Inicio 1ª División Levante 1-1 Sevilla FC: Granotas y sevillistas siguen sin sumar de tres

Levante 1-1 Sevilla FC: Granotas y sevillistas siguen sin sumar de tres

310
0
Compartir

marca Llorente SevillaUn Sevilla, con dos caras muy diferentes claramente visibles en cada uno de los dos periodos del partido, empata a 1 con el Levante en el Ciudad de Valencia. Los de Emery no supieron cerrar el partido en un primer tiempo donde fueron superiores y finalmente acabaron pagándolo.

Guion previsto durante el primer periodo en el Ciudad de Valencia con un Sevilla que fue mejor prácticamente en todas las facetas del juego ante un conjunto levantinista, que se mostró con muy pocas ideas y un juego muy lento, previsible para la parcela defensiva sevillista.

Pronto llegaría el primer gol del partido para los andaluces, a través de un balón largo que controlaría Llorente y que el riojano cedería al espacio a la zona de tres cuartos donde N’Zonzi, tras una buena conducción y ante la pasividad defensiva de los locales, sacó un gran disparo con su pierna derecha, imposible para Rubén.

Los hispalenses tuvieron muy buena adaptación a las diferentes  situaciones que tuvo el partido. Al principio, con mucha movilidad en la zona de atacantes y con una presión adelantada para robar en terrenos peligrosos y hacer daño al equipo granota; y después del tanto de N’Zonzi, viendo y escogiendo las mejores opciones al contragolpe, con un Gameiro muy activo entre líneas y desplazándose a las bandas.

A la media hora de juego se produjo el primer contratiempo para Unai Emery. Lo que parecía al principio un simple cambio de botas de Kakuta, acabó convirtiéndose en el primer cambio del partido. Se marchaba el francés y entraba al terreno de juego Konoplyanka. Precisamente, ambos jugadores fueron los únicos que vieron amarilla en este primer periodo.

La superioridad de los nervionenses a punto estuvo de obtener premio en una buena combinación que acabó marrando Vitolo en el mano a mano frente al portero levantinista. Por parte delos de Lucas Alcaraz muy poco que destacar en ataque durante esta primera mitad. Solo algún centro lateral desde el perfil zurdo puso en peligro la meta de Beto.

Sin embargo, en el segundo tiempo, cambió bastante la historia. Los locales salieron mucho más enchufados, ganando casi todos los balones divididos, y con mucho empuje lograban llegar al área sevillista con relativa facilidad. Así fue cómo cerca estuvo Ghilas de empatar el encuentro con un tiro que acabó estrellándose en el lateral de la red hispalense.

Gol del empate que llegaría en la siguiente aproximación clara de los granotas. Un centro al segundo palo fue rematado por Verza y Beto despejó la pelota, la cual tras rebotar en el suelo, se marchó al larguero y quedó franca para que Camarasa solo tuviera que empujarla con la cabeza a la red.

A partir de ahí, los levantinistas se fueron creciendo, ante un Sevilla fracturado y desdibujado casi sin intensidad en la zona ancha, y poco faltó para que consiguieran voltear el marcador con un disparo lejano de José Mari que desvió Beto a saque de esquina tras una gran estirada. Fue un susto para los visitantes, que despertarían un poco de su relajación a partir de ese momento. Los cambios de Emery dieron otro aire al conjunto sevillista, que comenzó a recuperar muy tímidamente una pequeña parte de ese fútbol que le había servido en el primer tiempo para superar a su rival.

En ese tramo de partido, tendría lugar la jugada con más protestas del partido. Un centro de Trémoulinas fue cabeceado por Inmobile y el esférico dio en el brazo de Juanfran cuando iba a hacia la portería. Se pidió con mucha vehemencia penalti, algo que ni árbitro ni asistente apreciaron.

De ahí hasta el final, poco más que destacar, con una situación de partido en la que ambos equipos parecieron firmar una paz no escrita, y con un cansancio quizá excesivo en los hombres de Emery en este inicio de temporada. De esta forma, a levantinistas y sevillistas se les sigue resistiendo la primera victoria de la temporada.