Inicio 1ª División Munuera Montero: “Mi sueño es mantener la categoría y perdurar muchos años...

Munuera Montero: “Mi sueño es mantener la categoría y perdurar muchos años en ella”

1037
0
Compartir

El árbitro es el elemento del fútbol que vive en estado de cuestión. Siempre en el punto de mira de aficionados de uno y otro equipo, de entrenadores, de jugadores, de directivos y de periodistas. Desde Palabra de Fútbol, en nuestros Premios Nacionales 2017, hemos querido reconocer la trayectoria y la labor de dos colegiados de la provincia de Jaén, con una sobresaliente carrera a sus espaldas, Pedro Pérez Montero y José Luis Munuera Montero. El segundo de ellos, José Luis Munuera Montero es un recién llegado a la Primera División del fútbol español. A sus 33 años, este jiennense, es uno de los árbitros más jóvenes y con mayor proyección del panorama nacional. Antes de la gala de mañana lunes, hemos charlado con él sobre su orígenes, sobre su llegada a la élite, sobre la preparación que requiere su posición y sobre sus anhelos para el futuro. 

Palabra de Fútbol: – ¿Cómo y cuándo te surge la vocación de árbitro?

Munuera Montero: – Nace de mi pasión por el fútbol. Lo he practicado incluso siendo incluso árbitro hasta que llegué a Segunda B. Además, mis dos hermanos mayores eran árbitros, por lo que vi una salida en el momento en el que dejé el equipo de mi colegio por su desaparición y decidí seguir enganchado al mundo del fútbol a través del arbitraje. Es una forma de viajar, de practicar deporte, de dirigir partidos de primera línea y sobre todo, de continuar siendo partícipe de una disciplina deportiva que me encanta.

PdF: – ¿Cómo fue ese trayecto inicial, el origen en los años anteriores a tu llegada a la élite?

Munuera Montero: – Comenzamos arbitrando partidos de fútbol base con chavales muy jóvenes. Los comienzos siempre son el pilar fundamental donde coges la base, la seguridad y la confianza de lo que puedes proyectar en un futuro. Yo lo vivía con mucha intensidad y me hacía mucha ilusión cada fin de semana compartir partidos de Regional Preferente con árbitros experimentados.  Esos cinco o seis primeros años fueron momentos de formación y de aprendizaje. Al principio, nosotros aprendemos en el campo y la experiencia nos la da la práctica. En esa época, hice grandes amigos. Las experiencias que yo viví en la provincia de Jaén fueron inolvidables. Mi debut fue en Arjona como asistente y el árbitro principal era González Mora y han pasado ya 18 años. Es un periodo clave porque el comienzo lo marca todo.

PdF: – Después de ese recorrido, llegas a Tercera División y vives una eclosión que te lleva en unos años a pegar el salto a Segunda B primero y a la Segunda A después. ¿Cómo lo viviste?

Munuera Montero: – Estuve en Tercera División durante cinco temporadas. Las últimas tres, arbitrando encuentros de play off de ascenso. Esas campañas me dieron confianza y experiencia para luego afrontar los tres años siguientes de Segunda División B y los dos partidos de play off de ascenso que arbitré en Éibar y después en Albacete. De ahí, a Segunda División otras tres campañas. Es una categoría con una competitividad brutal. Mi objetivo era hacer un buen año cada temporada y esperar la oportunidad. En Segunda División hay un nivel de exigencia increíble, como exige la propia competición, pero siempre había soñado con llegar a Primera División y dentro de mí sí había algo que me decía que tenía que hacer lo posible por llegar a Primera. Era consciente de la dificultad que suponía pero he podido conseguirlo.

PdF: – ¿Cuándo eres consciente de lo que significa ser árbitro de Primera División? 

Munuera Montero: – En el mes de julio nos comunican por teléfono la noticia. Lo primero que hago es llamar a mis padres e irme a celebrarlo con ellos. Durante esos días, recibimos muchísimas llamadas de felicitación de todas las personas que nos han apoyado. Son momentos de alegría que en parte subsanan todas las experiencias negativas vividas.

Pero cuando verdaderamente te das cuenta, es cuando ya te designan el partido y lo coges con mucha ilusión. Nos designaron el Celta de Vigo – Leganés. Haces la maleta y planificas el viaje. Ya en Vigo, sales al campo, ves el ambiente que hay y eres consciente de lo que has conseguido. Dentro del estadio, lo vives de una forma muy intensa y percibes el grado de la responsabilidad que tenemos los árbitros de dirigir partidos de esta envergadura.

PdF: -¿Cómo entrena y prepara los partidos un árbitro de Primera División?

Munuera Montero: – El control físico y la preparación del partido es la de un deportista profesional. Tenemos un preparador físico, Juanjo Liaño, que es el responsable del Comité Técnico de Árbitros y  nos realiza un seguimiento mensual de nuestros entrenamientos. El árbitro de fútbol en Primera División entrena unos cinco días a la semana. Solemos entrenar los lunes y martes, miércoles descanso, vuelta a los entrenos jueves y viernes, y el fin de semana, bien el partido u otra sesión de carga. Es un entrenamiento específico, con control por GPS, que sincronizamos con el preparador físico que inspecciona exhaustivamente que el trabajo previsto se haya realizado correctamente.

