Inicio 1ª División Sevilla FC 3-2 Real Madrid: Fiesta en Sevilla y primera derrota del...

Sevilla FC 3-2 Real Madrid: Fiesta en Sevilla y primera derrota del Madrid

345
0
Compartir

Konoplyanka Pepe SevillaComenzó muy bien el Madrid. Los futbolistas de Benítez enlazaban entre sí con un buen juego de combinación. Así, el equipo merengue se acercó primero con más peligro al área rival en un balón largo en el que Cristiano alcanzó la espalda de la defensa y aprovechó la indecisión de Sergio Rico en la salida. Su tiro se estrelló en la bota de Mariano, que cerró muy bien al portugués.

Posteriormente sería Nacho quien a punto estuvo de marcar un auténtico golazo: enganchaba una volea en la frontal que se estrellaba en el palo y se paseaba por la línea de gol. Ese solo fue el aviso, pero el que no perdonaría sería Sergio Ramos en un saque de esquina botado al corazón del área, y donde el de Camas conectó una preciosa chilena ante la frágil marca defensiva del Sevilla.

La mala noticia para el madridismo llegó paradójicamente en la jugada del tanto visitante. En la caída, Sergio Ramos se volvió a lesionar en su hombro dañado y tuvo que ser sustituido por Varane unos minutos después. Sería una losa demasiado pesada aunque en ese instante, los madridistas no se imaginaban lo que finalmente les acabaría deparando el partido.

Hasta ese momento el Madrid paulatinamente se hizo con el dominio del partido. En muchas jugadas había conseguido encerrar al Sevilla, pero su ataque en estático no era demasiado efectivo, algo que el conjunto hispalense intentaba aprovechar saliendo al contragolpe con rapidez.

Tras el tanto madridista, el equipo de Emery fue asumiendo el golpe y consiguiendo poco a poco desequilibrar la balanza de su lado. Fue un tramo del partido en el que el cuadro merengue se metió un poco atrás. El Sevilla no daba excesiva sensación de peligro pero sus acercamientos siempre rondaban el área y generaban un clima de tensión en la zaga visitante.

El conjunto rojiblanco lograría el empate también mediante un saque de esquina. Inmobile igualaba la contienda aprovechando que Casilla no estuvo acertado y pudo engancharla desde el segundo palo, llevando la locura al coliseo nervionense. Además, el italiano tuvo también la opción de la remontada en un buen centro de Trèmoulinas al que el delantero llegó muy forzado.

En el inicio de la segunda mitad, los dos equipos estuvieron muy igualados y ambos tuvieron opciones de adelantarse en el marcador. Pero fue Konoplyanka, con el acompañamiento de Inmobile y Banega, el que se encargaría de desnivelar la balanza al cuarto de hora del segundo tiempo. El ucraniano, tras una fenomenal conducción, realizó una pared con Inmobile y cedía el balón a Banega ante la salida de Kiko Casilla, para que el argentino mandara el balón al fondo de las mallas.

A pesar del buen juego sevillista, los locales concedían mucha facilidad al Madrid para disparar desde la frontal del área, con el alto nivel de peligrosidad que tienen los lanzadores madridistas desde esa distancia. En esos disparos fue protagonista Sergio Rico. El guardameta sevillista estuvo realmente acertado y detuvo, sobre todo, un cabezazo de Casemiro que bien pudo suponer el empate.

Además, otra de las claves del encuentro fue que el Sevilla no se conformó y fue a por más. Premio a este esfuerzo llegaría el tercero en una jugada en la que tuvieron un papel preponderante los dos laterales sevillistas. Primero Trèmoulinas, en el inicio de la jugada, y después Mariano, poniendo un perfecto centro, sirvieron para que Llorente cabeceara con comodidad a la escuadra de Casilla.

Era el 3-1 y fue un mazazo definitivo para un Madrid que se rompió con ese duro golpe, y quedó a merced de un Sevilla, que disfrutó en el campo de la renta obtenida frente a un equipo que llegaba al Pizjúan como líder y sin un solo partido perdido.

Al final, en el descuento, el colombiano James acabaría recortando distancias, pero ya no habría tiempo para más. Tres puntos importantísimos que se quedan en Nervión, y con los que el conjunto nervionense podrá respirar más cómodamente y espantar fantasmas que pudieran llegar tras las derrotas frente a Villarreal y City en esta complicada semana.