Inicio 1ª División Sevilla FC 1-2 Real Sociedad: La Real asalta Nervión

Sevilla FC 1-2 Real Sociedad: La Real asalta Nervión

608
0
Compartir

Sevilla Real Sociedad Reyes VelaEl partido comenzaba con la novedad de una presencia bastante importante de seguidores vascos que se desplazaban a Sevilla para ver cómo su equipo buscaba una victoria que se estaba resistiendo desde hace cinco jornadas. No tardarían en llevarse la primera alegría cuando a los segundos de que echara a rodar el balón ya estaría su equipo por delante en el marcador.

El conjunto entrenado por Eusebio Sacristán se adelantó por mediación de una falta lateral sacada por Illarramendi y rematada en el corazón del área por Markel Bergara. Los vascos aprovecharon la fragilidad en la marca de los hispalenses y tomaban ventaja en un campo complicado durante esta temporada.

Este duro golpe dejó a los nervionenses tocados durante varios minutos. La Real Sociedad permanecía bien replegada y con pocos espacios en sus transiciones defensivas. Por ello, el Sevilla se veía obligado a intentar bascular con el balón de un lado al otro del terreno de juego. Algo que no que no acababa de conseguir debido a las imprecisiones y a la escasa paciencia con la que los locales buscaban el arco defendido por Rulli.

Así, no fue hasta cerca de la media hora de juego cuando los sevillistas comenzaron a tener presencia real en el área visitante. Pidieron con insistencia penalti en una acción en la que Rami no pudo rematar por presunto empujón de un defensor vasco, pero el árbitro no lo consideró como punible. A partir de ahí, llegaron las principales ocasiones de gol nervionenses en este primer tiempo.

Gameiro la tuvo en dos oportunidades, con una buenísima intervención de Rullien la segunda evitando el gol del francés; y también Banega gozaría de una opción de disparo desde la frontal que se perdió a escasos centímetros del palo izquierdo defendido por el meta argentino.

Sin embargo, cuando mejor estaban los locales recibirían un nuevo mazazo a balón parado. En esta ocasión no hubo entendimiento entre la defensa y Sergio Rico y el defectuoso despeje de Krychowiak acabaría introduciéndose en propia puerta, pasada la media hora de juego en Nervión.

Llegaba el encuentro al descanso, y la Real se iba a los vestuarios con la satisfacción de haber logrado una gran ventaja con muy poco ofrecido arriba, pero muy bien plantado en el campo. El Sevilla tenía una difícil tarea en el segundo periodo, pero el camino se allanaría cuando tras la reanudación el árbitro señaló penalti en un agarrón a Iborra tras saque de esquina.

Gameiro se encargó de marcar el penalti y se abría un contexto completamente distinto de partido para ambos equipos.El Sevilla se iría descaradamente a por el empate y lo tendría con claras oportunidades de Reyes, un cabezazo de N’Zonzi y un mano a mano de Gameiro en el que Íñigo Martínez estuvo providencial en el corte para evitar el disparo del francés.

Todo ello acompañado de reiteradas pérdidas de tiempo por parte de Rulli para poner el balón en juego. Tanto fue así que acabaría viendo la amarilla. El equipo de Unai Emery se resistía a perder su racha de victorias en casa y pudo empatar nuevamente el francés Gameiro tras recibir en el interior del área, pero su disparo con la zurda se fue rozando el palo izquierdo.

Al final, la Real se llevó la victoria del Pizjuán, consiguiendo así un triunfo que vale oro para los vascos de cara a certificar la permanencia. El equipo de Eusebio acabó con la racha de 17 victorias consecutivas del equipo hispalense en el campeonato doméstico. Ahora al Sevilla le toca cambiar el chip y afrontar una dura eliminatoria en la Europa League frente al Athletic.