Inicio 1ª División Betis 0-1 Atlético de Madrid: El síndrome de los diez minutos

Betis 0-1 Atlético de Madrid: El síndrome de los diez minutos

436
0
Compartir

El Real Betis Balompié ha caído derrotado (0-1) ante el Club Atlético de Madrid en la décimo segunda jornada de la Liga BBVA. Un gol tempranero de Koke fue suficiente para doblegar a un Betis apesadumbrado e inferior a su rival.

EFE Koke Atlético Betis CelebraciónAntes del comienzo del partido y en la banda del Benito Villamarín, mientras los jugadores calentaban, Germán Burgos soltó una carcajada sincera tras responder a una pregunta afirmando que la escasez goleadora de su equipo no era un problema: “con un 0-1 nos vale, ¡eh!”.

El Atlético de Madrid del Cholo Simeone, que lleva la efectividad y solidez por bandera, se sabía de partida superior a su rival. El plan era claro. Hacer lo mínimo pero hacerlo bien. Presionar con intensidad y coordinación, saber manejar los tiempos del partido y aprovechar la calidad de sus estrellas.

Los alumnos del argentino ejecutaron todo con corrección salvo el último aspecto. En no menos de tres ocasiones erraron los atacantes rojiblancos goles cantados ante la inconsistencia del Betis. Y, sin embargo, dio igual; los locales ya habían naufragado hacía tiempo.

Antes de que el reloj contase diez minutos, el gigantesco videomarcador de Heliópolis lucía un 0-1 que enervó sobremanera a la parroquia bética. En cinco partidos (de doce disputados) los verdiblancos han encajado el tanto inicial dentro de los primeros compases de juego. Para un equipo en construcción y al que aún se le ven las costuras, remar a contracorriente es un esfuerzo inabarcable.

Frente el Atlético, una roca impertérrita, conceder la ventaja significa cometer un error fatal. Los de Pepe Mel volvieron a incurrir en su pesadilla recurrente a los siete minutos de juego. A Xavi Torres le cayó un balón del cielo que pedía a gritos salir de la zona de construcción, nadie con la camiseta rayada verdiblanca supo ofrecerse y los visitantes mordieron los tobillos del centrocampista.

La música propia de cualquier película de terror atronó en el campo y la afición procedió a taparse la cara segundos antes del susto. Remató Fernando Torres, repelió el cuero Antonio Adán y finalmente fue Koke Resurrección quien cantó gol.

No existiría más acción. El primer intento del Betis llegó pasada la media hora de juego, Adán y Digard tuvieron que retirarse del césped tras sendas lesiones y Rubén Castro quedó desconectado por el entramado defensivo de los madrileños. Con los noventa de juego cumplidos y el 0-1 en el luminoso el Mono Burgos no dejaba de sonreír. Al Atlético le bastó con esperar a que el Betis volviese a ser presa de sus propios miedos, a que el once local sufriese un nuevo episodio del Síndrome de los diez minutos.

Por Fernando Alcalá-Zamora | En Twitter: @NothingsWritten