Inicio Opinión Antonio Oliver Sutil: «Hemos padecido mucho humo y muchas mentiras, pero nos salvaremos»

Sutil: «Hemos padecido mucho humo y muchas mentiras, pero nos salvaremos»

616
0
Compartir

El Martos CD ya tiene nuevo entrenador. Antonio de la Torre “Torreca” llega con el encargo de sacar al conjunto marteño de una posición impensable a principio de temporada. El técnico trabaja , a marchas forzadas, para ponerse al día en todo lo que le puede ayudar a revertir la situación y alcanzar el objetivo.

Alguien que ha vivido todo desde el primer momento es Paco Sutil. Sutil, desde su llegada a Martos, se ha convertido en un referente para la afición marteña y en un capitán respetado para la plantilla. En el campo y fuera del campo, el jugador jienense ha dado muestras de compromiso deportivo y social. En los momentos más críticos de lo que va de temporada, ha salido en defensa de los derechos de sus compañeros y se ha implicado decididamente en todo lo que tiene que ver con el club y su futuro deportivo e institucional.

Sutil nos ha dejado una reflexión y un análisis de lo que, a su modo de ver, ha pasado y de la razón por la que el Martos CD ha llegado a este punto:

“Los que llevamos mucho tiempo en el fútbol y lo conocemos de arriba abajo tenemos un sexto sentido. Cuando se habló de un gran proyecto y  de unas cosas que nos iban a llevar muy lejos, uno se pone en guardia. Personalmente ya he escuchado ese discurso otras veces y casi nunca sale bien. Muchas promesas y muchas cosas que luego o se quedan a medias o no arrancan. En este caso ha habido muchas mentiras y poca ayuda. Muchas promesas y pocas realidades. La única cosa positiva es que el equipo pudo empezar la temporada y salir a competir pero luego ha habido cosas que nos han perjudicado a los futbolistas y al club. La residencia la pusieron a nombre del presidente y al final el Martos se tuvo que hacer cargo de todos los gastos, que no son bajos precisamente. En esto ha quedado el gran proyecto.”

¿Cómo se llega a tener que ver tres caras en un banquillo la misma temporada?

Esto se explica porque las cosas no se hicieron bien desde el principio. No hubo un criterio ni una planificación, digamos profesional. Se produjo una ida y venida de futbolistas que hacían imposible saber qué equipo teníamos y con quién podía contar el entrenador. Así no había manera de identificar ni una plantilla y mucho menos una alineación de once jugadores. Rafa Perales, que es un buen entrenador, se juntaba a veces con treinta futbolistas en un entrenamiento y al día siguiente se le iban tres y llegaban dos. No había forma de poder realizar un trabajo serio. Esas señales eran muy preocupantes. Luego llegó Juan Cortés, que conocía bien al equipo, y se dieron buenos resultados pero las cosas ya estaban torcidas y era muy difícil arreglarlas.

Si has jugado al fútbol y has competido de forma profesional, sabes que ese camino no te lleva a ninguna parte y en esta ocasión, desgraciadamente, no me he equivocado y las cosas fueron ocurriendo de la peor manera posible para el club y para los jugadores que estamos comprometidos con este proyecto y con esta afición”.

¿En algún momento has pensado en tirar la toalla y marcharte?

No. Nunca. Ni mi carácter ni mi forma de ver la vida me lo permiten. Además mi compromiso con este club y con esta afición es total. Llevo dos temporadas en Martos y parece que he estado aquí toda la vida. Tengo mucho que agradecerle a la directiva y a la afición. En estos momentos y en otros momentos malos lo único que se me pasa por la cabeza es hacer todo lo que esté en mi mano para ayudar a salir de esta situación. Jamás se ha pasado por la cabeza abandonar”.

¿Hay alguna razón concreta para tener ese grado de vinculación afectiva al club?

Creo que es porque yo noto que la afición me quiere y esa sensación es muy agradable. Soy humano y agradezco el cariño. La forma de devolverlo es tratar de hacer felices a esos aficionados cada domingo con mi trabajo en el campo. Soy uno de los capitanes y tenemos que dar ejemplo en ese sentido. Si veo que la afición sufre no puedo evitar sufrir también. Eso es lo que me hace pensar que estoy en el sitio correcto y que lo correcto es seguir aquí y tratar de conseguir, junto a la directiva y a la afición, el objetivo que ahora todos tenemos marcado”.

¿Te has sentido respaldado, siempre, en las buenas y en las malas?

Siempre. En eso tengo que estar especialmente agradecido a la directiva. En todo momento me han transmitido respaldo y confianza. Yo soy un futbolista que, por mi forma de ser, necesito notar esa confianza. Para mí es fundamental y mi rendimiento mejora cuando sé que gozo de esa seguridad. Aquí y con esta directiva la he notado y eso me hace pensar que no podría estar mejor en ningún sitio”.

¿Crees que, con la herencia que ha dejado “Grupo”, esta directiva podrá encontrar recursos económicos para sostener al equipo?

Estoy seguro de que no habrá problema. No dejarán de cumplir ni con jugadores ni con empleados. Con todos los problemas que han pasado podemos decir que estamos al día y eso es muy importante. Confío plenamente en ellos”

¿Después de todo este relato de desatinos, mentiras y errores, qué puede pasar, en qué puntos estáis los jugadores?

Pues estamos en el punto en el que yo y todos pensamos que nos vamos a salvar. Ha llegado el momento en el que debemos unir fuerzas y apurar todas las posibilidades que tenemos. Creo que la directiva que lleva el club ahora es seria, está comprometida con la plantilla y con la afición y nosotros estamos dispuestos a echar el resto para que nadie pueda decir que no hemos dejado hasta la última gota de sudor para que este equipo siga en la categoría. Por nuestra parte no va a aquedar y estoy seguro que por lo que se refiere a los directivos tampoco. Si a esto le sumamos a la afición, tenemos razones para pensar que vamos a logra este reto y que el Martos se salva, seguro”.

¿Qué impresión ha causa el nuevo entrenador en la plantilla?

Este entrenador es el que club necesitaba. Había cosas que no eran profesionales, que había que adaptar a la exigencia de lo que tenemos por delante y él lo ha hecho. Ha empezado a introducir ese concepto que, la verdad, nos hacía falta. Solo llevamos dos o tres entrenamientos con él pero me identifico plenamente con su forma de hacer las cosas. Su carácter y su forma de trabajar nos va a venir muy bien. Este equipo tiene mucha juventud y un líder como él en el banquillo nos va a ayudar mucho en estos momentos. Es el ideal para llevar el barco en este momento. A partir de ahora debemos mirar todos hacia adelante y pensar solo en que nos vamos a salvar”.

Paco Sutil es un libro abierto. Seguramente podría haber dado más detalles de la mala gestión que ha sufrido el club en la primera parte de la temporada pero, está claro, su objetivo ahora es sumar y salvar al equipo. Se trata, por el acento que ha puesto en su palabras, de una cuestión deportiva pero sobre todo de un compromiso afectivo con la afición de Martos. Cuando habla se nota que es un capitán a tiempo completo. Es una suerte para el equipo, la directiva y el técnico contar con un futbolista así en el vestuario. Personas así marcan la diferencia y son vitales en tiempos de mar brava.