Inicio 1ª División Chico vuelve al vestuario del que jamás debió salir y en el...

Chico vuelve al vestuario del que jamás debió salir y en el que estará Pablo Ortiz y no Rosales

1416
0
Compartir

Semana de movimientos en el Linares Deportivo. Pablo Ortiz primera incorporación, y Chico, vuelve al vestuario como segundo entrenador. Rosales no continuará.

El Linares Deportivo ha comenzado a moverse en serio. Las gestiones que venía realizando Jesús Medina han empezado a concretarse esta semana con el regreso a Linares de Juan Ferrando, quien durante unos días estuvo trabajando desde la lejanía y que el pasado domingo regresó a la ciudad de las minas para presenciar en Úbeda, el partido del filial correspondiente a la Copa Subdelegada.

La última hora está en la confirmación de que Jonathan Rosales no continuará en la plantilla. Durante la pasada temporada fue uno de los capitanes, pero al parecer, futbolista y entidad no han llegado a un acuerdo para seguir ligados. El Club ha emitido un escueto comunicado agradeciéndole sus servicios.

El que sí estará será Pablo Ortiz. Un viejo conocido formado en las categorías inferiores del Real Jaén desde donde salió para jugar en el Cartagena y en el Guijuelo. Ortiz se ha convertido en el primer refuerzo azulillo.

El que si estará en el vestuario la próxima temporada es Chico tras un año de ausencia. La llegada de Rivera aceleró su retirada como jugador, pero además, el malagueño, no quiso contar con el “Gran Capitán” como ayudante de lujo. Sin duda, algunos hubieran estado mucho más tranquilitos en el vestuario azulillo de haber estado Chico dentro, y eso, a pesar del buen trabajo realizado por Pepe Ruiz y Óscar Benito, que como muchos aficionados saben, han tenido sus más y sus menos con algún lumbreras del vestuario tal y como han reflejado unos mensajes públicos que han circulado por Linares vía whatsapp.

También podemos confirmar que Ferrando ya ha contactado con otros futbolistas de la pasada temporada para contarle los planes que tiene para ellos. Al parecer, las ofertas, a día de hoy, son insuficientes para muchos futbolistas. Puede haber una auténtica limpia en el vestuario de Linarejos. El verano promete ser entretenido