Inicio 1ª División Atlético 4-2 Málaga: Carrasco se impone

Atlético 4-2 Málaga: Carrasco se impone

385
0
Compartir

El Atleti obtuvo la victoria ante el Málaga en el estadio Vicente Calderón por 4 goles a 2. Los goleadores por parte colchonera fueron Carrasco y Gameiro, ambos por partida doble, del lado malacitano vieron puerta Sandro y Camacho.

El Atleti salió intenso, con ganas de enmendar el error en Nervión, corrían con ganas y corrían bien, hacia delante como en los partidos anteriores a Sevilla. Gameiro, Carrasco y Griezmann lograron que la defensa del Málaga resultara una verbena de Agosto a ratos. Kone no se enteraba de la película, para cuando se enteró que estaba jugando un partido de fútbol Carrasco ya había aprovechado un pase al hueco de Griezmann y marcado el primero de la noche de zurda.9yafX1v8Id__34I6619.jpg

Carrasco está en un gran momento, los compañeros le buscan, tiene velocidad, descaro y encima la está empezando a soltar más, se asocia antes y más rápido, elige mejor, en fin, el Cholo lo está haciendo futbolista.

En el minuto 44 Kone quiso darle un “cacahuete” a  Camacho, el central del Málaga dejo en paños menores a kameni con esta acción donde estaban rodeados de futbolistas de rojo y blanco presionando con el cuchillo entre los dientes. Al final fue Gameiro el que agradeció el regalo del rival y fusiló a Kameni. Parecían que iban a acabar la primera parte plácidamente los colchoneros, nada más lejos de la realidad. Entre el primer y el segundo gol de Gameiro se lesionó Gaitán y Sandro metió uno de los mejores goles de esta temporada desde una falta muy escorada. No sabremos si fue a disparar o a centrar lo único que sabemos es que la parábola fue irremediablemente a la escuadra, Oblak que vio salir el balón tarde también tuvo parte de culpa.

El tercero del Atleti lo cuajó Gameiro gracias otra vez a un regalo de la defensa del Málaga, esta vez fue Villanueva el “benefactor” de los colchoneros.

La segunda parte tenía pinta de goleada rojiblanca hasta que el arbitro decidió expulsar a Savic por doble amarilla en un resbalón, el jugador contrario saltó, Savic ni lo toca. Puso así el arbitro su grano de arena al espectáculo y el partido cambió por completo, con el Atleti dejando a Correa solo como referente arriba y tocaba defenderse con uno menos casi toda la segunda parte.

El Atleti también sabe jugar a esto, así que los siguientes minutos fueron de todo menos fútbol, eran jugadores sacando de banda, eran jugadores en el suelo, eran todo amarillas de Estrada Fernandez para ambos bandos. A todo esto Camacho se adelantó a todos en el área, a Godín, a Lucas y finalmente a Oblak. A sufrir tocaban, los más veteranos ya estaban mascullando cuando en una contra Correa lanzó un buen balón a Carrasco que se llevó a dos defensas en velocidad y soltó un latigazo a la derecha de Kameni desde fuera del área imparable.

El segundo tanto dio nuevamente tranquilidad a los del Cholo que ya sí iban a controlar el partido hasta el pitido final del arbitro.