Inicio Linares Deportivo El conformismo del Linares, deja vivo al Cartagena

El conformismo del Linares, deja vivo al Cartagena

730
0
Compartir

El Linares Deportivo suma un punto ante el FC Cartagena en un partido en el que los azulillos demostraron no ser un conjunto inferior al líder de la categoría. 

 

Tablas en Linarejos. Linares y Cartagena se enfrentaban esta tarde con objetivos diferentes. Los locales buscaban agradar a su afición y escalar posiciones, mientras que los visitantes buscarían confirmar el liderato en la categoría. El empate, por lo que hemos podido apreciar, debe haber dejado contentos a ambos equipos, o al menos, a ambos entrenadores.

El conjunto de Miguel Rivera trató de tú a tú al líder de la categoría, y a pesar de haberse adelantado con un gol de Casi en el 70, en el 71 los cartageneros iban a hacer el empate por medio de Cristo Martín en una de las dos únicas pérdidas de concentración que los azulillos tuvieron durante el encuentro.

El punto, para quien no haya presenciado el encuentro, puede parecer bueno, y de hecho lo es si tenemos en cuenta que el Cartagena es un conjunto que está hecho para ascender, pero quienes lo hemos presenciado, hemos podido comprobar la poca ambición del técnico del Linares Deportivo, algo que en Linares es difícil de entender. Como nota, indicar que Rivera hizo el primer cambio en el minuto 85, el segundo en el 89 y el tercero en el 93, demostrando una vez más la poca confianza que tiene en una plantilla que, cuando ha tenido oportunidades, ha demostrado que está capacitada para competir. En el banco había nombres como Álvaro Vega, Luis Lara, David Gámiz o Fran Lara entre otros. ¿Estará abriendo las puertas del vestuario el técnico a alguno de ellos?

Debemos hacer mención a la labor de Víctor Curto. Estuvo profesional a pesar de haber perdido el olfato goleador que demostró recién llegado, pero su empuje en el día de hoy es innegable.

El partido estuvo dominado desde el principio por los linarenses, que llegaban tímidamente a la puerta de Limones con disparos de Cuerva y Curto. También lo intentarían minutos más tarde Mario Martos y Corpas, pero la defensa efesé lograría rechazar el remate del bañusco. Joselu y el propio Corpas hacían diabluras por la derecha, y una jugada de éstos a punto estuvo de culminarla Casi, que intentó la tijera y no acertó en el remate. Poco o nada de peligro había acercado el Cartagena hasta ese momento. Rodri, de lanzamiento de esquina, a punto estuvo de sorprender a los visitantes en dos ocasiones consecutivas, pero el gol no iba a llegar. El Cartagena solo había intimidado gracias a la presión de sus futbolistas más adelantados y a la obsesión de los azulillos de sacar la pelota jugada desde atrás. Con empate a cero se llegaría al descanso.

Tuvimos que esperar al minuto 66 para ver como el público se levantaba de sus localidades. Fue gracias a un remate de Curto con la zurda que atajó, no sin complicaciones, el meta Limones. Ahí se animaron los azulillos, y en el 70, una gran jugada por la derecha comandada por Corpas, finalizaba con un certero remate de Casi que abría el marcador. Sin duda, el murciano si que ha recuperado el olfato goleador.

Pero la alegría iba a durar muy poco en Linarejos. En el 71, Cristo Martín iba a establecer la igualada. Despiste de la zaga azulilla (el primero en todo el partido) y los visitantes lo aprovechaban para demostrar por que son los líderes de la categoría. No se le puede dar concesión alguna a un gran equipo como es el que dirige Monteagudo.

Pero si hay alguien que sabe lo que significa el escudo del Linares Deportivo, lo que ha costado llegar hasta aquí, y lo que la afición demanda domingo tras domingo, ese es José Corpas. El bañusco lo seguía intentando y el el 75 aprovechó una contra para volver a levantar al público de sus asientos con un disparo cruzado que se marchó fuera por poco. El Cartagena también tuvo la suya, aunque por demérito del defensa azulillo Gonzalo. El central se confió en una cesión que le llegaba desde medio campo y Ros le robaba la cartera. Afortunadamente, Lopito, en el uno contra uno, supo dejar en nada el borrón de su compañero, que lleva semanas a un nivel inferior al del inicio de la temporada. Desde ese momento, nada más que comentar, salvo los ya mencionados cambios de Rivera para conservar el punto. Nos quedará la duda de saber que hubiera pasado si el técnico hubiera buscado la victoria. Quizá arriesgar hubiera sido perjudicial, pero nunca lo sabremos.

Sin duda alguna, hoy hay que felicitar a los futbolistas por su buen trabajo. Ellos cumplieron con creces y demostraron que si son ambiciosos. Mención especial a Rodri, un futbolista fundamental en este equipo. La brújula, el guía. Rodri respira fútbol; él es el fútbol.

Con este empate, los azulillos se encuentran en mitad de la tabla, en tierra de nadie. Los linarenses han sumado en Linarejos 15 de sus 29 puntos (se han disputado 33 puntos). Ahora toca pensar en la Copa. Entre semana, el Linares Deportivo recibirá a un viejo conocido, el Yugo UD Socuéllamos. Ahí podremos ver, se supone, a los olvidados por Miguel Rivera.