Inicio Opinión Antonio Oliver Vicente Del Bosque: “Mi continuidad en la Selección no dependerá de un...

Vicente Del Bosque: “Mi continuidad en la Selección no dependerá de un resultado”

412
0
Compartir

IMG-20160413-WA0010Vicente Del Bosque es un especialista en la normalidad. El equilibrio es norma de conducta en las actuaciones del Seleccionador. Su “no alteración” gusta a unos y desespera a otros. Siempre dice lo mismo cuando se le pregunta por las mismas cosas. Esto parece una obviedad pero, en la superficie cambiante del fútbol, no reinventarse cada diez minutos tiene mérito.

Con la Eurocopa ahí mismo, como posible meta final para el técnico, Del Bosque no parpadea al ser interrogado sobre escenarios de futuro: “Ahora estamos trabajando”. Tiene la certeza de que todo el mundo espera con curiosidad sus primeras palabras cuando termine el paso de España por la cita continental de selecciones. Él, dueño de su decisión, quita importancia a eso y se la pone al trabajo y, más adelante,  a la tarea de cerrar una lista de jugadores. “La lista, aunque se pueda pensar lo contrario, no está cerrada. Puede que en algunos casos lo tengamos más claro pero hay decisiones importantes que tomar y eso depende de nosotros pero también de otras circunstancias”.

Antes de la Eurocopa de 2008, Luis Aragonés, comunicó a la Federación Española de Fútbol que iba a dejar el cargo y que su futuro estaría en otro lugar. Finalmente Aragonés se comprometió con el Fenerbahçe. Luis eligió Turquía para, después de lo que pasara en la Eurocopa, alejarse del eco nacional. Los tiempos, antes de la Eurocopa de 2008, no eran fáciles en el entorno del equipo nacional y Luis notó que su etapa debía cerrarse allí. Eligió bien aunque, después, hubo medias palabras que dejaron un rastro de duda sobre la forma de cerrar aquella etapa, pero eso da para otra historia.

Fernando Hierro, en plena competición europea, se cita con Vicente Del Bosque y le comunica, oficialmente, la decisión de Luis Aragonés: “Luis  – informó Hierro – se marcha a Turquía y hemos pensado que tú seas el nuevo Seleccionador” La conversación fue más larga y en ella se abordaron detalles fundamentales pero Del Bosque fue claro: “Por mí no hay inconveniente, haced lo que consideréis oportuno”. Da la impresión de que Vicente del Bosque dejaba a Hierro una puerta abierta por si, después de esa charla, hubiera un cambio de decisión. Eso no se produjo y Del Bosque, tras el triunfo de Luis y su Selección, se hizo cargo del combinado de España para afrontar el reto del Mundial africano.

luis aragonesEspaña venía de ganar la Eurocopa y todas las dudas y rencillas que pudiera haber habido entre  Luis Aragonés y los “entornos” se disiparon. Desde muchos lugares llegaron peticiones encendidas para que Luis reconsiderara su postura. Hubo tensiones no suficientemente aclaradas, pero ya no habría cambios. Del Bosque y su equipo asumieron, tras un escueto acto de toma de posesión, las funciones y la responsabilidad de mantener el nivel marcado por la Selección. Para muchos este era el peor momento para desembarcar pero Del Bosque lo veía de otra manera: “No solo no era el peor momento, quizás fuese el mejor. Acabábamos de tener un gran éxito y había una Selección con mucha calidad, una inercia positiva, un estilo de juego definido y el ambiente en el equipo era extraordinario. Se trataba de saber gestionar la magnífica herencia recibida, darle nuestro toque pero, en absoluto, había que borrar nada del pasado, eso hubiera sido un error. Creo que llegamos en el mejor momento. De hecho, cambiando algunas cosas de forma razonada, conseguimos importantes resultados. Creo que fuimos afortunados recibiendo esa herencia y sabiendo gestionarla”.

