Inicio Portada La huella profunda de Tartilán en el Real Jaén

La huella profunda de Tartilán en el Real Jaén

286
0
Compartir

Juan A. Águila.- Juan Manuel Tartilán, Lugo 6 enero de 1940. Fue un gran futbolista, que triunfo en el Celta (30 partidos), Sevilla CF, donde coincidió con “Chus Heredia”, Campanal, Diéguez, Ruiz Sosa… y en el RCD Espanyol, donde llegó a tener como compañero al mítico Alfredo Di Stefano. Jugó en dichos equipos en la élite,  fue un magnifico lateral derecho con gran vocación ofensiva, duro, técnico y  con gran colocación. Un futbolista inteligente con el balón en los pies.

Como entrenador  triunfó con el Clavo Sotelo, que por cierto le quitó un ascenso la Real Jaén la temporada del Antequerano (83-84). Entrenó  también al Valdepeñas, Ejido e Iliturgi, pero su gran etapa la tuvo en el Real Jaén. Como entrenador llegó a disputar 8 liguillas con 4 ascensos en su curriculum (dos a 2ªB y dos a 2ªA).

Llegó al Real Jaén en Noviembre de 1986, para sustituir a Juan Lucena en el cargo, en lo que sería su primera etapa al frente del Club blanco. Dicha temporada el equipo acabó en 5ª posición en la tabla. Pero la siguiente temporada (87-88) iba a ser sin duda su mejor temporada tras conseguir el ascenso a 2B con el club jiennense que presidía Joaquín Cortizo.

Consiguió unos números fantásticos en dicha campaña. El equipo quedó campeón de grupo consiguiendo 61 puntos en las 42 jornadas, ganando 29 encuentros, empatando 3 y perdiendo 10 partidos, con 91 goles a favor y solo 27 en contra. Aquella campaña contaba Tartilán con un gran grupo humano en la plantilla, Ramón, Feu, Pedro López, Higinio, Rafa, Esteban, Chumilla, Escribano, Fernando, David Ordoñez, Roberto Valverde, Ángel, Pascual, Figueroa, etc……..era otro fútbol , diferente al de ahora por muchas cosas.

Luego en su segunda etapa en el Real Jaén ya no fue lo mismo. Llegó para sustituir a Tolo Plaza, pero ya no tuvo tanta suerte y fue reemplazado por Gregorio Manzano.

Su último ciclo como entrenador del Real Jaén fue en la temporada 99-00 cuando formó tándem con Anquela tras la destitución de Teixidó por parte de la directiva que presidia Juan Carlos Hidalgo.

No pudo ser mejor el relevo ya que el equipo pese a no tenerlo fácil, ascendía en Ourense tras ese inolvidable gol de Jesús Sierra aquel caluroso día 25 de Junio del 2000. Nuevo logro para él Real Jaén con Tartilán en el banquillo.

Este gallego se ganó el cariño de la afición de Jaén y siempre le estará muy agradecido por el trato y la oportunidad de haber podido entrenar a este gran club. Es un seguidor fiel del conjunto blanco y siempre  desea lo mejor a este club que tanto ha supuesto para él. Un hombre sabio y curtido en mil batallas. Un entrenador honesto, honrado y muy trabajador. Sin duda,  Jaén siempre será un recuerdo inolvidable para Tartilán.