En cuanto a cada partido, estamos acostumbrados a ver mucho fútbol por televisión y en directo. Ese entrenamiento visual nos permite conocer muy bien a cada equipo: te aprendes su sistema táctico, los futbolistas más habituales, cómo afrontan los partidos, las características de cada jugador…etc.

PdF: -¿Cómo se adapta el árbitro a la continua evolución del juego y del reglamento?

Munuera Montero: – El árbitro y el arbitraje en general a nivel mundial se va adaptando y amoldando a lo que el juego le va demandando, no al contrario. En ese sentido, cada vez se está trabajando para que sea mejor. A nivel táctico, hemos modificado la forma de correr de un sistema diagonal en el terreno de juego, por un sistema de carril, que nos permite acercarnos mucho más a las bandas, ya que en la actualidad el fútbol se desarrolla en mayor medida por esa zona. A nivel tecnológico, cada vez tenemos más herramientas. En primer lugar, instauraron los banderines que vibraban, posteriormente los intercomunicadores para mejorar la compenetración, ahora tenemos el spray para señalizar las barreras y en un futuro, se está estudiando aunque no será de inmediato, la instauración del VAR que siempre y cuando sea un medio para ayudar al trio arbitral será bien recogido.

PdF: -¿Cómo ves el nivel del arbitraje español respecto al europeo?

Munuera Montero: – Tenemos la mejor liga del mundo y por lo tanto, necesita a los árbitros más preparados del mundo. El nivel del arbitraje español va de la mano del nivel del fútbol español en sí, que es espectacular. El nivel de exigencia es brutal a nivel de entrenamientos, a nivel teórico y a nivel de preparación. Se está trabajando y prueba de ello es que el cien por cien de los árbitros han pasado los últimos exámenes físicos (19 y 20 de abril). Eso es un signo evidente del nivel arbitral.

PdF: -Uno de los lunares del fútbol es la violencia para con los árbitros. Recientemente, ha tenido trascendencia a nivel nacional un altercado que sufrió la colegiada jiennense Soraya Leiva en un partido de Primera Andaluza en el que sufrió una serie de insultos machistas por parte de jugadores. ¿Qué opinas sobre este tipo de situaciones?

Munuera Montero: – Me parece lamentable. Tengo que decir que esa gente no tiene cabida dentro del fútbol. Es un problema de la educación y la formación de una persona, no un problema del fútbol en sí. A día de hoy no se puede ir a un estadio a llevar a cabo ese tipo de agresiones verbales a una compañera en lugar de animar a sus compañeros y a su club. Desde aquí le mando un abrazo enorme.

PdF: -¿Has vivido tú algún episodio de violencia en algún estadio?

Munuera Montero: – Por desgracia también yo he vivido episodios desagradables. Ha habido conatos, no de agresión física, pero sí de otro tipo de violencia y de situaciones donde tienes que estar muy bien preparado a nivel mental, para no verte superado. Son experiencias que te forman y te ayudan a forjar un carácter. El fútbol es un deporte espectacular, que tiene muchas cosas buenas pero comportamientos aislados y puntuales como ese afean mucho la imagen de este deporte que tiene intrínsecos valores como la responsabilidad, la deportividad, la disciplina o la lucha, que quedan empañados por este tipo de acciones.

PdF: -¿Qué sueños te quedan por cumplir dentro del arbitraje?

Munuera Montero: – Soy una persona que se pone objetivo altos aunque me gusta vivir el presente con muchísima intensidad. Mi sueño pasa por mantener la categoría esta temporada y perdurar el máximo de años en la misma. Hasta ahora llevamos quince partidos y las cosas nos están saliendo bien.

PdF: -¿Qué mensaje mandarías a los árbitros de Jaén que están empezando y te tienen como referente?

Munuera Montero: – Les digo que persistan, que no decaigan y que trabajen y luchen por su sueño. En su vida, van a caer en los profesional y en los personal muchas veces. Pero lo importante es que se levanten. La sociedad de hoy en día no está acostumbrada a la frustración. En ese sentido, el arbitraje te da ese valor fundamental que es la tolerancia al fracaso.

Además les transmito un mensaje de ánimo en el que lo fundamental es que disfruten del camino, del día a día, no del cuando sino del mientras, sea cual sea la categoría.

PdF: -¿Qué supone para ti recibir este premio a tu trayectoria en tu provincia?

Munuera Montero: – Agradecer a Palabra de Fútbol que se acuerde de un árbitro. Me siento muy orgulloso de este premio, que lo recojo yo pero que lo hago extenso a todo el colectivo arbitral.

Además, es especial porque soy de Jaén más que un olivo ya que me he criado aquí. Desde hace ocho años resido en Córdoba por motivos laborales, pero visito mensualmente Jaén para ver a mi familia, a mis padres y hermanos. Agradezco este detalle porque no es frecuente que se galardone a un colegiado. Además, me enorgullece que lo hagáis vosotros, un medio con relevancia nacional, que hace las noticias con objetividad, rigor, tacto y cariño.