Inicio Portada Sala de Ánalisis: El Palo aguantó el liderato empatando frente al Real...

Sala de Ánalisis: El Palo aguantó el liderato empatando frente al Real Jaén en La Victoria (1-1)

134
0
Compartir

José Ramón Cobo-Reyes.- Real Jaén y C.D. El Palo se medían en el partidazo de la jornada. Ambos ocupaban los dos puestos más altos de la clasificación y una victoria de los jiennenses les auparía al primer puesto. El partido estuvo fuertemente condicionado por el estado del terreno de juego, que sufrió por las lluvias caídas en Jaén a lo largo del día y se formaron charcos en muchas zonas del campo que a veces impedían que el balón rodara como debiera. En base a eso analizaremos cómo jugaron ambos equipos.

Cómo jugó el Real Jaén

El Real Jaén salió con un 1-4-2-3-1. La portería la ocupó Ángel De La Calzada, la línea defensiva estuvo formada por Choco, Ramon, Fragoso y Rentero. El doble pivote por Juanma Espinosa, que era el que descolgaba, y Fran Hernández. Este último sería sustituido por Heras, que tuvo el mismo rol que Hernández pero con mayor presencia aérea, adaptándose Germán Crespo a lo que pedía el partido. El trío de mediapuntas lo formaron Juan Carlos, Juanca y Mario Martos. De punta jugó Antonio López.

En la salida de balón, el Real Jaén tomó algunos riesgos en los primeros compases, cuando el campo estaba en mejores condiciones. No fueron pocos los sustos que tuvo el Real Jaén por balones atrás debido a que el campo frenaba el balón y provocaba que un pase sencillo se convirtiera en un balón dividido. Por ello, conforme el juego avanzaba, el Real Jaén tuvo que recurrir al juego directo hacia Antonio López. El lanzador era Ramon y Antonio López bajaba a la zona de mediapuntas para ganar el balón. Juanca se ubicaba a su espalda para ganar la prolongación y Mario Martos o Juanma Espinosa se ubicaba por delante para recibir la dejada. El Real Jaén está habituado a ejecutar esta salida cuando el rival le presiona arriba, por lo que atrás no hay una superioridad defensiva amplia. El contexto que tuvo en esta ocasión no fue ese, ya que El Palo no necesitaba presionar con muchos hombres para provocar problemas en la salida del Real Jaén, por lo que los blancos se encontraban en inferioridad en el juego directo y tuvieron problemas para encontrar asentarse en campo contrario.

En la creación del juego, el Real Jaén encontró a un inspirado Juanca, que tuvo conducciones de verdadero nivel y grandes combinaciones. De esta manera llegó el gol, con una gran conducción del 11 jiennense. Es interesante ver los movimientos de Mario Martos, que se moviliza mucho en la mediapunta para provocar superioridades en la banda donde se encuentra el balón. Debido a esta movilidad, muchas veces genera espacios por dentro que Juanca suele explotar. Esto fue lo que ocurrió, insisto, en la jugada del penalti, por la que Juanca recibió en la zona del 10 sin ningún mediocentro paleño cercano. Juanma Espinosa en esa situación del juego también se descolgaba para generar superioridades, mientras que Fran Hernández conservaba su posición. Los laterales, tanto Rentero como Choco, ganaban altura y dotaban de amplitud al ataque jiennense. A Rentero le daban prácticamente la banda para él solo, ya que Juanca prefería pedir por dentro. En los últimos compases del partido, el equipo se partió prácticamente en un 4-2-4 y el juego directo fue mucho más acusado. En esa situación el partido estaba empatado y no vi cómodo así al conjunto blanco, aunque consiguió anotar un gol que anularía el colegiado.

En la finalización, Antonio López siempre se aleja del balón. Es decir, busca la zona del 2º palo y a partir de ahí decide hacia qué lugar desmarcarse. En los centros laterales también entra el extremo del lado contrario al balón. Otra forma que tuvo de acercarse a la meta rival fue por medio de rápidas combinaciones en el balcón del área, aunque faltó precisión para finalizarlas. Destacar también en esta situación del juego que Antonio López saca provecho de su juego de espaldas para dejar de cara a los jugadores que se desmarcan hacia el área, como ocurrió en una internada de Choco a la que no llegó el lateral por poco. Cuando Antonio López moviliza a los centrales Juanca aprovecha esos espacios para desmarcarse en ruptura, aunque en este partido no le encontraron de esta manera.

 En la transición defensiva, el Real Jaén presionaba cuando perdía en campo contrario, pero en campo propio prefería asentarse en un repliegue medio que fue donde acostumbraba a defender los ataques del líder.

En la transición ofensiva, el Real Jaén buscaba profundizar de primeras, pero cuando llegaba a campo contrario intentaba mantener la posesión y asentarse en campo rival. Es decir, contraatacaba pero sin ánimo de finalizar, solo de ganar profundidad.

En la defensa alta, el Real Jaén presionaba con un 4-4-1-1. Los extremos se situaban con su par, es decir, sus laterales. Mario Martos era el encargado de movilizarse con el balón, para generar igualdad o superioridad defensiva y, en cualquier caso, Juanma Espinosa era el encargado de desplegarse. El Palo no se complicó mucho en su salida y buscaba el juego directo, por lo que esta fase tampoco fue decisiva.

