Inicio Portada De la Roda a Albacete

De la Roda a Albacete

104
0
Compartir

Miguel López.- Apenas 41 kilómetros en línea recta separan La Roda de Albacete. Un paseo para cualquier dominguero y todo un mundo para el Granada CF, el club en el que la única unidad de medida válida es el sufrimiento expresado en minutos, y los minutos transformados en años. Hace concretamente 15, la entidad rojiblanca vivía una situación muy diferente a la actual. Acuciado por las deudas, el equipo entonces entrenado por Chema Rodríguez encaraba su segundo año en el Grupo IX de Tercera División, donde consiguió acabar campeón. En la primera eliminatoria, el modesto La Roda acabaría reventando las ilusiones granadinistas con un golpe letal en el propio estadio de Los Cármenes. La temporada había transcurrido entre peticiones de dimisión del presidente, Pedro Ruiz, y encierros de los futbolistas por las nóminas atrasadas. Otro capítulo más para sumar a una larga lista de fracasos que comenzaba a eternizarse. Los de Real Murcia y CD Quintanar todavía estaban frescos. Y aún quedaban por llegar más. Como las victorias estériles cosechadas en Baza o Linares, visitas que a las faldas de la Alhambra ya se consideraban poco más o menos que una bendición después de haber perecido, por ejemplo, en el albero del antiguo Municipal de Santa Fe.

El domingo pasado, Adrián Ramos finalizaba a la perfección una buena jugada de Antonio Puertas en el Carlos Belmonte de Albacete. Resulta curioso comprobar de qué manera el contexto puede acabar influyendo en la percepción. Hace tres lustros, para el Granada era casi un sueño jugar en Segunda. Tras seis temporadas en Primera, el descenso constituía poco menos que un castigo. El tanto del colombiano deja al club rojiblanco a las puertas del cielo. Sólo tendrá que sumar tres puntos de nueve posibles para tocarlo, y muchos ya fantasean con un ascenso este domingo en Los Cármenes ante el Cádiz. El optimismo se ha disparado hasta tal punto que el club incluso ha hecho un llamamiento a la afición para que no invada el campo en caso de triunfo. Después tocará visitar Son Moix y el campeonato se cerrará en casa ante el Alcorcón. Otros dos match ball por si el salto no se produce esta misma jornada.

La fiabilidad y la entrega segundo a segundo han sido las claves de este Granada. Un grupo sostenido sobre la base del que la pasada campaña fue incapaz de llegar a la meta del ascenso. Del curso anterior ‘sobreviven’ futbolistas como Rui Silva, Germán, Víctor Díaz, Montoro, Antonio Puertas o el propio Adrián Ramos. A ellos se han sumado ‘segundas oportunidades’ como las de Vadillo o Fede Vico. Y todos bajo la batuta de un técnico que en la ciudad nadie duda en calificar como el gran artífice de haber convertido un buen equipo en ganador. Para que luego digan que los entrenadores no sirven para nada. Por eso el Granada es el conjunto de Segunda con mejor coeficiente general, el menos goleado y el que más puntúa a domicilio.

El éxito se construye sobre los cimientos del criterio deportivo, no sobre los de la especulación y el mercantilismo. Se habla últimamente de Eibar o Leganés, pero muy poco del Numancia, que milita en el fútbol profesional de manera ininterrumpida desde la Temporada 97/98 a pesar de estar radicado en la segunda capital de provincia menos poblada de España. Cada curso, los rojillos renuevan expectativas. El pasado se quedaron a un paso de Primera, categoría a la que ya han ascendido en cuatro ocasiones. Y con ciudad deportiva. Y saneados. ¿Les suena? Ese mismo camino comenzó a andarlo hace poco el Granada, que con su ascensión a la cima apenas dos años después de tropezar parece ir consolidándose en el fútbol profesional. Pero conviene no relajarse ni perder el norte porque La Roda sigue estando a sólo 41 kilómetros de Albacete. Feliz viaje de vuelta.