El seleccionador debutante lo tenía muy claro y lo que desde fuera podían ser dudas y consejos de prevención, ante un grupo ganador y con afectos fuertes con el anterior “jefe”, él lo tradujo a ventajas y apoyos de salida: “La primera vez que me reuní con los jugadores les dije, que jamás deberían olvidar lo que hicieron con Luis y la importancia que tuvo su anterior seleccionador para el equipo y para ellos. De él deberían hablar siempre bien y de mí, ni bien ni mal. A partir de ahí solo se trataba de observar la situación, lo que había sucedido y analizar los jugadores con los que contábamos. Al final uno es esclavo de los jugadores de los que dispone”.

Aquella metodología funcionó. España ganó el Mundial, ganó la Eurocopa siguiente, sufrió un descalabro en Brasil y ahora se presenta en Francia con una lista en construcción y con un Seleccionador observado en todos los sentidos. Primero para comprobar si se vuelve a la senda del triunfo y después por saber qué hará Vicente Del Bosque, irse o quedarse: “Seguir o no, no va a depender de un resultado. Que deje el cargo o siga en él no dependerá de llegar a semifinales, de ganar el torneo o caer más o menos pronto. Nosotros no nos lo planteamos así”.

El seleccionador, usando una imagen futbolística, “nos la deja botando” y le preguntamos de qué dependería entonces su continuidad y si realmente hay posibilidades de que después de Francia siga al frente de la Selección: “La Federación ha tenido siempre buen criterio y ha dado pruebas de saber dar continuidad a los entrenadores. Ahora pasará lo mismo y seguirá el mismo apoyo y el mismo criterio. Si estamos nosotros como si hay otro seleccionador, creo que no debe haber preocupación porque hay técnicos muy preparados”. El tema de la continuidad se puede aplazar, lo que no se pude evitar es el debate permanente sobre la portería: “Hay mucha prisa por saber quién va jugar pero eso no toca ahora. Queda mucho tiempo y como he dicho no podemos saber hoy lo que va a ocurrir cuando llegue el momento de decidir eso”.

casillas delbosqueCada vez que se habla de portería, se mencione o no, siempre aparece la sombra de Casillas. No sabemos si el tema le cansa o le aburre al Seleccionador. “Ni una cosa ni la otra. Todos debemos estar orgullosos de que España cuente con un jugador como Casillas. Tiene un récord de partidos internacionales, ha ganado muchísimos títulos con la Selección y con su club y siempre ha sido un referente. Creo que a una figura como esa hay que tenerle mucho respeto. Sin embargo, eso está claro, respetando todo lo hecho tenemos que valorar el presente. Un jugador no viene aquí por lo que ha hecho en el pasado, viene por lo que está haciendo ahora”.

Hace unas semanas Del Bosque sorprendió al afirmar que Aduriz iba en la lista “por clamor popular”. Sonó extraño: “Estuve desafortunado con lo del “clamor popular”. Sin embargo todo arranca de una pregunta. Me preguntaron si Aduriz venía por eso y yo contesté lo que contesté pero, inmediatamente, rematé diciendo que venía por méritos propios, porque pensábamos que debía estar. Había muchas voces que lo pedían pero nosotros no funcionamos así. Hacemos lo que tenemos que hacer en cada caso, tratando de acertar y ser justos. Ya he comentado que para venir a la Selección no hace falta el clamor popular. Hay jugadores que no ha pedido nadie y están viniendo, caso de Bartra, de Nacho o de Rico. Nuestro criterio no tiene nada que ver con el clamor y en el caso de Aduriz, insisto, vino por sus méritos”

