Inicio Champions League Apuntes de Champions

Apuntes de Champions

385
0
Compartir

Eduardo Grenier. Cuba.- Lo confieso: la última vez que lloré fue una tarde de Champions. Dicen que es cosa de niños andar lamentándose por ahí, a veces con motivos demasiado vacuos, en ocasiones por golpes que va asestando la vida, pero esto es totalmente refutable. Dicen, también, que los hombres no lloran, pero el fútbol es otra cosa, demasiado para la gente sentimental. Ahí no me salvo. La última vez que las lágrimas vencieron mi resistencia fue después del himno de la Liga de Campeones.

Espero, sinceramente, que no sea yo un ser extraño en este mundo por soltar un par de lagrimillas en un partido de fútbol. Sea como sea, por fin terminó la espera. No sé a quién rayos pudo habérsele ocurrido apagar sus luces por tantos meses. Parecieron una eternidad esas tardes edulcoradas con alguna copa insignificante por allí, una liguilla asiática o norteamericana por allá. Pero, qué va, nunca es lo mismo.

Este miércoles terminaron los partidos de ida de la Liga de Campeones, el torneo que se juega con un cuchillo apretado entre los dientes, el que nos regala esas jugaditas por las que vale la pena pagar un boleto para entrar a la cancha… Regresó la Champions y volvieron los mosaicos a la grada, las inundaciones humanas a los bares, las bufandas ondeando a borbotones después de un gol, el grito de aliento ante la adversidad. La Champions tiene mucho de fútbol, cierto, pero tiene también mucho de vida.

Olvidemos estos matices y entremos en materia: lo más destacable fue, quizá, el renacimiento del Real Madrid y la aplastante demostración de Bayern Múnich, Mánchester City y Liverpool. Vayamos por orden cronológico.

Juventus – Totthemhan Hotspur    

El encuentro, disputado en el estadio de Turín, comenzó de una forma y concluyó de otra. Al inicio, Higuaín perforó las redes en par de ocasiones, aprovechando la fragilidad defensiva del equipo inglés. Sin embargo, al fiel estilo de Pochettino, los Spurs mantuvieron la sangre fría y fueron in crescendo a medida que avanzaron los minutos. Así, lograron empatar e, incluso, poner a los bianconeri contra las cuerdas. Conclusión: en Wembley, deberá Allegri modificar su sistema y aprovechar el presunto regreso de Dybala, su estrella, el jugador distinto. Los del norte de Londres, por su parte, solo necesitan intentar que el guión se repita, aprovechar el empuje de su afición y añadirle una pizca de coraje. En este último punto, quizá, los italianos reservan sus esperanzas.

Basilea- Manchester City

Brevemente: ¡qué bien juega el City de Guardiola! Su paso por Basilea fue turístico. Llegaron, respiraron aire suizo, contemplaron la belleza paisajística y se marcharon. Fútbol total. Eliminatoria sentenciada. Ojo a este equipo.

Real Madrid- PSG

Ya lo dijo la leyenda blanca Juanito: «noventa minutos en el Bernabéu son molto longos». Emery se enteró, como se enteró también el bueno de Areola, que se tragó tres. El Madrid es otro en Champions. Fue un gran partido entre dos candidatos al trono, en el cual la táctica tuvo un gran peso. Zidane venció en su batalla particular ante Unai, presumiendo de su eficacia en los cambios y su excelente interpretación del partido. El Bernabéu recuperó la mística y fue un infierno; Asensio, el genio que inclinó la balanza. Eliminatoria abierta, pero con los blancos como favoritos.

Porto- Liverpool

La aplanadora de Klopp aseguró su presencia en la siguiente fase. Tiene muy buena pinta este elenco, merced a su poderío en zona de ataque. El tridente es de los mejores del mundo, con un Salah gigantesco y Mané como fiel escudero, además del efectivo Firmino en punta. Por los portugueses, la resistencia fue derrumbada cuando el portero José Sá falló en el primer gol, para levantar la polémica en torno a la suplencia de Casillas. Pobre la presentación de los lusitanos y temible la del equipo de la ciudad de los Beattles. Eliminatoria sentenciada.

Chelsea- Barcelona

El Chelsea propuso un partido trabado y el Barcelona no corrió con suerte en su afán de derrumbar la «muralla azul». El empate final benefició a los culés, que no perdieron el encuentro gracias a la intervención de los postes en sendos disparos de un William inmenso. En el Camp Nou el Chelsea está obligado a marcar, lo cual desmorona en cierta medida la teoría de que saldrán exclusivamente a defender su cabaña. Eliminatoria muy abierta, con el Barça nuevamente en rol de favorito.

Bayern – Besiktas  

La jugada clave del partido fue la expulsión del central Vida en el minuto 15 para dejar a los turcos con 10. Quizá lo hubiera definido Gabriel García Márquez como la “crónica de una muerte anunciada”. Se ensañaron los de Heyckes y arrasaron con un conjunto otomano endeble, que sufrió su inferioridad numérica. Ni siquiera el infierno de Estambul concede atractivo al cotejo de vuelta. El veredicto está dictado en favor de los bávaros.

Sevilla – Mánchester United

“Dicen que nunca se rinde”, cantaban en el Sánchez Pizjuán antes del partido. Eslogan perfecto. Los de Montella salieron valientes a la cancha ante un horrible equipo inglés que prácticamente desde el minuto 1 apostó por el empate sin goles. Inmerecida igualdad para los nervionenses que, de cualquier forma, partirán hacia Mánchester con la ventaja de que un empate con goles les beneficiaría. Los de Mourinho mostraron un juego pálido, deslucido y frágil.

Shaktar – Roma

Como Cristóbal Colón, Monchi es un gran descubridor, pero de talentos de fútbol. Su última adquisición, Under, les dio ventaja parcial a los romanos en Ucrania. Todo fue, sin embargo, un espejismo. El conjunto de Donetsk remontó el encuentro y, si no sentenció, fue gracias a un Alisson que obró varios milagros traducidos en paradas antológicas. En la vuelta el Olímpico jugará un papel fundamental. Sigo apostando por los italianos de Eusebio di Francesco, quienes deberán imponer la superioridad tangible de su plantilla.