Inicio Polideportivo Baloncesto Adiós, Dirk. Fue un placer

Adiós, Dirk. Fue un placer

388
0
Compartir

Uno de los mejores europeos, probablemente el mejor en su deporte de la historia de la Alemania, pudo haber jugado ayer su último encuentro con su selección.

El pívot de los Dallas Mavericks no obtuvo su mejor rendimiento en el partido ante España; sin embargo, esto no le impidió alcanzar los diez puntos y atrapar siete rebotes. La leyenda alemana, acompañada por los jóvenes Schröder y Pleiss que mostraron una gran efectividad , jugó un intenso enfrentamiento contra a los de Scariolo, en el cual, tras haber realizado una gran remontada en el período final, salieron derrotados por la mínima de un punto.ALEMANIA VS ESPAÑA

Pau y Nowitzki se volvieron a ver las caras en el día de ayer, fue la séptima ocasión en competiciones internacionales desde 2001, de las cuales el español solo ha cedido en una. Mientras que en los seis anteriores enfrentamientos la batalla había sido individual, en el último el catalán tiró de equipo. El de los Bulls salió a este partido con una cara completamente distinta a la de encuentros anteriores de la fase de grupos, derrochando concentración y furia, y para cubrirse la retaguardia encontró un gran apoyo en Ribas, que fue clave en la defensa del tercer período donde se alcanzó la mayor diferencia; Sergio Rodríguez, que se reencontró tras varios encuentros desaparecido; y Llull, que firmó una gran actuación en el último cuarto. El de Sant Boi ganó la batalla, pero el protagonismo final sería para Nowitzki.

A pesar de lo significativo que era este encuentro, ya que ambos conjuntos se jugaban el pase a octavos de final, para la opinión de muchos, el mejor enfrentamiento entre estas dos estrellas, con las camisetas de sus respectivos combinados, fue el primero en 2001. Un apretado partido, que se llevó España por nueve tantos, y en el que ambos jugadores firmaron dobles-dobles con más de treinta puntos y diez rebotes. Comenzaba a escribirse la leyenda de los gigantes europeos del siglo XXI.images (17)

La posibilidad de Alemania de obtener el pase a los Juegos Olímpicos se esfumó, y ahora, dependen de que sean invitados a participar en el Preolímpico, que tiene lugar durante el período de competición de la NBA, lo que impediría la convocatoria del pívot de los Mavericks de Dallas. Siendo consciente de esto, Nowitzki quiso despedirse de la afición por si este hubiera sido su último baile en el combinado nacional, así que, al acabar el partido y entre lagrimas, el center se quedo un rato más en la pista recibiendo una ovación merecida del público que se había congregado en el pabellón de Berlín para ver esta gran batalla.

Dirk Nowitzki ha firmado grandes actuaciones con su selección, llegando a ser MVP del mundial de 2002, donde fueron medalla de bronce, y máximo anotador en los Europeos de 2001, 2005 y 2007. El pívot, que todavía no ha concluido su carrera en la NBA y en la que ya fue MVP de la liga regular en 2007, es una leyenda viva del baloncesto a nivel global, fue uno de los primeros interiores en abrirse para lanzar desde el perímetro y su lanzamiento desde el poste bajo cayendo hacia atrás, en el que lanza el balón con una parábola casi perfecta, es uno de los más imitados en la liga norteamericana. El alemán ha causado un gran impacto en el mundo baloncestístico desde que iniciara su carrera, así que ahora que esta ha podido ser su última actuación con la camiseta de su selección, podemos darnos cuenta de cuán grande ha sido este deportista. Muchas gracias, Dirk. Encantado de haberte visto jugar.