Inicio Opinión Antonio Oliver Cristiano vuelve, a su pesar, a oscurecer una gran noche de Champions...

Cristiano vuelve, a su pesar, a oscurecer una gran noche de Champions del Real Madrid

135
0
Compartir

Cristiano Ronaldo, muy a su pesar, ha vuelto a echar ceniza sobre una excelente noche de Champions del Real Madrid. Mientras el conjunto de Lopetegui daba un recital ofensivo en el Bernabéu, Ronaldo era expulsado en Mestalla. La expulsión, rigurosa y exagerada, pero bomba informativa, ha hecho palidecer todo lo ocurrido en la jornada. La cara de CR7 y su llanto desconsolado, han superado en comentarios y citas el excelente partido del Madrid ante el conjunto romano.

Los de Julen Lopetegui han podido firmar un registro histórico en Champions. Superiores y capaces de todo, sin embargo, solo han marcado tres goles. Parece suficiente y lo es pero, viendo el partido, el Madrid pudo hacer historia. El equipo cada día juega un poco mejor y, ofensivamente, ya ha demostrado que tiene recursos muy diversos. Pese al enorme caudal ofensivo, veo demasiadas vías abiertas hacia su puerta. La Roma, sin ser superior, pudo hacer un roto al Madrid en varias ocasiones de no haber actuado Keylor. Los grandes perdonan poco y esta vez el equipo romano no fue grande, solo fue normalito pero pudo casi hasta el final, apretar el resultado. Los aplausos de hoy, supongo, no ocultarán esas cosas que no se han concretado pero que hemos visto todos.

Tras el partido hubo una lluvia fina y prolongada de halagos al Real Madrid. Merecidos. Es como si, todos los que han querido ver agujeros donde nos los había y ningunear al técnico para adular a Rubiales, tuvieran la obligación de llenar de elogios al Madrid por este partido. Los merece pero, de todas formas una cosa no quita la otra, y Lopetegui tendrá que advertir a sus zagueros y a quienes administran el balón en la medular que, como juega el Madrid, un error de pase o una espalda descubierta es, como se vio ante la Roma, más de medio gol. Esta vez Keylor lo arregló pero, como este partido es el de los “parabienes”, es buen momento para advertir que pocas veces al Real Madrid, en esta competición, le van a perdonar tanto.