Inicio Linares Deportivo Preocupante derrota azulilla

Preocupante derrota azulilla

895
0
Compartir

No pudo superar el Linares al filial cordobesista (2-1). El equipo no estuvo bien y Lasarte tendrá que modificar muchas cosas en los próximos días si no quiere ver a su equipo en la zona de peligro. 

 

Primer encuentro del Linares Deportivo sin el anterior técnico en el banquillo, y nueva derrota. Lasarte tiene mucho trabajo por delante. Lo primero que debe hacer es recuperar a varios futbolistas o tirar del fondo de armario, que lo tiene. Lo segundo, dejarle claro a la plantilla que aquí no hay titulares indiscutibles y que los egos son para los equipos de Champions.

Hoy sorprendió el técnico apostando por un Luis Lara que había rendido a buen nivel en las últimas semanas. Para colocar en el once al de Torreperogil, sentó a Casi, máximo goleador azulillo. Lo cierto es que la apuesta no le salió bien a Lasarte, ya que hoy Luis Lara no dio motivos a su nuevo entrenador para que siga apostando por él para la titularidad, si bien, Casi, cuando saltó al terreno de juego, tampoco demostró querer recuperar su lugar en el once inicial. Ahora entraremos a analizar ciertas situaciones.

La afición azulilla respondió una vez más y demostró un nivel muy por encima del que ofreció la plantilla. El Córdoba les reservó un lugar en la tribuna alta y se vió obligado a ampliar el cordón de seguridad, si bien es cierto que la entidad cordobesista hubiera sido más caballerosa de haber permitido que los azulillos hubieran podido ocupar más zona de esa tribuna alta para aprovechar la sombra. Cerca de 600 azulillos se dieron cita en un soleado Estadio de El Arcángel.

Tras el pitido inicial, los blanquiverdes parecieron más incisivos que los azulillos, si bien, el dominio real iba a ser de los linarenses. Los primeros disparos fueron obra de Luis Lara para el Linares y Galán para el Córdoba. Moha hacía daño con su velocidad e Higinio y los centrales hacían lo que podían para pararle. Corpas lo intentó también con un zurdazo que se marchó a la izquierda del meta local.

En el ecuador de la primera mitad, los azulillos comenzaron a dominar con más claridad, si bien, los cordobesistas amenazaban con salir a la contra. Tras una gran jugada colectiva, Chus Hevia iba a inaugurar el marcador en el 27 (0-1). Todo marchaba bien para un Linares que incluso pudo hacer el segundo tras una espectacular cabalgada de Joselu, pero el meta Valera casi se sentó sobre el esférico para evitar el tanto. También la tuvo Chus Hevia, pero su uno contra uno con el portero lo atajó el propio Valera, que con la manopla izquierda tocó lo justo para enviar a córner. Y en fútbol ya se sabe…

Habían perdonado los azulillos, cosa que no iban a hacer los locales. Un centro desde el perfil izquierdo no logró blocarlo Lopito y el balón suelto lo aprovechó Quiles para establecer la igualada (1-1) en el 39. El propio Lopito iba a evitar el tanto de Moha dos minutos más tarde con una grandísima intervención cuando el potente delantero cordobesista se plantaba ante él para fusilar la portería. Con la igualada se llegaría al descanso.

La segunda mitad iba a ser realmente mala para los intereses azulillos por la imagen y por el resultado. Como vulgarmente se dice, algunos futbolistas no podían ni con las botas. Trataba de llegar el conjunto de Lasarte por medio de Luis Lara que se equivocaba en el centro, y también con algunos saques de esquina en los que Valera se mostró dubitativo. Pero el que iba a lograr el éxito nuevamente era Quiles. El cordobesista iba a adelantar a su equipo en el 55 materializando el 2-1 que a la postre fue el definitivo. Ahí terminó de hundirse el Linares Deportivo.

Casi sustituyó a Luis Lara con la intención de tener más gol, pero no iba a tener su día el murciano. Precisamente Casi tuvo la igualada tras un disparo de Mario Martos, pero el máximo goleador azulillo no llegó a tiempo para empujarla. David Cuerva también iba a dejar su lugar en el campo, en este caso, a David Gámiz. Este si puso algo de intención en el juego azulillo. Incluso Ian González saltó al terreno de juego a diez minutos del final sustituyendo a Rosales. Curiosamente, con solo tres defensas, y a pesar de las contras, fue cuando más compacta se mostró la zaga linarense. Poco más iba a pasar en el terreno de juego. Finalmente, derrota preocupante de un Linares que mira con vértigo a los puestos de descenso.

Mucho trabajo tiene por delante Lasarte. Como asignatura pendiente y principal tiene recuperar a muchos futbolistas. Cierto es que Joselu rindió a un buen nivel, al igual que Gonzalo, si bien Rosales lo pasó mal, como Higinio. Este último caso está más que justificado. Corrió para arriba y para abajo, y aunque es quien mejor bota el balón parado, quizá habría que plantearse ahorrarle el esfuerzo de cruzarse todo el campo para sacar los córners y las faltas sobre el perfil derecho.

Los casos de Rodri Y Cuerva son, quizá, los más preocupantes. Estamos acostumbrados a verlos rendir a un nivel sobresaliente, y lo cierto es que llevan semanas que no están ni al 50%. Quizá precisen de un merecido descanso (que no castigo). Fran Lara y Rueda pueden actuar en el doble pivote sin que el equipo vea resentido su nivel; más bien todo lo contrario. Quizá ahora puedan aportar más al medio campo.

Luis Lara, como decíamos anteriormente, hoy no aprovechó la oportunidad, y Casi, no pareció, especialmente por actitud, querer demostrar que ese puesto debe ser para él. Chus Hevia estuvo peleón, Mario Martos desaparecido, y Corpas, el único que hoy rindió a un buen nivel. Ian apenas tuvo tiempo para nada, aunque lo cierto es que no transmite nada. Gámiz fue quien con su entrada, movió más al equipo, aunque quizá sea más decisivo como sustituto de Mario Martos.

A pesar de no estar a un buen nivel, el equipo se mostró muy cansado, de ahí la necesidad de hacer cambios en el once. Algunos jugadores acabaron tendidos sobre la hierba y eso denota que hay que trabajar más ciertos aspectos físicos. Pero no voy a dejar de hacer referencia a la actitud. Esa será otra de las asignaturas pendientes del nuevo entrenador. Quien no juega, debe estar empujando. Alguno, cuando más corrió, fue al final del encuentro, para dirigirse a los aficionados y llevarse el aplauso fácil. Populismo puro y duro.

Tiempo tiene Lasarte para analizar el encuentro y tratar de ponerle solución. Bueno, para tratar no; para ponérsela. Todos, él incluído, sabemos que este equipo está formado por una gran plantilla. Solo se trata de tener el compromiso de todos, jueguen o no, y de recuperar a ciertos hombres. Y si alguien no está comprometido o contento por el motivo que sea, la tribuna alta de Linarejos tiene buenas vistas.

La próxima semana, el Linares Deportivo recibe al Atlético Mancha Real. Los vecinos han caído ante el decano y junto al Real Jaén, ocupan puestos de descenso. Partido de vital importancia para ambos conjuntos.

Pero permítanme que me despida volviendo a hacer mención a la afición del Linares Deportivo. Hoy superó a la cordobesista. La blanquiverde se sorprendió por la afluencia y el empuje de la azulilla. La sufridora pero orgullosa afición azulilla.