En la defensa media, el Real Jaén intentaba desplegarse en ocasiones para provocar la recuperación. Como nos tiene acostumbrados Germán Crespo, el Real Jaén pretende llevar la iniciativa hasta cuando defiende. En esta ocasión el Real Jaén debía protegerse del juego directo que ponía en práctica el equipo de Málaga, por lo que no se desplegó en exceso.  Además, cuando el equipo se desplegaba, la línea defensiva  acompañaba, para dejar en fuera de juego a sus rivales. Sin embargo, en algunas ocasiones esto supuso un disgusto, como fue en una clara ocasión de Pepe Capitán en la que los centrales tiraron el fuera de juego pero el linier no lo consideró. Tal ocasión sería desbaratada por Ángel De La Calzada.

En la defensa  baja, El Palo pretendía aprovechar a su extremo Javi López para que desequilibrara a Choco. El lateral tuvo una actuación bastante buena, aunque esto no impidió en que se pudiera sentir el peligro cada vez que el extremo paleño encaraba a su par. El Real Jaén intentaba generar superioridad en estas instancias con el pivote de dicho lado, en este caso Juanma, pero no siempre llegó a la ayuda.

En cuanto a balón parado, tengo que destacar que en las faltas defensivas el Real Jaén tira la línea muy alta. Sin embargo, apenas retroceden los defensores y se sufre con las llegadas desde atrás de los atacantes. En este partido Choco no tiró bien la línea, ya que se quedaba un poco atrasado, y aunque siendo honestos El Palo no materializó ninguna ocasión de esta manera, hubo algunos centros en los que llegaban varios atacantes solos que no llegaban por poco. No sé si compensa ese riesgo, aunque en este partido la moneda salió cara para el club jiennense.

Cómo jugó El Palo

El líder salió con un 1-4-3-3. En la portería figuraba Manolo Reina, en la línea defensiva Lulu, Nacho Aranda, Diego y Salvi Ramírez. En la línea de medios se colocaba Caturla como pivote y Jorge Pina y Durán como interiores. En la banda izquierda se situaba Javi López, en la derecha Javilillo y arriba Pepe Capitán.

En la salida de balón se buscaba un balón cruzado hacia Pepe Capitán, que estuvo especialmente efectivo en esta situación del juego. El delantero se impuso a los centrales jiennenses y permitía a su equipo asentarse en campo contrario.

En la creación de juego, El Palo buscaba un ataque directo, buscando constantemente el 1vs1 de sus bandas. Cabe destacar que sus laterales guardaban su posición para prepararse ante el ataque contrario. Los ataques en general eran poco elaborados, que era lo que pedía el terreno de juego, y el jugador que llevó más peligro fue Javi López.

En la finalización, El Palo atacaba el área con Pepe Capitán y con sus interiores. El que más peligro llevó fue Durán, de mayor envergadura y el que más se descolgaba. También buscaban la espalda del Real Jaén, que arriesgaba con una línea alta y que a veces falló, como en la clara ocasión de Pepe Capitán.

En las transiciones defensivas El Palo apretaba en campo contrario para evitar el contraataque jiennense.

En las transiciones ofensivas, El Palo buscaba juego directo a su 9, o bien buscaba la espalda de los laterales para generar una jugada de 1vs1 de sus extremos, en especial con Javi López.

En la faceta ofensiva, hay que hacer mención especial al balón parado. El Palo generó mucho peligro en esta situación, no ya solo por su gol de córner. En las faltas laterales no anotó debido a que no llegaron los atacantes al balón, pero eludieron el fuera de juego del Real Jaén y se quedaban solos delante de Ángel. En los saques de esquina no tenían un patrón de lanzamiento claro, es decir, enviaban al primer palo, punto de penalti y segundo palo. Sin embargo, si mostraban que en todo momento generaban movimientos trabajados, en especial los bloqueos para eludir el marcaje al hombre que planteaba el Real Jaén, que dejaba a dos jugadores en zona en el primer palo y los demás marcaban de manera individual.

En la defensa alta, El Palo apretaba levemente para provocar el envío jiennense, ya que el campo les impedía estar precisos. En ocasiones cambiaban a una presión con dos hombres, donde se descolgaba Durán y se situaban en 1-4-4-2. El juego directo fue defendido eficazmente, aunque ello no impidió que en alguna ocasión Antonio López ganara el duelo.

En la defensa media, El Palo volvía a cambiar entre el 1-4-5-1 y el 1-4-4-2 cuando un interior se desplegaba para presionar. El Palo no se desplegaba en demasía, esperando a que el Real Jaén fallara en algún pase. Sufrieron cuando el equipo blanco pudo combinar, cómo se vio en el penalti y en las ocasiones en que Juanca recibía con ventaja y podía conducir. En ocasiones su centro del campo se descompensó y se generaron espacios.

En la defensa baja, El Palo defendió eficazmente los centros laterales y los envíos, pero cuando el Real Jaén combinaba por bajo no tenían esa velocidad y esa capacidad de girarse para poder parar a los atacantes blancos. En esta situación el campo les benefició, ya que invitaba al juego directo.