Inicio Opinión Antonio Oliver Torres cierra su futuro atlético y evita especulaciones a final de temporada

Torres cierra su futuro atlético y evita especulaciones a final de temporada

293
0
Compartir

Fernando Torres ha desvelado su futuro. Se va del Atleti. Lo ha dicho en un acto de LG. Ha sido una cuestión de futuro. Del futuro de Fernando y del futuro de la televisión interactiva. Lo más avanzado.  LG presentaba lo último en relación con el mundo audiovisual y el jugador ha dicho al mundo lo último en relación con su futuro. El mensaje de la nueva tecnología y el de Torres han llegado a todo el planeta. Simbiosis perfecta. Es la eficacia del fútbol como lenguaje. Habrá que aprovechar lo que queda de temporada para ver la imagen de Fernando Torres  con esa novísima herramienta. Todo fluye.

Fernando es, sin haberlo pretendido, la encarnación de los sentimientos de un club que valora de forma especial su esencia, los sentimientos. Los atléticos lo reverencian. Sus gestos, su forma de explicar el alma atlética, sus palabras y, muchas veces, sus silencios hacen de Torres un jugador que trasciende a lo cotidiano, a lo prosaico y que está por encima, incluso, de la épica, de ganar o de perder. Fernando ha superado la línea del afecto y eso hace que su afición le considere  patrimonio sentimental y jemeplo de valores, una persona que les representa siempre y en todas las circunstancias. Este jugador se irá del equipo pero el Atlético de Madrid jamás se irá del corazón de Torres.

Su historia empieza a ser contada como ejemplo de amor a un club. Hoy solo se trata de dejar constancia de un hecho que afecta al Atlético de Madrid y al fútbol. Aprovechando un avance tecnológico de LG, Torres ha dado un pase avanzado para que, en un final de temporada en el que su equipo juega títulos, todo esté claro por su parte. Es su último servicio como jugador. Su aportación para que nada sirva, a medida que se acerca el final de temporada, para distraer la atención. Habrá tiempo de analizar cosas pero la voluntad ha quedado patente y el mensaje claro: Adios y aquí se queda mi corazón.

Fernando quiere que su gente solo piense en lo importante. Él es un referente pero lo fundamental para Torres, siempre, es el Atlético de Madrid. Está claro que por encima de eso, para los verdaderos atléticos, no debe haber nada ni nadie. Comportamiento marca de la casa. Grande.