Inicio Linares Deportivo Contra todo, pero con trabajo e ilusión

Contra todo, pero con trabajo e ilusión

1301
0
Compartir

Cuando el fútbol se vuelve caprichoso y te castiga con lesiones y malos resultados, solo el trabajo y la ilusión por este deporte puede voltear la situación. Un claro ejemplo es el cadete autonómico del Linares Deportivo; un conjunto que lucha por salvar la categoría.

 

En el fútbol, como en la vida, las cosas no siempre son como uno desea. A veces suceden cosas que te impiden avanzar y lograr los objetivos marcados. Cuando esto sucede, solo queda trabajar y soñar con que el esfuerzo dará sus frutos.

Hoy quiero centrarme en el Cadete Autonómico del Linares Deportivo. El conjunto que dirige el conocido técnico Pedro García Laso, está sufriendo una temporada cargada de reveses que provoca que este conjunto tenga que superarse semana a semana. La campaña comenzó de forma positiva, sumando los azulillos 8 puntos en las primeras jornadas del campeonato, pero pronto la trayectoria empezaría a complicarse.

Las lesiones de futbolistas importantes fueron (y son) una constante. A este equipo llegaron este verano futbolistas como Juanma, una pieza fundamental en el centro del campo y que pasó un auténtico calvario con las lesiones. Parece que los dolores remiten y a pesar de este problema, la selección provincial no ha dudado en contar con él. Otro jugador como Raúl, apenas pudo disputar un encuentro con el equipo y a día de hoy, aún espera para ser intervenido quirúrgicamente de su lesión de rodilla.

El de Marín es otro caso digno de mención. Una fractura en un dedo del pie le ha hecho perderse casi toda la temporada. Iba a reaparecer este domingo, pero el tendón de aquiles se lo va a impedir y tendrá que estar de baja, al menos, otra semana. Ahora ha llegado la lesión de Adri, el goleador del equipo, que vivía un momento de forma espectacular que también le había servido para formar parte del combinado provincial. Desde hace semanas, compartía delantera con otro goleador, su tocayo Adri, incorporado desde el Cadete “B” para reforzar la delantera. Ambos formaban una pareja letal. Adri, Marín, Juanma o Raúl no han sido los únicos lesionados del equipo. Hubo otros casos, aunque por fortuna, de menos duración.

Pero la transformación de este equipo ha sido espectacular. A pesar de seguir sufriendo lesiones, los chavales han sabido levantar la cabeza y mirar al frente. Con la llegada de la segunda vuelta, algo ha cambiado en sus piernas y, especialmente, en sus cabezas. Lograron 8 puntos en la primera vuelta y, en la segunda, llevan 10 de 12 posibles. Son conscientes de que deberán seguir trabajando para salir de la zona de descenso. Estaban lejos, muy lejos del objetivo de salvar la categoría, pero los chavales y su entrenador, ya ven la luz al final del túnel.

El próximo domingo, los azulillos recibirán la visita de la Escuela de Fútbol Francisco Castejón de Vélez Málaga (12:00h, Anexo de Linarejos). Sin duda, uno de los mejores equipos de la categoría. Un conjunto que lucha por no perder comba con los puestos de ascenso y que llegará a Linares con el objetivo de seguir mirando hacia arriba. Pero los linarenses no se lo pondrán nada fácil. Los chicos de García Laso tienen un sueño y cada partido es una gran oportunidad para hacerlo realidad.

La incorporación de chavales del Cadete “B” ha sido fundamental en la reacción de este equipo. Ellos han llegado al “A” con la intención de ayudar a conservar la categoría para poder disfrutarla junto a sus compañeros, la próxima temporada. Un soplo de aire fresco en un vestuario que se encontraba hundido y que, sorprendentemente, ha vuelto a sonreír. ¿El secreto? Trabajo e ilusión.

Pero esto no ha acabado. Los chavales tendrán que seguir trabajando. Todo llega…

.