Inicio 1ª División Sevilla FC 3-2 Rayo Vallecano: Konoplyanka ilumina la primera victoria del Sevilla

Sevilla FC 3-2 Rayo Vallecano: Konoplyanka ilumina la primera victoria del Sevilla

371
0
Compartir

krohn dehli sevilla Mundo deportivoBuen ambiente de fútbol en el Sánchez Pizjuán, a pesar de que los resultados ligueros no estuvieran acompañando a los de Unai. Esa pasión y unión (de la que tanto se ha hablado en estos días en Nervión) se contagió rápido al equipo hispalense que, desde el comienzo, salió con un nivel bastante alto de presión e intensidad.

Pasados los minutos iniciales, el Rayo se fue asentando en el partido y llevándose el partido a su terreno. Así fue cómo a punto estuvieron los vallecanos de adelantarse en el marcador a través de un contragolpe que acabó con un centro de Javi Guerra desde la derecha y un disparo de Jozabed que se encontró con la manopla de Sergio Rico.

Ese susto le sirvió al conjunto dirigido por Emery, que volvió a apostar por una medular cargada de centrocampistas puros, para espabilar un poco e intentar volver a recuperar el control de la pelota. Krohn-Dehli, Krychowiak y N’Zonzi bajaban continuamente para ayudar a los centrales a sacar la pelota jugada, permitiendo que los laterales subieran la banda de manera constante. Sin embargo, el equipo de Vallecas seguía haciendo daño a la contra, y nuevamente con Javi Guerra de protagonista. EL delantero visitante a punto estuvo de contactar con su bota un centro desde la derecha tras zafarse de la marca de Andreolli y Kolo.

Pero, tras esta acción, el Sevilla respondería anotando el primer tanto del partido. Iborra conectaba con Trémoulinas en la banda y el pase del francés era rematado por su compatriota Gameiro en el corazón del área. Se adelantaban los rojiblancos en el ecuador del primer periodo.

El gol del punta sevillista no sirvió para dar alas al equipo nervionense, sino que más bien provocó que poco a poco fueran dando un pasito atrás, dejando completamente la posesión al conjunto vallecano, que ni mucho menos se amilanaba ante la opción que le permitía el repliegue local.

Pero al filo del descanso, los sevillistas asestarían un durísimo golpe al equipo de Paco Jémez, ya que llegaba el segundo para los locales. Una vez más, la superioridad en banda permitió que Trémoulinas ganara línea de fondo, pusiera el centro al segundo palo donde Reyes controlaba absolutamente solo. El utrerano cedió el esférico para N’Zonzi y el francés la puso en el fondo de las mallas.

En el segundo tiempo, la historia cambiaría de forma radical, y es que los visitantes estarían mucho más acertados de cara a puerta, logrando el empate, en dos acciones en las que dio la sensación de que Sergio Rico pudo hacer más. Primero, Bebé fue el que recortó distancias en el marcador mediante la ejecución de un tiro libre que acabó introduciéndose cerca del palo izquierdo de la portería sevillista. Y después, Javi Guerra se marchó de Kolo y empató el encuentro con un tremendo derechazo.

Y eso que, entre ambas acciones, quien estuvo varias veces a punto de ampliar la ventaja fue el conjunto sevillista con ocasiones claras para Andreolli, Gameiro y, sobre todo, Iborra, que desperdició un uno contra uno frente a Toño. Pero Lass, que acababa de entrar al campo, también avisó, con un tiro cruzado que sembró el miedo en la afición hispalense. Una grada que protestó con recelo el doble cambio de Emery que tras el empate, y teniendo en el banquillo a Inmobile y Llorente, apostó por dar entrada a Mariano Ferreira y Cristóforo.

La jugada clave del partido llegaría en el minuto 85 de encuentro. Gameiro se marchaba hacia el área y era derribado por Amaya, lo que le costaba al central visitante la segunda amarilla. El camino a los vestuarios y el posterior cambio de Paco Jémez hicieron que el encuentro estuviera parado algo más de dos minutos. Pero eso, pocos instantes después, ya daba igual, puesto que la locura se desataría en Nervión con el gol de Konoplyanka. El ucraniano ejecutaba un magnífico lanzamiento de falta y volvía a poner por delante en el marcador a los locales.

Así fue cómo llegó la primera victoria de la temporada para el Sevilla, con sufrimiento, pasión y alegría. Primeros tres puntos para los de Emery, que los alejan un poco del pozo y los dejan respirar levemente para afrontar lo que tienen por delante en una semana importantísima de competición en la que tendrán que rendir visita a la Juventus en Champions y recibir al FC Barcelona en la competición doméstica.