos o probeta táctica, salió a buscar al Barça y a no dejarle respirar.

Al Barcelona  le hacía falta aire porque a sus grandes jugadores, el Sevilla les había exigido mucho. Sufrieron en Georgia un desgaste brutal en lo físico y en lo anímico. Pese a ganar sufrieron lo inecible. La montaña rusa de Georgia machaca a cualquiera, también a las estrellas. El Atlehic solo podía ganar evitando que el Barcelona jugara a compás y marcando el ritmo, acomodando la respiración para evitar asfixia. Fue imposible, los de Valverde no lo consintieron. Corrieron igual al comienzo que en el descuento. Eso fue definitivo para un Barcelona que estaba sujeto por alfileres y a la espera de la dósis de eficacia del «diez» que maquilla la imagen del Barça cuando no está fino. Fue eso y que Aduriz hizo de Messi León. Partido completo. No conviene sin embargo cerrar la eliminatoria en falso ni hacer leña del Barça caído. Solo pasó lo que sabemos, que el Barcelona es mucho menos si Messi no está y esta vez Messi salió pero no estuvo.