adurizCoincidiendo con el buen estado de forma de Aduriz se dieron varias actuaciones de Costa en la Premier, de las que a Del Bosque no le gustan. Quizás todo se unió para abrir las puertas de la Selección al jugador vasco: “Todo puede tener una relación…de todas formas nosotros ya habíamos dicho  que pensábamos en un plan con Paco Alcacer, Morata y Diego Costa. Es cierto que Costa todavía no ha dado lo que esperamos de él.  De todas formas él viene encantado, deseoso de aportar lo mejor. Tiene un gran sentimiento de Selección. También es verdad que Paco y Morata tampoco han tenido unas grandes actuaciones esta temporada pero eso no es inconveniente para que pensemos que son el futuro de la Selección y por eso hemos insistido. Luego aparece Aduriz y consideramos que debía venir, como si mañana aparece otro que nos parezca que debemos tener en cuenta. Todo puede ocurrir. En realidad se trata de pensar en Francia y solo en Francia. Contar con los mejores para esa fecha. Eso es lo que queremos”. La incógnita sigue planteada. Es difícil que Del Bosque arroje luz en un caso tan sensible como el del delantero.

Una de las dudas despejadas, si no media inconveniente que lo evite, es la terna de poteros. En  ricoesa terna, como acaba de mencionar, está Rico. El Seleccionador apostó por Rico y no se ha movido de las convocatorias. En cuanto apareció en la portería sevillista se convirtió en un fijo para Del Bosque: “Hemos apostado por él porque tiene buenas cualidades, tiene juventud y pensamos que, para ese puesto, es el indicado. Es cierto que podíamos haber llamado a otros que también tienen méritos pero, y sin clamor popular, nos decidimos por Sergio Rico”.

El Seleccionador tiene dudas alimentadas por el excelente momento de los equipos españoles. Tras muchas pruebas, convocatorias e hilvanes futbolísiticos, resulta que hasta el último momento no sabrá si puede contar con todos los jugadores que tiene en mente: “ Tenemos una idea, claro, pero con los equipos españoles jugando todo, con la posibilidad de que haya dos en la final de la Champions y dos en la final de la Europa League, debemos ser prudentes y esperar a ver cómo termina todo. En un momento te puede cambiar el guión. Además tenemos también la final de la Copa del Rey. Comprendo la curiosidad por conocer los planes pero este es el momento en el que estamos”.

La Liga se ha reactivado y el Real Madrid, con el Atlético por delante, se ha vuelto a meter en la lucha de una Liga que, hasta hace unas semanas, parecía estar resuelta en favor del Barcelona. Con permiso del equipo de Simeone, se reeditan las tensiones Madrid- Barcelona. Curiosamente, si obviamos el mal trago de Brasil, uno de los momentos más tensos para la Selección de Vicente del Bosque, fue el provocado por los enfrentamientos el Real Madrid y el FC Barcelona, con la Eurocopa del 2012 en el horizonte. Aquellos picos de tensión se vivieron de una forma muy sensible en las concetraciones. Del Bosque y su equipo técnico tuvieron que usar todo lo que tuviron a mano para reducir aquel estado de cosas que amenazaba el clima del equipo. Reuniones, llamadas, psicólogos: “Fueron comportamientos poco adecuados de jugadores internacionales que representaban a dos clubes muy importantes y que pertenecían a la Selección Nacional. Sin embargo creo que ellos eran los principales perjudicados. Por defender a sus clubes de aquella manera se perjudicaba al fútbol y se perjudicaban ellos personalmente. Creo que muchos de ellos se dieron cuenta viendose en la televisión. Las repeticiones de la tele creo que ayudaron a que entendieran sus error”. La situación fue tan compleja que se reclamó la ayuda de psicólogos: “Bueno nosotros tratamos de resolver el problema y para ello pulsamos diferentes opiniones profesionales que pudiera ayudarnos y que puedieran echar una mano. Sin embargo creo que lo principal fue la respuesta de los jugadores que se dieron cuentan de que así no se podía seguir y fueron generosos. Ellos era una representación de los mejores jugadores de España y no podían seguir por ese camino” El trabajo surtió efecto y la prueba fue la conquista de la Eurocopa, con brillante culminación en la final contra Italia. Aquel triunfo hace que España acuda a Francia en calidad de vigente campeón. Las sensaciones son diferentes pero Del Bosque lo tiene claro: ” Debemos ir con optimismo. Somos los actuales campeones y hemos ganado la clasificación haciendo un buen trabajo”.