Inicio Opinión En coma pero vivo, resiste abuelo

En coma pero vivo, resiste abuelo

689
0
Compartir

Sergio Cruz// @CanalLagarto  Sigue la dura travesía por el desierto en el Real Jaén CF desde su vuelta al pozo de la Segunda División B. 

Cada aficionado tiene marcada una fecha en su memoria, si preguntas puedes escuchar muchas respuestas. El partido en el Árcangel, el día de la Ponferradina o el fatídico día del Alavés entre otros.

Bajo mi punto de vista todo empieza desde el mismo día en que ascendimos, con renovaciones que no se debieron dar y con decisiones durante el año que en ocasiones creo, que no venían al cuento. Veasé las fiestas de nuestros últimos partidos en la LFP donde parecía que ya teníamos la salvación o la consecución de un titulo.

Pecamos de novatos, y nos despertaron del sueño solo unos meses más tarde. Desde entonces…

Desde entonces hemos pasado del abono del ascenso a luchar tristemente por no descender. La primera campaña en Segunda B caímos en el error de prescindir del padre de los niños. Aybar confeccionó una plantilla a la que tenía en la lucha por el play off para que su sustituto nos dejara en mitad de la tabla.

El año pasado ya sufrió la parroquia blanca los impagos de sus futbolistas. Una plantilla aceptable, con un presupuesto muy distinto a la anterior. El equipo rindió hasta que dejó de cobrar, fue entonces cuando se dejó llevar y acabó la temporada con una serie de resultados malísimos.

Arconada pasó por Jaén con más pena que gloria y con la afición pidiendo su cese en varios momentos de la temporada.

Y llegó la actual. Parecía que la llegada de Juan Carlos Hidalgo e Higinio Vilches respaldado por Hitos volvería a traer la normalidad al club, pero humo…

La herecia de Rafael Teruel se llamaba Ramón Tejada, era la última opción para el banquillo blanco, pero obligados por su salario tuvo que ser la única al no disponer de caja para prescindir de sus servicios.

Ese primer apunte y el más importante condicionó todo. Hasta las palabras de su directiva. Se vendió un equipo de la provincia, de la tierra. Y llegaron de todos sitios menos de Jaén, David Ordóñez ya pertenecía al club.

El tiempo ha dejado en la cuneta a la mitad de la directiva, y en un hilo al entrenador al que no le sale nada. Un equipo que sigue sin alma donde los fichajes no han estado a la altura, jugadores que dejaron el club o en otros casos dejaron marchar podrían ser titulares sin esforzarse mucho.

Lo único bueno hasta el momento es que su máximo mandatario (Hitos) ha ido pagando a sus profesionales, algo que el año pasado no ocurrió. Decimos pagando por que la nómina correspondiente a diciembre sigue pendiente.

La rumorología apunta a la venta del paquete accionarial, primero fueron los granadinos, a los qué parece ser no les gustó lo que había y se apartaron. Y ahora los intermediarios anteriores apuntan una llegada con inversores asiaticos. Como me diría un amigo, «Lo que sea, pero ya». Esperaremos a la rueda de prensa que se espera esta semana.

Mientras en lo deportivo, el club es un desastre. No le gana a nadie (o casi). De 20 partidos 4 victorias, se cosecha mas derrotas (5) y la abrumadora cifra de 11 empates.

El histórico Real Jaén CF ha pasado de luchar año sí, y año también a rezar por no caer en descenso. A dar las gracias por conseguir el empate en La Línea, equipo que se esta jugando la categoría contigo y que recientemente te ha quitado el fichaje de Mario Gómez.

Miramos a los vecinos. En Linares sueñan con el play off, están a siete y vienen de dar una gran imagen ante el Cartagena. Mientras que el Atlético Mancha Real sigue haciendo más grande su historia. Especialista en ganar puntos en los últimos minutos, lo que indica el hambre de Juan Arsenal y los suyos.

Vencieron al Granada B en el 92, gol de Airam en asistencia de Elady. El de la Puerta se ha convertido en un jugador querido por media Segunda B (Ebro o Real Murcia entre otros). Un dato aterrador, entre los dos acumulan solo un gol menos que todo el Real Jaén CF sin ser delantero ninguno.

En Ourense, estadio de O Couto.

Siempre queda el pensar que todo cambiará, la nueva Victoria (de eso ni hablamos) volverá acoger grandes tardes, vivirá play off y con trabajo, más trabajo y una pizca de suerte volverá a celebrar un ascenso. Todo desde la humildad y el trabajo, peldaño clave si quieres conseguir tus objetivos.