Compartir

El Atleti consiguió la victoria en Ipurua por 0-2. Fue efectivo ante un buen Eibar que no encontró premio a su buen fútbol desplegado sobre todo en la primera parte. El arbitro Gil Manzano no estuvo acertado en ningún momento del partido, cometiendo varios errores de bulto que pudieron alterar el resultado.

El Cholo anda buscándose un equipo de garantías todavía a estas alturas de temporada y sacó un 5-4-1 muy ramplón en Ipurua, con tres centrales, dos carrileros y con Giménez de “stoper” en el centro del campo. A Griezmann lo envió a la banda derecha y dejó a Torres solo en punta. El invento fue un poco desastre y los guipuzcuanos sin miedo tocaban bien el balón, se acercaban con peligro al área del Atlético. Sobre todo lo intentaba el equipo armero por la banda izquierda con Inui. El japonés hizo una buena primera parte y sacó de sus casillas a Vrsaljko que tuvo que ser amonestado por una de las pillerías del jugador nipón. No encontraba ayuda necesaria Vrsaljko por su banda y el Atleti sintió momentos de puro acoso hacia la portería de Moyá.

Hacia el minuto 20 Gil Manzano iba a tener el primer error grave de la tarde: Adrián que dos minutos antes había recibido amarilla por una entrada en el centro del campo, corta un balón con una clara mano, de hecho Gil Manzano la pitó. El arbitro le perdonó la expulsión para compensar su anteriormente rigurosa tarjeta al propio Adrián. No solo iba a mosquear el colegiado a los colchoneros, en el 30 obvió un claro penalty de Vrsaljko por mano clara en el área. Los errores del arbitro no achantaban al Eibar que seguía insistiendo con buenas jugadas ante la defensa del Atleti que tuvo mucho trabajo para parar las acometidas de Enrich, Inui y Pedro León, aunque sus buenas acciones no tuvieron el premio del gol. El Atleti sin ideas y sin paciencia para elaborar juego se parecía mucho a aquel Atleti gris de los comienzos de Torres, con este aislado en ataque y los demás mandando balonazos sin sentido hacia arriba. En el 42 tuvo la mejor oportunidad el Eibar para abrir el marcador: Enrich no logró controlar un buen balón en una buena posición para marcar y la ocasión se fue al Limbo. Lo mejor del Atleti es que no perdía al descanso.

En la segunda parte Juanfran salió por Vrsaljko y amarró mejor a Inui. el Atleti andaba algo mejor y las pelotas eran muy disputadas en el centro del campo, en los primeros compases de la segunda parte el partido era de ida y vuelta aunque se les apagaba la luz a ambos equipos en cuanto veían el área contraria. En el 53 iba a llegar el primer gol del Atleti: corner que sacan hacia atrás, Filipe la pone al primer palo y Saúl logra conectar un buen cabezazo cruzando el balón ante Joel. El jugador del Atleti estaba en fuera de juego, otro error grave de Manzano. El Eibar empezó a atacar por lo injusto del marcador y en el 66 tuvo una serie de disparos con muchos rechaces que no lograron entrar dentro.

Volvía el Eibar a mandar en el terreno de juego y Pedro León en el 70 tuvo una buena ocasión tras un rechace, pero no logró conectar bien con el exterior de su bota y el balón se fue fuera. El Cholo movió el banquillo y retiró a un gris Torres por Gameiro. El jugador Francés sí iba a hacer mucho daño al equipo armero a la contra. Dos minutos después de su entrada al campo le puso una buena pared a Griezmann para marcar el segundo gol de la tarde. Tres minutos después no logró controlar un balón que le dejaba solo ante Joel. El Eibar lo intentó hasta el final y en el 89 pudo acortar distancias gracias a Bebé que supo salvar la salida de Moyá, pero al final la sacaron entre Godín y Savic. Mucho premio para un Ramplón Atleti.