Inicio Portada Software DELSOL Mengíbar vence a Tenerife Iberia Toscal en su último partido...

Software DELSOL Mengíbar vence a Tenerife Iberia Toscal en su último partido en casa (2-1)

115
0
Compartir

Partido con una intensidad baja en la primera parte a causa  de lo poco que ambos equipos se jugaban, pese a que en la segunda mitad, la cosa mejoró considerablemente.

A los 30 segundos avisó Tony con un tiro ligeramente cruzado tras pase en banda de Fran Peña. En la siguiente jugada llegaron los visitantes sin peligro y lo peor fue que Cristian Blanco chocó contras las vallas y tuvo que ser atendido, aunque todo quedó en un susto. Un minuto después, doble oportunidad para los locales pero el disparo de Tony va al palo, el rechace le cae limpio a Jose López pero su disparo es despejado en boca de gol.

El partido entró en una dinámica donde el Software DELSOL Mengíbar presionaba arriba e impedía la salida de balón de Tenerife Iberia Toscal que mandaba balones largos a Rafa sin peligro. Dominaba el encuentro pero no lograba concretar las ocasiones.

Así llegamos al ecuador en un partido donde claramente nadie se jugaba nada, y la pobre entrada por el cambio de fecha de sábado a viernes, no ayudaba.

El partido continuó con la misma dinámica, con pocas ocasiones claras y siempre del lado local. A falta de un minuto, Javi Garrido solicitó tiempo muerto para intentar que su equipo se fuera al descanso por delante en el marcador. Tras la reanudación la jugada ensayada acabó con un disparo de Ureña estrellado en el palo. Sin embargo, el marcador no se movería y eso que Christian tuvo un mano a mano en el que Rafa sacó el disparo de forma providencial.

El partido se reanudó con la misma dinámica, pero con un Software DELSOL Mengíbar más decidido. Además, pronto vería Christian la amarilla que sin embargo poco después sacó un balón en boca de gol con la mano aunque la tenía pegada a criterio del colegiado.

El partido se volvió loco y ningún equipo dominaba con claridad. Los locales lo intentaban pero con demasiadas imprecisiones mientras que los insulares disfrutaron de ocasiones gracias a la rapidez en las contras y a pases en largo cuyos remates de cabeza complicaron a Rafa en más de una ocasión. La más clara en el minuto 27, se fue cerca del palo.

Poco después una pérdida en defensa serviría para que Ixemad adelantara a los visitantes, cuando aún quedaba 12:20 para la finalización. Lejos de espabilar, la siguiente fue un disparo de Saúl Marrupe que tuvo que despejar Rafa a córner por lo que Javi Garrido se vio obligado a pedir tiempo muerto. Para  más inri a falta de once minutos, los hermanos colegiados que tan famosos son en esta pista, se inventaron la quinta después de que la falta la recibiera Jose López que además vería amarilla por protestar.

Después vería amarilla Ureña por protestar, tras que el árbitro no señalara una falta clarísima sobre Fran Peña. La disputa sirvió para que los locales se vinieran arriba y disfrutaron de las dos mejores ocasiones pero José Luis Gomís sacó 3 balones cuando se cantaba gol.

Sí señalaron una falta sobre José López a 11 metros en banda. Cuando todos esperaban la jugada, Fran Peña metió un auténtico golazo de disparo directo poniendo las tablas a falta de 7:30 en el electrónico.

A partir de ese instante, fue un auténtico vendaval el conjunto local solo ligeramente intimidado por los balones en largo. En contra, un Gomís pletórico que sacaba todo cuanto le llegaba. A falta de 4:20 salió Froy como portero jugador y en la primera jugada Javi Lizana remató sin oposición pero el balón lo casó in extremis la defensa.

Por suerte a falta de 1 minuto y 6 segundos, en la primera que Tony entraba en el juego de 5, cedió un pase magistral para Froy que puso el 2-1. Salió entonces Christian de 5 para los visitantes y le tocó defender al conjunto rojillo. Su ataque no era demasiado fluido y Tony estuvo a punto de sentenciar tras un robo pero el balón fue despejado por la defensa.

Con resultado de 2-1 terminó el último partido en casa de esta temporada para el Software DELSOL Mengíbar que sufrió lo indecible para ganar un partido que a priori parecía fácil pero que él mismo se complicó.