Inicio Entrevistas Flores: “En Jaén y Linares deben tener paciencia y apoyar a sus...

Flores: “En Jaén y Linares deben tener paciencia y apoyar a sus equipos, con el escudo no se gana”

942
0
Compartir

Paco Flores es uno de los jugadores que marcaron la historia del Real Jaén. Formó parte de una plantilla que estuvo a punto de devolver al club a la Primera División del fútbol español. Tuvo dos etapas en el conjunto blanco. La más brillante, a las órdenes de Manolo Ruiz Sosa y otra, ya menos rutilante, bajo la batuta del sevillano y bético Pepe Peñafuerte. Flores jugó también en el histórico Linares de Jose Antonio Naya. Siendo jugador del Linares, Paco Flores sufrió un grave accidente de tráfico que acabaría condicionando su carrera como jugador de fútbol.

La vida del portentoso delantero se prolongó en los banquillos siendo entrenador del RCD Español con el que logró el título de Campeón de Copa, coincidiendo con el centenario del conjunto del mítico Sarriá. Con el Real Zaragoza logró el ascenso a Primera División y, desde hace años, se alejó por voluntad propia de los banquillos. Hoy mira el fútbol, desde el conocimiento de la materia, pero solo como espectador.

¿Su retirada de los banquillos tuvo algún motivo concreto?

 El momento en el que decido no entrenar es cuando comprendo que en el fútbol ya mandan unos intereses que ni comparto ni puedo aceptar. Todo es prisa, necesidad de ganar con urgencia. No se valora el trabajo como se debe. Cosas que no tienen que ver exactamente con el fútbol pesan mucho. Lo que me lleva a tomar esa decisión es un cúmulo de circunstancias. Además no sé si estaba muy dispuesto a aceptar ciertas imposiciones. Es decir, no estaba dispuesto a aceptar ciertas imposiciones. Luego, eso también es cierto, la forma de salir del Real Club Deportivo Español después de 26 años, me dolió. Han sido muchas cosas.

 ¿Qué mensaje mandaría a las aficiones del Real Jaén y del Linares ahora que se ven en Tercera División?

Deben tener mucha paciencia y, en este momento, estar más cerca que nunca de su equipo. Los dos clubes tienen una historia muy larga. En Jaén y en Linares saben apreciar el fútbol, han visto mucho fútbol y deben entender que estos momentos que viven, son momentos para que no abandonen a sus equipos. El fútbol te da y te quita. Ahora las cosas han venido mal pero, con la ayuda de la grada, seguro que la próxima temporada se consiguen los objetivos. Deben tener muy claro que bajar se baja rápido pero que la lucha por subir es muy dura, no importa la categoría, ascender cuesta muy caro. Deben ser pacientes y entender que los resultados pueden no llegar desde el principio pero las temporadas son muy largas. Apoyar es el principio de los éxitos que pueden llegar después. Si los jugadores sienten cerca a su afición, las cosas serán más fáciles.

¿Qué consejo daría a los dirigentes de sus exequipos en la provincia de Jaén?

 Que tengan los pies en el suelo. Que no vivan por encima de sus posibilidades y que den estabilidad a sus proyectos aplicando el sentido común. El fútbol necesita cabeza. También, como en el caso de la afición, a los dirigentes les pediría paciencia. Las cosas no se puede lograr de la noche a la mañana. Deben apoyar a sus entrenadores y darles tranquilidad. Muchas veces en el fútbol se quiere recoger el fruto antes de sembrar. Las cosas deben ir a su ritmo.  La Tercera División es complicada para equipos como Jaén y Linares que salen como favoritos y que tienen el objetivo del ascenso. Sin embargo no se gana ni con el escudo ni con el nombre. Se gana con trabajo, sacrificio, disciplina y eficacia. Eso se logra si hay un buen clima y si los que mandan saben crearlo. No es fácil, pero es lo que les diría a los máximos responsables de los clubes.

 ¿Qué importancia tiene la cantera a su juicio en clubes como estos y en esta categoría?

 Para mí la cantera es fundamental siempre y en cualquier club. El bloque debería ser de gente de casa, de futbolistas hechos en las categorías inferiores. Se debe trabajar con esa idea. Ahora los niños, desde que empiezan, tienen la posibilidad de escapar de los clubes que los forman y contra eso hay que luchar. Desde el primer momento hay que vincularlos a la entidad, ya vendrán luego sus representantes a negociar las cosas. Creo que hay que trabajar mucho en esto y que los canteranos sean la base de los equipos. Eso es fundamental.

¿Qué recuerdos guarda de Jaén?

 Muchos y muy buenos. Tengo grandes amigos y siempre llevo a Jaén en mi corazón. Me han tratado muy bien. Tanto en mi época de jugador, en el Linares y en el Real Jaén, como cuando he vuelto por cualquier motivo. El fútbol me ha dado muchas satisfacciones y entre ellas está mi paso por la provincia de Jaén. Deseo de corazón que los dos equipos logren sus objetivos y que se cumplan los sueños de las dos aficiones. Seguiré a lo largo de la temporada los pasos en la liga de ambos equipos. Me alegraré de sus triunfos porque eso hace felices a los amigos que dejé allí.