Compartir

El Atlético de Madrid ha conseguido una importante victoria en el Metropolitano por 2-0 ante el Sevilla en un partido muy igualado que se decidió por pequeños detalles que favorecieron a los del Cholo Simeone. Carrasco y Griezmann fueron los goleadores este medio día en el Noroeste de Madrid.

El partido era muy disputado en el centro del campo con los dos equipos muy igualados y respetándose mucho. Las imprecisiones fueron la tónica general del partido, ya que los dos técnicos se arroparon bien en la medular, destacando en los primeros compases algo más a Nzonzi y “el mudo” Vázquez que se buscaban bien por dentro propiciando algo de peligro en el área de Oblak cuando los dos encontraban a Muriel que estuvo muy voluntarioso durante todo el partido. Así llegó la primera ocasión del partido en el 11 con un disparo desde fuera del área de Muriel que tocó en Savic y por suerte para los del Metropolitano el balón pegó en el palo. 5 minutos después puso la réplica Filipe en el área contraria rompiéndola con su zurda a bote-pronto en la misma escuadra del Travesaño. Esas fueron las dos únicas ocasiones que se concedieron los dos equipos ante las pocas acciones de asociación con el centro del campo tan cerrado. El Sevilla con un Mercado muy serio en defensa repelía al Atlético con facilidad, aunque el Atleti pareció mejorar al final del primer periodo.

El gol llegó mientras los aficionados todavía no habían acabado el bocata del descanso. Un minuto después de entrar al terreno de juego, en el 46, Vietto logró filtrar un gran pase hacia Carrasco, Nzonzi pareció llegar pero al final lo que hizo fue facilitar la acción a carrasco que con espacios es muy peligroso. El belga solo tuvo que deshacerse de Rico con un amago y marcar a puerta vacía. Ya con la ventaja en el marcador el Atleti mejoró mucho, gracias a la buena movilidad de Vietto y a las subidas de Filipe y Vrsaljko. Al Sevilla en ataque le costaba encontrar soluciones aunque lograba hacerles pasar por momentos de nerviosismo a los zagueros colchoneros. No lograba controlar el partido el Atleti aunque en el 69 en la jugada más larga de los colchoneros en todo el partido iban a encontrar el segundo gol. Lo marcaría Griezmann tras jugada por el flanco derecho, la puso atrás y Filipe se la devolvió inteligentemente dejándolo solo y con posibilidad de disparar sin oposición dentro del área chica.

El gol maquilló un partido bastante gris del francés que fue sustituido por Thomas en el 71. El jugador Ghanés dio el equilibrio que le faltaba a los colchoneros para llevarse los 3 puntos y encaramarse en la parte alta de la tabla.