Inicio Fútbol Sala Al Quijote Arena como auténticos gladiadores. Jaén a la Copa tras superar...

Al Quijote Arena como auténticos gladiadores. Jaén a la Copa tras superar a Xota (4-3)

620
0
Compartir
Dani Martín en una acción con Yoshikawa

Sergio Cruz // @CanalLagarto  Jornada 14 y las espadas en todo lo alto en la lucha por un puesto de Copa. En frente Magna Gurpea, clasificado justo detrás del Paraíso igualado a puntos.

Inicio arrollador de Xota que salió con ganas de abrir rápido el luminoso, contabilizó hasta tres disparos duros que repelía Dídac a córner. Sin embargo la más clara llegó por parte jienense en un disparo de Chino a bocajarro que sacaba bajo palos Asier.

Los navarros fueron los primeros en anotar. Rafa Usín tocaba lo

Mauricinho celebrando un gol.

justo un saque lateral para desviar el esférico, este sorprendió a Dídac (0-1).

El partido estaba trepidante con ocasiones en ambas porterías, ningún equipo se guardaba nada.

La salida de Víctor Montes cambió el partido, era el jienense que hacía de revulsivo y nada más aparecer tenía la primera en la ante sala del gol.

Un saque de esquina daba el empate al Paraíso, Campoy recibía en la frontal y no perdonaba el arco de Asier. Volvían las tablas a cinco del descanso (1-1).

Una alegría que duraba poco. Araça puso por delante de nuevo a Xota apenas dos minutos después en una jugada con polémica. Las protestas de los jugadores de Jaén sirvieron de poco y el partido parecía que se marchaba a vestuarios con la ventaja visitante (1-2).

Los últimos minutos fueron de infarto. Los colegiados anulaban un gol de Jaén al señalar una falta dejando sin efecto la ley de la ventaja. Eran los instantes finales y la caldera de la Salobreja explotaba.

Mauricinho era el encargado de lanzar el doble penalti y no fallaba. La ejecución del jugador carioca daba la igualada antes del camino a los vestuarios (2-2).

SEGUNDA PARTE

En la reanudación el comienzo fue muy parecido a la primera

Xota implantó un muro defensivo.

mitad. Xota salía descarado y fuerte ante la meta de Dídac.

Era el minuto 25 cuando Roberto Martil por tercera vez ponía en ventaja a Xota. La ventaja llegaba en una gran jugada que finalizaba Yoshikawa al palo. El rechace lo mandaba dentro Martil (2-3).

No encontraba las situaciones de gol Jaén para empatar y los minutos pasaban. Xota aguantaba bien atrás buscando pillar desorganizada la defensa amarilla.

Dani Rodríguez introducía a Mauricio de portero-jugador a falta de cinco para el final.

Cuando restaban dos para la conclusión del mismo los jugadores amarillos gozaron de ocasiones de todo tipo para empatar. Asier se la sacaba a Chino alargando su pierna hasta el palo, y segundo después Dani Martín no giraba su tobillo lo suficiente para anotar.

Sería Solano quien a falta de un minuto diez colocaba el empate de falta directa. Un tremendo zapatazo que Asier espectacular casi toda la tarde era incapaz de detener para evitar el gol (3-3).

Xota había madurado bien el partido, pero en el deporte lo que una veces te quita otras te las da. La pasada semana vimos mandar por tierra una ventaja de +3, y el destino quiso que fuese en Jaén y ante los suyos cuando se saldase la deuda.

Tuvo de todo los últimos segundos, pero la locura benefició al Paraíso que agitó la pista y le salió bien la jugada.

Los navarros querían acabar el minuto restante con el balón en posesión y teniendo la última. Pero no fue así el guión.

El disparo de Xota lo detenía Dídac, este salía con personalidad jugando con el esférico en los pies y pisando la línea del área era trastabillado. Falta y doble penalti…

La historia era bonita, el partido épico y la posibilidad de ganar estaba ahí…un doble penalti no es gol seguro.

Mauricinho tomaba el control, fijaba su mirada en Asier y ejecutaba. A la vez que entraba el balón, se imprimía el ticket de participación para el Quijote Arena. Era el (4-3).

Llegaba la conclusión del partido y con el el sellado para Ciudad Real. Una victoria trabajada hasta límites insospechados. Sudando sangre que se volvió premio.

La grada saltó a la pista y se fundía en abrazos con sus jugadores y cuerpo técnico. Señores lectores…volvemos a la Copa. Palabra.

Pabellón de la Salobreja, lleno total con reivindicación de un palacio de deportes para la ciudad por parte de la afición. 

Goles: Rafa Usín 6′ (0-1), Campoy 14′ (1-1), Araça 18′ (1-2), Mauricinho 19′ (2-2), Roberto Martil 25′ (2-3), Solano 39′ (3-3) y Mauricinho 39′ (4-3).