Inicio Fichajes Paula Serrano vuelve a España para liderar al Madrid CFF

Paula Serrano vuelve a España para liderar al Madrid CFF

233
0
Compartir
Paula Serrano posa con los trofeos conquistados con el Neunkirch

Tras las negociaciones entre ambas partes, finalmente el Madrid CFF no se anexionará al Real Madrid. El empresario óptico Alfredo Ulloa, ex-portero madridista en su juventud, es el máximo mandatario del Madrid Club de Fútbol Femenino, la pasada campaña militante de la Primera División Femenina (por debajo de la Liga Iberdrola). Y ha decidido encumbrar a su equipo a lo grande, sin paliativos, con Jesús Nuñez en el banquillo, técnico que quedó tercer clasificado en liga y semifinalista de la Copa de la Reina con Paula Serrano a sus órdenes en el Atlético de Madrid, así como contratando a las mejores futbolistas que tiene a su alcance.

Paula serrano ya aparece en la web oficial del Madrid CFF

Uno de esos nombres es, precisamente, el de la placentina Paula Serrano Castaño (26 años), quien en sus inicios formaba parte de los equipos mixtos de la Unión Polideportiva Plasencia, siendo premiada en 2004 con el galardón Joven Promesa del fútbol extremeño. Sin embargo, al llegar a categoría cadete ese tipo de distribución de equipos ya no estaba permitido, por lo que se marchó al Ciudad de Plasencia para disputar la Primera División Femenina durante dos temporadas. Pero su proyección resultaba evidente y, tras varios años de interés, el Atlético de Madrid se hizo con sus servicios, pudiendo disfrutar de su fútbol durante siete temporadas en las que fue internacional y en 2012 entró en el once ideal de la Superliga, distinción reconocida con el premio Fútbol Draft Femenino de Oro. Hasta la temporada 2014/2015, en la que desembarcó en el ASD Torres Calcio, equipo de la Isla de Cerdeña con el que llegó hasta los Octavos de Final de la Champions League Femenina, para el siguiente curso recalar en el Granada y, por último, el FC Neunkirch, con el que este curso recién acabado ha levantado liga y copa.

En declaraciones a palabradefútbol.com, Paula afirmaba que “anteriormente, el nivel del fútbol español estaba por debajo de otros países debido al tiempo y la profesionalidad que se le dedicaba. Ahora, gracias a la participación de Iberdrola como sponsor, el fútbol femenino se puede profesionalizar y de ahí su evolución y el nivel más alto que se ha adquirido. Aún le queda mucho por evolucionar pero ya se ven cosas y una profesionalización que era el primer objetivo.”

En cuanto a su flamante fichaje, reconoció que “llevar la camiseta de cualquier club es una gran responsabilidad porque estás defendiendo unos colores y una historia, pero este club tiene un proyecto y una ilusión muy grande por hacer algo bonito en el fútbol femenino. Demostrar lo que vale llevar esa camiseta será duro porque hay mucho nivel en esta competición pero estamos convencidas de que será un año muy bonito y yo he decidido sumarme a este proyecto que creo que merecerá mucho la pena.”

Y, por último, también se posicionó respecto a las expectativas generadas por el equipo: “teniendo en cuenta que es el primer año que el equipo juega la Liga Iberdrola, sabemos que tenemos que ir con pies de plomo. Sin embargo, el Madrid es un equipo muy bien estructurado y con las medidas necesarias para sacar el máximo rendimiento de cada jugadora y en la liga esperamos hacer el mejor papel posible teniendo como objetivo conseguir la clasificación para la Copa de la Reina.”

Las virtudes de Paula recaen sobre el control de los tempos del partido, sabiendo cuando mantener la calma o bien meter un pase en profundidad, y su peligro de cara a la portería rival, tanto a la hora de llegar desde segunda línea como con su potente disparo.

Y es que ese engranaje de la sala de máquinas será mucho más sencillo gracias a que coincidirá con sus dos excompañeras, Jade Boho (29 años) y Sandy Maendly (29 años), del Atlético de Madrid y Neunkirch respectivamente. Mientras que la primera es una delantera que destaca por desequilibrar entre líneas, la jugadora de Ginebra se trata de una jugadora muy compatible con la extremeña, ya que es muy física y su función se basa en destruir el juego del rival y comenzar la elaboración del propio.